Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Resúmenes de Salud Pública - Tungsteno (Tungsten)

Tungsteno (Tungsten)

(Tungsten)

CAS#: 7440-33-7

Versión de PDF, 208 KB


Esta publicación es un resumen de la Reseña Toxicológica del tungsteno y forma parte de una serie de resúmenes de salud pública sobre sustancias peligrosas y sus efectos sobre la salud. También hay una versión más breve, ToxFAQs™, también está disponible. Esta información es importante para usted debido a que esta sustancia podría causar efectos nocivos a su salud. Los efectos a la salud de la exposición a cualquier sustancia peligrosa van a depender de la dosis, la duración, la manera de exposición, las características y los hábitos personales, y si están presentes otras sustancias químicas. Si desea información adicional, puede comunicarse con el Centro de Información de la ATSDR al 1-800-232-4636.

Trasfondo

Este resumen de salud pública le informa acerca del tungsteno y de los efectos de la exposición a esta sustancia.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés) identifica los sitios de desechos peligrosos más serios en la nación. La EPA luego coloca estos sitios en la Lista de Prioridades Nacionales (NPL, por sus siglas en inglés) y los designa para limpieza a largo plazo por parte del gobierno federal. El tungsteno se ha encontrado en por lo menos 6 de los 1,662 sitios actualmente en la NPL o que formaron parte de la NPL en el pasado. Aunque el número total de sitios de la NPL en los que se ha buscado el tungsteno no se conoce, el número de sitios en que se encuentre tungsteno puede aumentar a medida que se evalúan más sitios. Esta información es importante porque estos sitios pueden constituir fuentes de exposición, y la exposición a esta sustancia puede perjudicarlo.

Cuando una sustancia se libera desde una área extensa, por ejemplo desde una planta industrial, o desde un recipiente como un barril o una botella, la sustancia entra al ambiente. Esta liberación no siempre conduce a exposición. Usted puede exponerse a una sustancia solamente cuando entra en contacto con ésta al inhalar, comer o beber la sustancia, o por contacto con la piel.

Hay muchos factores que determinan si la exposición al tungsteno lo perjudicará. Estos factores incluyen la dosis (la cantidad), la duración (por cuánto tiempo) y la manera como entró en contacto con esta sustancia. También debe considerar las otras sustancias químicas a las que usted está expuesto, su edad, sexo, dieta, características personales, estilo de vida y condición de salud.


1.1 ¿Qué es el tungsteno?

El tungsteno es un elemento natural que se encuentra normalmente en el ambiente en forma sólida. En la naturaleza, se encuentra en rocas y en el suelo en forma de minerales, pero nunca se encuentra en forma de metal puro. Hay dos tipos de minerales de tungsteno, llamados wolframita y scheelita, que se minan comercialmente. El mineral es procesado para recuperar el tungsteno y convertirlo en compuestos químicos o en metal. El tungsteno elemental, al igual que el cobre o el oro elemental, es un metal. Su color varía entre blanco como el estaño (para el metal puro) y gris acero (para el metal que contiene impurezas). El tungsteno puede usarse como metal puro o mezclado con otros metales para formar aleaciones. Las aleaciones de tungsteno tienden a ser duras y flexibles, resisten el desgaste y conducen bien la electricidad. El tungsteno y sus aleaciones se usan como filamentos de bombillas, en la parte de los tubos de rayos X donde se generan los rayos X, como catalizadores para acelerar la velocidad de reacciones químicas, como componentes del acero en herramientas de alta velocidad, en agujas fonográficas, como electrodos para soldar y como discos de giroscopios. También pueden ser usados en balas (en lugar de plomo) y en municiones para penetrar blindaje (en lugar de uranio empobrecido). Los compuestos de tungsteno tienen muchos usos. El compuesto de tungsteno más común es el carburo de tungsteno, una sustancia dura usada para fabricar discos para pulir y herramientas para cortar o dar forma a metales. Otros compuestos de tungsteno se usan en pigmentos para cerámicas, como revestimiento resistente al fuego en telas, y como tinturas que no se destiñen en telas.


Regrese al comienzo de la página


1.2 ¿Qué le sucede al tungsteno cuando entra al medio ambiente?

El tungsteno ocurre naturalmente en el ambiente en forma de minerales, pero no en forma de metal puro. El tungsteno elemental no puede ser ni manufacturado ni destruido químicamente, pero sí puede cambiar de forma en el ambiente.

El tungsteno es liberado al aire en forma de polvo fino por la erosión natural. Las emisiones desde fábricas de metales duros también aumentan los niveles de tungsteno en el aire. La cantidad de tungsteno que se ha medido en el aire es, en general, menos de 10 billonésimas de gramo por metro cúbico de aire (o partes por billón [ppb]). Partículas muy pequeñas de polvo de tungsteno en el aire se depositan en el agua superficial, la superficie de plantas y el suelo por la gravedad o al ser arrastradas por la lluvia o la nieve. Estas partículas de tungsteno pueden volver a pasar al aire o pueden pasar al fondo de lagos, ríos y estanques en donde se mezclan con el tungsteno que se encuentra ahí.

El tungsteno en el agua se origina principalmente de la disolución del tungsteno de las rocas y el suelo en agua que corre sobre o a través de éstos. El tungsteno no se ha detectado en la gran mayoría de las aguas superficiales y subterráneas en Estados Unidos . Ciertas excepciones incluyen áreas cerca de minas y depósitos naturales, como también en la ciudad de Fallon en Nevada, en donde el tungsteno se ha detectado en el agua municipal y el agua subterránea. Solamente una fracción muy pequeña del tungsteno en el agua se origina del polvo que se deposita del aire. La mayoría de los productos de tungsteno manufacturados que entran a corrientes de agua se originan de descargas industriales de aguas residuales. El tungsteno en el agua puede estar en forma soluble o insoluble. El tungsteno insoluble puede depositarse en el fondo en donde pasa a formar parte del sedimento. Sin embargo, algunos compuestos insolubles de tungsteno pueden permanecer suspendidos en el agua del océano durante muchos años, tardando tanto como 1,000 años para depositarse en el fondo.

El tungsteno ocurre naturalmente en el suelo en forma de mineral o como constituyente del suelo. Se encuentra en cantidades que varían extensamente entre menos de 1 hasta 83 milésimas de gramo por kilogramo de suelo. Otra manera de expresar esto es que la concentración de tungsteno en el suelo varía entre 1 y 83 partes por millón (ppm). La disposición de cenizas de carbón, cenizas de incinerador y desperdicios industriales puede aumentar la cantidad de tungsteno en el suelo. Una porción del tungsteno en el suelo no se disuelve en agua, sino que permanece adherida a partículas y es improbable que se mueva a mayor profundidad y entre al agua subterránea. Si el pH es mayor que 7, la porción soluble puede penetrar el suelo y entrar al agua subterránea. En el ambiente, las reacciones químicas pueden transformar a los compuestos solubles de tungsteno a formas insolubles. En algunos casos, los compuestos insolubles de tungsteno pueden transformarse a formas solubles. En general, la exposición a compuestos solubles de tungsteno en el ambiente presenta un riesgo más alto para la salud que la exposición a formas insolubles.


Regrese al comienzo de la página


1.3 ¿Cómo podría yo estar expuesto al tungsteno?

Usted puede estar expuesto a bajos niveles de tungsteno al respirar aire o consumir alimentos que contienen tungsteno. La concentración ambiental promedio de tungsteno en el aire es menor de 10 nanogramos por metro cúbico de aire (1 nanogramo es la billonésima parte de un gramo). Las ciudades tienen niveles de tungsteno más altos debido a la liberación de tungsteno desde industrias. El tungsteno se ha detectado en el agua municipal de la ciudad de Fallon en Nevada. Sin embargo, las cantidades de tungsteno en el agua potable generalmente no se conocen. Esto se debe probablemente a que los niveles de tungsteno están por debajo del nivel detectable, o a que el laboratorio no mide tungsteno. Generalmente tampoco se conocen las cantidades de tungsteno en los alimentos, probablemente por las mismas razones. El tungsteno en plantas proviene de la incorporación por parte de la planta o debido a que se encontraba adherido a la planta. La concentración de tungsteno en cebollas cultivadas en Dinamarca es de17 microgramos por kilogramo de hortalizas frescas. Aunque hay muy pocos datos, la exposición al tungsteno a través del aire, el agua potable y los alimentos es muy baja.

En ciertos lugares de trabajo, usted puede estar expuesto a niveles de tungsteno en el aire más altos que los niveles normales, los que son o muy bajos o inexistentes. Las exposiciones más comunes son al tungsteno metálico o al carburo de tungsteno. La exposición ocupacional al tungsteno ocurre principalmente en lugares en donde los trabajadores usan metales duros que contienen tungsteno, por ejemplo puliendo electrodos para soldar de tungsteno metálico antes de usarlos. La exposición ocupacional al carburo de tungsteno ocurre durante la fabricación de herramientas de carburo de tungsteno. El número total de personas expuestas al tungsteno o a sus compuestos en el trabajo se ha estimado en cerca de 47,000 personas.

El tungsteno metálico y sus aleaciones se encuentran en productos de consumo como por ejemplo filamentos de bombillas, discos para pulir de carburo de tungsteno, herramientas con la punta de carburo y balas revestidas con tungsteno. No se ha identificado ningún otro producto de consumo o producto que se use en artesanía, aficiones o en la industria casera que contenga cantidades importantes de tungsteno. Es improbable que el tungsteno presente en productos de consumo represente riesgo. Sin embargo, se recomienda el uso de máscaras para personas que participan en actividades que potencialmente pueden producir polvo de carburo de tungsteno (por ejemplo, pulir metales).


Regrese al comienzo de la página


1.4 ¿Cómo puede el tungsteno entrar y abandonar mi cuerpo?

El tungsteno puede entrar a su cuerpo a través de los alimentos que consume o el agua que toma, del aire que respira o del contacto con la piel. Cuando usted come, bebe, inhala o toca cosas que contienen compuestos de tungsteno que pueden disolverse fácilmente en agua, cierta cantidad de tungsteno pasa a la sangre y es transportada a través de todo el cuerpo. La mayor parte del tungsteno que pasa a la sangre es eliminado rápidamente del cuerpo en la orina. Cuando usted come o bebe cosas que contienen tungsteno, la mayor parte del tungsteno pasa a lo largo del tubo digestivo y es eliminado del cuerpo en las heces. Cuando usted respira aire que contiene tungsteno, cierta cantidad de tungsteno pasa rápidamente de los pulmones a la sangre, mientras que otra cantidad es removida de los pulmones en mucosidad que se traga o finalmente se escupe. Cuando usted traga tungsteno que estaba en sus pulmones, éste pasa a lo largo del tubo digestivo tal como si lo hubiera comido. Cierta cantidad pasa del tubo digestivo a la sangre y otra cantidad se elimina en las heces. Una pequeña porción del tungsteno que pasa a la sangre puede permanecer cierto tiempo en los huesos, las uñas o el cabello. Cierta cantidad de este tungsteno es eliminada lentamente del cuerpo en la orina y las heces.


Regrese al comienzo de la página


1.5 ¿Cómo puede afectar mi salud el tungsteno?

Para proteger al público de los efectos perjudiciales de sustancias químicas tóxicas, y para encontrar maneras para tratar a personas que han sido afectadas, los científicos usan una variedad de pruebas.

Una manera para determinar si una sustancia química perjudicará a una persona es averiguar si la sustancia es absorbida, usada y liberada por el cuerpo. En el caso de ciertas sustancias químicas puede ser necesario experimentar en animales. La experimentación en animales también puede usarse para identificar efectos sobre la salud como cáncer o defectos de nacimiento. Sin el uso de animales de laboratorio, los científicos perderían un método importante para obtener información necesaria para tomar decisiones apropiadas con el fin de proteger la salud pública. Los científicos tienen la responsabilidad de tratar a los animales de investigación con cuidado y compasión. Actualmente hay leyes que protegen el bienestar de los animales de investigación, y los científicos deben adherirse a estrictos reglamentos para el cuidado de los animales.

Es improbable que usted sufra efectos a la salud relacionados con exposición al tungsteno o a compuestos de tungsteno. Los compuestos de tungsteno han producido problemas respiratorios y alteraciones del comportamiento en animales a los que se administró grandes cantidades de compuestos de tungsteno; sin embargo, es improbable que usted se exponga a cantidades de tungsteno en el aire que respira o en los alimentos o el agua que consume tan altas como para producir efectos similares.


Regrese al comienzo de la página


1.6 ¿Cómo puede el tungsteno afectar a los niños?

Esta sección discute los posibles efectos sobre la salud en seres humanos expuestos durante el período desde la concepción a la madurez a los 18 años de edad.

Los niños pueden ser afectados de la misma manera que los adultos. En animales adultos, cantidades muy altas de compuestos de tungsteno han producido problemas respiratorios y del comportamiento. Sin embargo, es improbable que los niños se expongan a cantidades suficientemente altas de tungsteno en el aire que respiran o en los alimentos o el agua que consumen para producir efectos similares a los observados en animales. Los estudios en animales han demostrado que el tungsteno puede pasar de la sangre de una hembra preñada al feto. Los estudios en vacas lecheras han demostrado que el tungsteno también puede pasar a la leche. No hay ninguna información que sugiere que los efectos que se observan en animales no podrían ocurrir en seres humanos. No sabemos si el feto, los bebés y los niños tienen diferente susceptibilidad al tungsteno o a los compuestos de tungsteno que los adultos.


Regrese al comienzo de la página


1.7 ¿Cómo pueden las familias reducir el riesgo de exposición al tungsteno?

Si su doctor encuentra que usted ha estado expuesto a cantidades significativas de tungsteno, pregunte si sus niños también podrían haber estado expuestos. Puede que su doctor necesite pedir que su departamento estatal de salud investigue.

Es posible que los niños que viven cerca de sitios de desechos que contienen tungsteno estén expuestos a niveles ambientales de tungsteno más altos al respirar aire contaminado, beber agua contaminada, o tocar y comer tierra contaminada. A veces los niños comen tierra, lo que se debe evitar. Los padres deben enseñarles a los niños a lavarse las manos con frecuencia y especialmente antes de comer. Los padres deben consultar al doctor de la familia acerca de como corregir el mal hábito de llevarse las manos a la boca. Si el agua potable de su comunidad contiene niveles altos de tungsteno, usted debería usar una fuente de agua diferente, como por ejemplo agua embotellada. Algunos niños pueden estar expuestos al tungsteno a través de contacto con un miembro de la familia que trabaja en una fábrica donde se usa tungsteno. Si usted trabaja en una fábrica que usa tungsteno o si tiene tungsteno en polvo en su ropa, cámbiese de ropa y límpiese el cabello y la piel antes de abandonar su trabajo y retornar a su hogar. No lleve a su hogar objetos como por ejemplo herramientas que pueden estar contaminadas con tungsteno.


Regrese al comienzo de la página


1.8 ¿Hay algún examen médico que demuestre que he estado expuesto al tungsteno?

Hay exámenes clínicos que pueden determinar si su cuerpo tiene altos niveles de tungsteno. Muestras de sangre o de las heces pueden tomarse en el consultorio de un doctor y mandarse a un laboratorio que puede medir los niveles de tungsteno. Para la mayoría de los laboratorios es más fácil medir el tungsteno en la sangre que en las heces. La presencia de altos niveles de tungsteno en las heces puede significar exposición reciente a niveles elevados de tungsteno. Los niveles altos de tungsteno en la sangre pueden significar un alto consumo de tungsteno o exposición a altos niveles. La medición de los niveles de tungsteno en la orina y la saliva también pueden proveer información acerca de la exposición al tungsteno. Los exámenes para medir tungsteno en el cabello pueden suministrar información acerca de exposición prolongada al tungsteno.


Regrese al comienzo de la página


1.9 ¿Qué recomendaciones ha hecho el gobierno federal para proteger la salud pública?

El gobierno federal desarrolla reglamentos y recomendaciones para proteger la salud pública. Los reglamentos pueden ser impuestos por ley. Las agencias federales que desarrollan reglamentos para sustancias tóxicas incluyen a la EPA, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), por sus siglas en inglés) y la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Las recomendaciones proveen instrucciones valiosas para proteger la salud pública, pero no pueden imponerse por ley. Las organizaciones federales que desarrollan recomendaciones para sustancias tóxicas incluyen a la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) y el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés).

Los reglamentos y recomendaciones pueden ser expresados como 'niveles que no deben excederse' en el aire, agua, suelo o alimentos y se basan generalmente en niveles que afectan a los animales. Estos niveles luego se ajustan para la protección de seres humanos. En ciertas ocasiones estos 'niveles que no deben excederse' difieren entre organizaciones federales debido a las diferentes duraciones de exposición (una jornada de 8 horas al día o de 24 horas al día), el uso de diferentes estudios en animales u otros factores.

Las recomendaciones y los reglamentos son actualizados periódicamente a medida que se dispone de información adicional. Para obtener la información más reciente, consulte a la organización o agencia federal que la otorga. Los siguientes son algunos reglamentos y recomendaciones para el tungsteno:

LHay muy pocas normas aplicables al tungsteno y a los compuestos de tungsteno. Para el tungsteno y los compuestos insolubles de tungsteno el NIOSH recomienda un límite de exposición (REL; promedio de 10 horas de exposición) de 5 mg/m³ y un límite de exposición breve (STEL; promedio de 15 minutos de exposición) de 10 mg/m³. La OSHA ha establecido un límite permisible (PEL; promedio de 8 horas de exposición) para tungsteno de 5 mg/m³ (para compuestos insolubles) y 1 mg/m³ (para compuestos solubles) en industrias de la construcción y astilleros.


Regrese al comienzo de la página


1.10 ¿Dónde puedo obtener más información?

Si usted tiene preguntas o preocupaciones, por favor comuníquese con el departamento de salud y calidad ambiental de su comunidad o estado o con la ATSDR a la dirección y número de teléfono que aparecen más abajo.

La ATSDR también puede indicarle la ubicación de clínicas de salud ocupacional y ambiental. Estas clínicas se especializan en la identificación, evaluación y el tratamiento de enfermedades causadas por la exposición a sustancias peligrosas.

Las Reseñas Toxicológicas también están disponibles (en inglés) en Internet en www.atsdr.cdc.gov y en CD-ROM. Usted puede solicitar una copia del CD-ROM que contiene las Reseñas Toxicológicas de la ATSDR llamando libre de cargos al número de información y asistencia técnica al 1-800-CDCINFO (1-800-232-4636), a través de correo electrónico al cdcinfo@cdc.gov o escribiendo a:

Agency for Toxic Substances and Disease Registry
Division of Toxicology and Environmental Medicine
1600 Clifton Road NE
Mail Stop F-62
Atlanta, GA 30333
Fax: 1-770-488-4178

Las organizaciones con fines de lucro pueden solicitar copias de las Reseñas Toxicológicas finalizadas a:

National Technical Information Service (NTIS)
5285 Port Royal Road
Springfield, VA 22161
Phone: 1-800-553-6847 or 1-703-605-6000
Website: http://www.ntis.gov/

Regrese al comienzo de la página


Referencias

Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR). 2005. Reseña Toxicológica del Tungsteno (versión para comentario público) (en inglés). Atlanta, GA: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Servicio de Salud Pública.



Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Descargue esta página:
Esta página en
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Nuevo horario de operación:
    Lunes a viernes, de 8 a.m.- 8 p.m. hora del Este
    No hay servicio los días festivos
  • Comuníquese con CDC-INFO
Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades , 4770 Buford Hwy NE, Atlanta, GA 30341
Contact CDC: 800-232-4636 / TTY: 888-232-6348
Nuevo horario: Lunes-viernes, 8 a.m.- 8 p.m. EST. No hay servicio los días festivos - Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en español Departamento de Salud y Servicios Humanos

Índice A-Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #