Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

La toxicidad del arsénico
Evaluación clínica

Curso: WB1576
Fecha original: 1 de octubre de 2009
Fecha de expiración: 1 de octubre de 2011
versión en PDF

Objetivos de aprendizaje

Al término de esta sección, usted será capaz de

  • Identificar los focos primarios de la historia del paciente (incluyendo la historia de exposición),
  • Describir cuáles son los hallazgos físicos más típicos en un examen médico, y
  • Describir qué tipo de pruebas habría que pedir para un paciente expuesto al arsénico.

Introducción

Los pacientes que hayan estado expuestos al arsénico y en los que se sospeche intoxicación por este metaloide deben someterse a una evaluación médica minuciosa. Un diagnóstico temprano y certero es importante para poder decidir cuáles serán las estrategias de cuidado apropiadas, aún si el paciente no muestra síntomas de intoxicación. En aquellos casos de una exposición significativa al arsénico, la evaluación médica debe incluir

  • historia de exposición,
  • historia clínica,
  • pruebas de laboratorio, según se requieran, y
  • examen físico.

En esta sección se resaltan las acciones que se realizan típicamente cuando el paciente acude al consultorio. Las pruebas recomendados se abordan en el próximo apartado.

Presentación clínica

Las enfermedades asociadas al arsénico generalmente tienen un período de latencia prolongado, por lo que muchos pacientes expuestos al arsénico permanecen asintomáticos por años. Las manifestaciones clínicas de toxicidad en órganos blanco se basan en

  • dosis,
  • forma química,
  • frecuencia, duración e intensidad de la exposición,
  • ruta de exposición, y
  • tiempo transcurrido desde la exposición.

Un mismo paciente puede desarrollar cualquier combinación de enfermedades asociadas al arsénico.

Evaluación clínica

En muchos casos no se puede identificar la fuente de exposición al arsénico. Por esta razón, con el fin de identificar dicha fuente, es necesario realizar una cuidadosa historia de exposición, una revisión física, trabajo de laboratorio, y pruebas ambientales.

Historia de exposición y exploración física

Los resultados de exámenes neurológicos y dermatológicos pueden ofrecer pistas sobre una intoxicación con arsénico. La historia de exposición debe incluir

  • dieta (enfatizando la frecuencia, cantidad y tipo de ingesta de mariscos),
  • condición de las mascotas domésticas,
  • historia laboral,
  • historia residencial (si el paciente vive o vivió cerca de refinerías, otras industrias, huertas o granjas, y vertederos de sustancias peligrosas),
  • medicamentos (incluyendo remedios tradicionales, importados, homeopáticos o naturopáticos),
  • métodos de calentamiento del hogar (estufas de madera, chimeneas y fuentes de combustible),
  • origen del agua de bebida, y
  • pasatiempos (incluyendo el uso de suministros de pesticidas o herbicidas en trabajos de granja o de jardinería).

Una muestra de una historia de exposición puede obtenerse del documento «Cómo realizar una historia de exposición», de la serie de Estudios de Caso en Medicina Ambiental del ATSDR.

Signos y síntomas de exposición aguda

En la intoxicación aguda por arsénico, la muerte sobreviene debido a un colapso cardiovascular y a un shock hipovolémico. La dosis letal en humanos para el trióxido de arsénico ingerido es de 70 a 180 mg, o aproximadamente 600 microgramos por kg/día (ATSDR 2007.

  • El inicio de una neuropatía periférica puede presentarse varias semanas después de la exposición inicial al arsénico.
  • Las líneas de Mee pueden hacerse visibles en las uñas varias semanas o meses después de una intoxicación aguda por arsénico. Las líneas de Mee son líneas blancas y transversales que aparecen en las uñas (Rossman 2007).

En la actualidad, casi no se presentan casos de intoxicación aguda por arsénico en los centros de trabajo. Son más comunes los casos de intoxicación aguda por ingesta no intencional, suicidio u homicidio.

La dosis letal de arsénico ingerido en humanos es difícil de determinar a partir de reportes de casos y depende de muchos factores (p. ej. solubilidad, valencia, etc.).

La dosis letal mínima se sitúa en el rango de 1 a 3 mg/kg. (ATSDR 2007).

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (2003-2004) midió los niveles de arsénico total y de arsénico especiado en orina en una muestra representativa de la población de Estados Unidos. Los resultados revelan contribuciones relativas de exposiciones de fondo al arsénico inorgánico y al arsénico relacionado con mariscos entre la población estadounidense (Caldwell KL et al. 2008). Véase el apartado "Pruebas de laboratorio" para más detalles.

La toxicidad directa del arsénico inorgánico en las células epiteliales del tracto digestivo, unida a la inhibición enzimática sistémica, puede provocar una gastroenteritis profunda, a veces con hemorragia, minutos u horas después de la ingesta de arsénico.

Los signos y síntomas de la intoxicación aguda y sub-aguda por arsénico incluyen:

  • Gastrointestinal
    • agruras,
    • aliento con olor a ajo,
    • anorexia,
    • deshidratación,
    • diarrea como agua de arroz o con sangre,
    • disfagia,
    • dolor abdominal severo,
    • náusea y vómitos, y
    • sed.
  • Dérmico
    • aparición tardía de líneas de Mee en la zona blanca de las uñas,
    • dermatitis,
    • melanosis, y
    • vesiculaciones
  • Cardiovascular
    • arritmia ventricular,
    • hipotensión,
    • insuficiencia cardiaca congestiva,
    • inversión de la onda T y prolongación persistente del intervalo QT,
    • pulso irregular, y
    • shock.
  • Respiratorio
    • edema pulmonar,
    • irritación de la mucosa nasal, faringe, laringe y bronquios,
    • neumonía bronquial, y
    • perforación del tabique (septo) nasal, y
    • traqueobronquitis.
  • Neurológico
    • ataques cerebrales,
    • calambres en piernas,
    • coma,
    • debilidad,
    • delirio,
    • desorientación,
    • dolor de cabeza,
    • encefalopatía,
    • estupor,
    • hiperpirexia,
    • letargia,
    • neuritis,
    • neuropatía autonómica con presión arterial inestable, anhidrosis, sudoración y enrojecimiento de cara y cuello,
    • neuropatía axonal periférica sensomotora (parestesia, hiperestesia, neuralgia),
    • parálisis, y
    • temblores.
  • Hepático
    • congestión,
    • colangitis,
    • colecistitis enzimas hepáticas elevadas,
    • infiltración grasa, y
    • necrosis central.
  • Renal
    • hematuria, oliguria, proteinuria, y
    • leucocituria, glucosuria, uremia, y
    • necrosis tubular aguda, necrosis cortical renal.
  • Hematológico
    • anemia,
    • coagulación intravascular diseminada,
    • leucopenia,
    • supresión de la médula ósea, y
    • trombocitopenia.
  • Otros
    • conjuntivitis y
    • rabdomiólisis.

Signos y síntomas horas o días después de una exposición aguda

A continuación se presenta un listado de signos y síntomas potenciales en una intoxicación por arsénico de tipo sub-aguda o retrasada, por tiempo transcurrido desde la exposición aguda:

  • Gastrointestinal
    • Los síntomas pueden durar varios días.
    • Puede haber dificultad para tragar, dolor abdominal, vómito, diarrea y deshidratación.
    • No obstante, en una intoxicación sub-aguda el inicio de síntomas gastrointestinales leves puede ser tan insidioso que se puede pasar por alto la intoxicación por arsénico.
  • Sistema cardiovascular
    • Como se ha mencionado antes, el arsénico tiene efectos muy negativos en el corazón y el sistema vascular periférico.
    • La dilatación de los capilares con fuga de fluido al tercer espacio puede ocasionar una hipovolemia severa e hipotensión.
    • Las manifestaciones cardiacas pueden incluir
      • cardiomiopatía,
      • disritmias ventriculares (taquicardia ventricular atípica y fibrilación ventricular), e
      • insuficiencia cardiaca congestiva.
  • Neurológico
    • Después de una intoxicación aguda por arsénico puede presentarse una neuropatía sensomotora periférica.
    • Los síntomas iniciales son sensitivos y pueden comenzar entre 2 y 4 semanas después de la resolución de los primeros signos de la intoxicación (shock o gastroenteritis).
    • Algunos síntomas comúnmente reportados incluyen adormecimiento, cosquilleo y sensaciones como de "agujas y alfileres" en las manos y pies, siguiendo una distribución simétrica "de guante y calcetín". También puede aparecer una sensación de sensibilidad en los músculos de las extremidades.
    • El compromiso clínico abarca el espectro desde parestesia leve con ambulación preservada hasta
      • debilidad distal,
      • tetraplejia y,
      • en raras ocasiones, insuficiencia de músculos respiratorios.
  • Otros signos y síntomas de la intoxicación sub-aguda por arsénico pueden incluir
    • edema facial y
    • fiebre.

Signos y síntomas varios meses después de la exposición aguda al arsénico

Los signos y síntomas que aparecen varios meses después de la exposición aguda al arsénico incluyen:

  • La aparición de estrías blancas (bandas pálidas) transversales en las uñas. Estas estrías se conocen como líneas de Mee (o líneas de Aldrich-Mee) y reflejan una disrupción transitoria del crecimiento de las places de las uñas durante la intoxicación aguda.
    • En algunos casos se puede evaluar cuánto tiempo atrás ocurrió el episodio de intoxicación simplemente midiendo la distancia de la línea con respecto a la base de la uña.
    • En episodios de varias exposiciones agudas, pueden aparecer varias líneas de Mee en una misma uña.
    • No obstante, las líneas de Mee no se aprecian comúnmente.
  • Irritación del tracto respiratorio
    • La exposición aguda (por vía aérea) a polvo que contenga arsénico puede ocasionar tos, laringitis, bronquitis leve y disnea.
    • También se ha reportado perforación del tabique (septo) nasal, conjuntivitis y dermatitis exfoliativa.
  • Otros
    • También puede desarrollarse anemia reversible y leucopenia (Rosenman 2007).

Signos y síntomas de la exposición crónica

  • Los efectos más sugerentes de la exposición crónica al arsénico (por inhalación o ingesta) son las lesiones en la piel y la neuropatía periférica, y su presencia debería provocar la búsqueda dirigida de esta etiología. Además, la neuropatía puede ocurrir insidiosamente en la toxicidad crónica sin que existan otros síntomas aparentes. Sin embargo, una evaluación cuidadosa generalmente revela la presencia de signos indicativos de problemas multiorgánicos o multisistémicos como
    • anemia,
    • leucopenia, y/o
    • pruebas de función hepática elevadas.

Dérmicos:

  • La hiperpigmentación es el punto final más sensible de la exposición del arsénico, aunque no se presenta en todos los individuos. Esto puede ser indicativo de una susceptibilidad genética (Yoshida et al. 2004; Guha 2003).
  • Los cambios en la pigmentación ocurren más frecuentemente en la cara, cuello y espalda (Yoshida et al. 2004; Guha 2003).
  • Las lesiones en la piel son los efectos no malignos que aparecen primero en una exposición crónica (Yoshida et al. 2004; Guha 2003).
  • La hiperpigmentación de la piel y la hiperqueratosis son marcas distintivas tardías de la exposición crónica al arsénico.
  • Los cambios en la piel incluyen áreas de hiperpigmentación dispersas entre áreas de hipopigmentación que le dan a la piel del tronco y del cuello una apariencia de "gotas de lluvia" (Tseng et al. 1968; Centeno et al. 2002).
  • La hiperqueratosis de las palmas de las manos y las plantas de los pies (hiperqueratosis palmoplantar) parece elevaciones parecidas a callos y como queratosis difusa (Tseng et al. 1968; Centeno et al. 2002).
  • También puede apreciarse una descamación en la piel.
  • Las lesiones en la piel pueden manifestarse después de mucho tiempo (entre 3 y 7 años para la aparición de cambios de pigmentación y hasta 40 años para la aparición del cáncer de piel) y pueden ocurrir a dosis menores que las responsables de neuropatías o anemias (ATSDR 2007).
  • No es común observar hiperqueratosis e hiperpigmentación en casos de exposición por inhalación de arsénico (Rossman 2007).

Neurológicos:

  • La neuropatía puede ser el primer signo de intoxicación crónica por arsénico.
  • Una polineuritis y una parálisis motora, específicamente en las partes distales de las extremidades, pueden ser los únicos síntomas presentes en una intoxicación crónica por arsénico (Guha 2003).
  • Pérdida del oído, retraso mental, encefalopatía, polineuropatía simétrica periférica (sensomotora, parecida al Síndrome de Landry-Guillain-Barre), y anormalidades electromiográficas.
  • Después de una inhalación crónica de arsénico (y más esporádicamente con una ingestión crónica de arsénico) puede presentarse una neuropatía periférica tanto en neuronas sensitivas como en neuronas motoras (Rossman 2007).

Gastrointestinales:

  • Los efectos del arsénico en el tracto digestivo son por lo general menos severos en la intoxicación crónica y pueden incluir
    • anorexia,
    • esofagitis,
    • colitis,
    • gastritis,
    • mala absorción,
    • malestar abdominal, y
    • pérdida de peso.

Hepáticos:

  • En varios estudios, individuos crónicamente expuestos presentaron hígados crecidos y con sensibilidad, junto con una elevación en las enzimas hepáticas (Guha 2003).
  • Cirrosis.
  • Degeneración grasa.
  • Hipertensión portal sin cirrosis.

Hematológicos:

  • Anemia.
  • Anemia aplástica.
  • Anemia se presenta frecuentemente con lesiones cutáneas en pacientes con intoxicación crónica.
  • Cariorrexis.
  • Hipoplasia de médula ósea.
  • Leucopenia.
  • Metabolismo alterado del folato.
  • Trombocitopenia.

Cardiovasculares:

  • Acrocianosis (intermitente).
  • Arritmias.
  • Anormalidades en la microcirculación.
  • Ateroesclerosis en las carótidas.
  • Cardiopatía isquémica.
  • Enfermedad de pié negro (gangrena con amputación espontánea).
  • Hipertensión.
  • Infarto cerebral.
  • Pericarditis.
  • Síndrome de Raynaud.

Respiratorios:

  • Enfermedades crónicas restrictivas/obstructivas.
  • Insuficiencia pulmonar (lesiones enfisematosas).
  • Rino-faringo-laringitis.
  • Traqueobronquitis.

Endócrinos:

  • Diabetes mellitus.

Otros:

  • Cáncer.
  • Opacidad del cristalino.

En los casos de exposición crónica al arsénico, el cáncer de pulmón y el cáncer de piel son dos preocupaciones serias a largo plazo.

Toxicidad del gas arsina

La toxicidad del gas arsina es muy diferente a la toxicidad de otros compuestos de arsénico, por lo que en ese caso es necesario hacer énfasis en

  • historia clínica del paciente,
  • exploración física, y
  • manejo del paciente.

Es importante darse cuenta que aunque el gas arsina es un derivado del arsénico, posee diferencias marcadas de otros compuestos del arsénico.

El gas arsina es un veneno hemolítico muy potente, tanto en las exposiciones agudas como en las crónicas. La hemólisis masiva con hematuria e ictericia puede persistir por varios días (Rossman 2007).

Los signos clínicos de la hemólisis pueden aparecer hasta 24 horas después de la exposición aguda, por lo que se puede enmascarar la relación entre exposición y efecto.

Los síntomas iniciales de la intoxicación con gas arsina incluyen

  • dolor de cabeza,
  • dolor abdominal,
  • hematuria, y
  • náusea.

Pueden ocurrir efectos negativos directos en el miocardio, los cuales pueden dar lugar a

  • asístole,
  • desórdenes en la conducción,
  • diversos grados de bloqueos cardiacos, y
  • ondas T con crestas altas (Rossman 2007).

La muerte sobreviene comúnmente como resultado de la insuficiencia renal causada por el daño ácido del arsénico, pero también puede ser resultado de una insuficiencia cardiaca (Rossman 2007).

Pruebas de laboratorio

Es difícil obtener un diagnóstico clínico temprano de la intoxicación por arsénico. Una prueba de laboratorio clave en los casos de las exposiciones recientes es la excreción urinaria de arsénico.

El diagnóstico clínico de la intoxicación por arsénico comúnmente es difícil porque tanto la intoxicación aguda como la crónica manifiestan un amplio espectro de signos y síntomas, los cuales dependen de:

  • dosis,
  • forma química del arsénico,
  • ruta de exposición, y
  • tiempo transcurrido desde la exposición.

En un buen número de casos, el paciente (o la persona que da información sobre el paciente) puede omitir información importante. Más aún, la fuente de exposición puede no ser del todo aparente. Para poder confirmar un diagnóstico, es necesario integrar los resultados de laboratorio con los hallazgos clínicos.

Después de estabilizar al paciente, el médico debe ordenar de inmediato pruebas de laboratorio que le permitan obtener valores de base. Después debe mantener un monitoreo periódico, siguiendo las indicaciones apropiadas.

Es necesario obtener una muestra de orina y realizar un análisis de arsénico puesto que los niveles de este metaloide en orina tienden a disminuir rápidamente durante las 24-48 horas siguientes a una exposición aguda.

Dependiendo del estado clínico del paciente, el médico puede ordenar pruebas generales para marcadores biológicos de exposición, y pruebas específicos para marcadores biológicos de efecto.

  • Pruebas generales para marcadores biológicos de efecto.
    • Biometría hemática con diferencial y frotis periférico.
    • Nitrógeno, urea y creatinina.
    • Enzimas hepáticas.
    • Estudios de conducción nerviosa (en caso de que haya síntomas neurológicos periféricos).
    • Electrocardiograma.
    • Placa abdominal de rayos X.
    • Placa de rayos X de tórax.
  • Pruebas específicas para marcadores biológicos de exposición.
    • La principal prueba diagnóstica de laboratorio para una exposición reciente de arsénico es la medición en orina.
    • La mejor muestra es aquella en la que se colecta la orina de 24 horas para determinar arsénico y creatinina. Esta muestra es la que mejor revela la cantidad de arsénico excretada. (No todos los laboratorios ajustan el valor de arsénico por gramo de creatinina, lo que explica la dilución y la concentración de la muestra).
    • Puede ser de ayuda en una emergencia tomar muestras de orina en el momento (para arsénico y creatinina). Es necesario dividir la concentración de arsénico por los gramos de creatinina para ajustar la concentración del arsénico.
    • Se considera anormal que los valores de arsénico total sobrepasen los 100 microgramos por litro (µg/L) (ATSDR 2007).
    • No obstante, el medir el arsénico total en orina humana sirve para evaluar la exposición conjunta de todas las rutas de exposición y de todas las clases de arsénico.
    • Por lo tanto, es importante que al medir el arsénico total en orina, el médico pregunte sobre el consumo reciente de mariscos (moluscos bivalvos, crustáceos) y de algas marinas en las últimas 48 horas. Estos alimentos pueden aumentar de manera significativa los niveles totales de arsénico en orina (en ocasiones hasta en varios miles de µg/L) (Kales et al, 2006).
    • Cuando el nivel total de arsénico en orina se encuentre alto y se tiene la sospecha de que los mariscos son uno de los agentes causales, se debe considerar la solicitud de una especiación de arsénico (p. ej. un análisis de compuestos orgánicos de arsénico o bien de las diferentes especies inorgánicas, no tanto los niveles totales).
    • No todos los laboratorios que realizan mediciones de niveles de arsénico pueden realizar análisis de especiación. En caso de que su laboratorio no realice este análisis, es recomendable que consulte a su Centro de Intoxicaciones para obtener información adecuada.
    • En el caso de que no se pueda hacer un análisis de especiación, se debe suspender la ingesta de mariscos y además ordenar una repetición del arsénico total en orina en los siguientes 2 o 3 días.
    • En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (2003-2004) se midieron los niveles de arsénico total en orina y los niveles de arsénico especiado en una muestra representativa de la población de Estados Unidos. Los resultados revelan la existencia de exposiciones de fondo en la población estadounidense con contribuciones de arsénico inorgánico y de arsénico relacionado con mariscos. En el Tercer Reporte Nacional Sobre Exposición a Químicos Ambientales se pueden consultar los resultados de biomonitoreo realizados desde el año 2005: http://www.cdc.gov/exposurereport/biomonitoring_results.html (CDC 2009, Caldwell KL et al. 2008).
    • Los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2003-2004 muestran que conforme se incrementan los niveles de arsénico total en orina de <20 a 20-50 microgramos por litro y a >50 µg/L, el porcentaje de arsénico total en orina se debe a la arsenobetaina (arsénico de los peces), con porcentajes de la media de 62.7% para niveles de arsénico total en orina >50 µg/L (CDC 2009).
    • Algunas investigaciones sugieren que algunos riesgos leves para la salud pueden estar asociados con niveles de arsénico total en orina >50 µg/L (ACGIH 2001; WHO 2001; Tseng et al. 2005, Valenzuela et al., 2005).
    • En las conclusiones de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2003-2004 (NHANES 2003-2004) se resalta que en una muestra de orina de <20 µg/L es poco el aporte de las especies de arsénico orgánico (CDC 2009).
    • Para los participantes en el estudio con edades de 6 años o más, el percentil 95 para arsénico total en orina fue de 65.4 µg/L. Para ellos mismos, la suma de las formas inorgánicas de arsénico fue de 18.9 µg/L (CDC 2009).
    • El percentil 95 de la sub-muestra NHANES 2003-2004 para la suma de las especies de arsénico inorgánico (18.9 µg/L) está por debajo del Índice de Exposición Biológica (BEI) ACGIH para trabajadores (35 µg/L) (metabolitos inorgánicos y metabolitos metilados en orina) medidos al final de una semana laboral. (Observe que el BEI no es un valor que indique el inicio de la intoxicación, sino un valor de rastreo basado en los efectos no cancerosos sobre la salud. Fue desarrollado para ser utilizado por expertos en higiene industrial.) (ACGIH 2005).
    • La suma de las especies inorgánicas es un punto de referencia superior importante para la población estadounidense, puesto que representa una dosis del arsénico inorgánico más tóxico, el cual muy posiblemente haya sido obtenido al beber agua (Caldwell et al. 2008).
    • Si se considera el valor de 18.9 microgramos como el valor aproximado de una exposición diaria (0.25 µg/L/día), entonces el 95% de la población adulta de los EUA se ubica por debajo de la dosis de referencia de la Agencia de Protección al Ambiente de los EUA (USEPA 2001), la cual establece una ingesta de arsénico inorgánico de 0.3 µg/L/día (Caldwell et al. 2008).
    • Mucho tiempo después de que los niveles de arsénico en orina hayan retornado a su estado basal, el contenido de arsénico en pelo y uñas puede ser la única evidencia de que el paciente estuvo expuesto a este metaloide.
    • No obstante, se debe ser cauteloso al diagnosticar una intoxicación con arsénico solo por haber encontrado arsénico en pelo y en uñas, puesto que el contenido de arsénico de estas estructuras puede verse incrementado por alguna contaminación externa.
    • Al seguir el curso clínico de un caso de intoxicación aguda, se recomienda estudiar el arsénico en orina más que el arsénico en sangre (cuyos niveles normales se sitúan por debajo de 1 µg por decilitro (µg/dL) en individuos no expuestos). Esto es debido a que el arsénico se elimina muy rápidamente de la sangre (ATSDR 2007).
  • Marcadores biológicos de efecto
    • Varias pruebas de laboratorio pueden solicitarse para evaluar el estado clínico de un paciente en quien se sospecha intoxicación por arsénico. Si los resultados son anormales, sirven para confirmar las sospechas clínicas.
    • Una biometría hemática con diferenciales puede dar pistas sobre
      • anemia inducida por arsénico,
      • eosinofilia,
      • leucopenia, o
      • trombocitopenia.

La figura de abajo muestra hallazgos de laboratorio en que la fórmula blanca con diferencial presenta pancitopenia y se puede observar punteado basófilo* en un frotis periférico. (En la transparencia de la izq. por intoxicación con arsénico se ve el punteado basófilo y en la derecha los glóbulos rojos normales).

*El punteado basófilo también se puede ver en el envenenamiento por plomo.

las conclusiones del laboratorio de envenenar de arsénico y glóbulos rojos normales

Aunque el punteado basófilo en un frotis periférico no es específico para indicar intoxicación con arsénico, es perfectamente consistente con este diagnóstico.

En casos de exposiciones agudas y crónicas al arsénico, las transaminasas hepáticas frecuentemente se encuentran elevadas, lo cual puede ayudar a confirmar la sospecha clínica de intoxicación.

Si se tiene la sospecha de una neuropatía por arsénico, deben realizarse exámenes de velocidad de conducción nerviosa. Estos exámenes pueden revelar un descenso inicial en la amplitud y una conducción más lenta.

Los pacientes expuestos de manera crónica al arsénico pueden requerir de biopsias de sus lesiones cutáneas para evaluar la posibilidad de un cáncer de piel.

Algunos compuestos de arsénico, en especial los de baja solubilidad, son radio-opacos, y si son ingeridos, pueden hacerse visibles en una radiografía abdominal.

Puntos clave

  • Una buena evaluación de intoxicación por arsénico debe incluir una historia clínica detallada, una historia de exposición laboral y ambiental, exploración física y pruebas de laboratorio.
  • La prueba de laboratorio más útil en los casos de exposición reciente y crónica, es la determinación de arsénico en orina colectada durante 24 horas.
  • La ingesta reciente (durante las últimas 48 horas) de mariscos que tienen arsénico orgánico puede dar positivo para l aprueba de arsénico total en orina.
  • Se puede solicitar una prueba de especiación de arsénico, pero es posible que sea difícil encontrar un laboratorio que la realice.
  • Se puede solicitar una repetición de la prueba de arsénico total (en orina de 24 horas) cuarenta y ocho horas después de haber suprimido el consumo de mariscos.

Verificación de progreso

14. ¿Cuál es la importancia de reportar los niveles de arsénico en orina como microgramos de arsénico por gramo de creatinina?

A. Para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos
B. Para ajustar los efectos adversos del arsénico sobre la función renal
C. Debido al efecto crónico que ejerce el arsénico en el músculo, provocando su atrofia
D. Para ajustar el contenido de creatinina presente en los mariscos

Answer:

15. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de las pruebas de laboratorio incluyen

A. Amilasa elevada
B. Niveles séricos de B12 reducidos
C. Enzimas hepáticas elevadas
D. Cilindros leucocitarios en el análisis de orina

Answer:

Respuestas

  1. La opción correcta es la A. Los niveles de arsénico en orina generalmente se reportan como microgramos de arsénico por gramo de creatinina para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos.

Comentarios para la A (solo web). Opción correcta. Los niveles de arsénico en orina generalmente se reportan como microgramos de arsénico por gramo de creatinina para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos.

Comentarios para la B (solo web). La mejor opción es la A. Los niveles de arsénico en orina generalmente se reportan como microgramos de arsénico por gramo de creatinina para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos.

Comentarios para la C (solo web). La mejor opción es la A. Los niveles de arsénico en orina generalmente se reportan como microgramos de arsénico por gramo de creatinina para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos.

Comentarios para la D (solo web). La mejor opción es la A. Los niveles de arsénico en orina generalmente se reportan como microgramos de arsénico por gramo de creatinina para ajustar la concentración o dilución de la orina debido a una variación en la ingesta de líquidos.

  • Para revisar contenidos relevantes, favor de consultar el apartado "Exámenes de laboratorio" en esta misma sección.
  1. 15. La respuesta correcta es la C. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de análisis de laboratorio incluyen enzimas hepáticas elevadas.

Comentarios para la A (solo web). La mejor opción es la C. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de análisis de laboratorio incluyen enzimas hepáticas elevadas.

Comentarios para la B (solo web). La mejor opción es la C. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de análisis de laboratorio incluyen enzimas hepáticas elevadas.

Comentarios para la C (solo web). Opción correcta. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de análisis de laboratorio incluyen enzimas hepáticas elevadas.

Comentarios para la D (solo web). La mejor opción es la C. En casos de intoxicación por arsénico, los resultados anormales de análisis de laboratorio incluyen enzimas hepáticas elevadas.

  • Para revisar contenidos relevantes, por favor consulte el apartado "Exámenes de laboratorio", en esta misma sección.

Sección anterior Sección siguiente

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Esta página en
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
    24 Horas/Todos los días
  • cdcinfo@cdc.gov
Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades , 4770 Buford Hwy NE, Atlanta, GA 30341
Contact CDC: 800-232-4636 / TTY: 888-232-6348
Nuevo horario: Lunes-viernes, 8 a.m.- 8 p.m. EST. No hay servicio los días festivos - Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en español Departamento de Salud y Servicios Humanos

Índice A-Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #