Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Resúmenes de Salud Pública - Hexaclorobenceno (Hexachlorobenzene)

Hexaclorobenceno (Hexachlorobenzene)

(Hexachlorobenzene)

CAS#: 118-74-1

Versión de PDF, 383 KB


Esta publicación es un resumen de la Reseña Toxicológica del Hexaclorobenceno y forma parte de una serie de resúmenes de salud pública sobre sustancias peligrosas y sus efectos sobre la salud. También hay una versión abreviada, ToxFAQs™, ToxFAQs™, Esta información es importante porque se trata de una sustancia que podría ser nociva para la salud. Los efectos sobre la salud de la exposición a cualquier sustancia peligrosa van a depender de la dosis, la duración y el tipo de exposición, la presencia de otras sustancias químicas, así como de las características y los hábitos de la persona. Si desea información adicional, comuníquese con el Centro de Información de la ATSDR al 1-800-232-4636.

Objetivo

Definir que es un resumen de salud pública y explicar como éste puede enseñarle acerca del hexaclorobenceno.

Introducción

Un resumen de salud pública provee información sucinta acerca de una sustancia peligrosa. La información es extraída de una reseña toxicológica producida por la División de Toxicología y Ciencias de la Salud de la ATSDR. Una reseña toxicológica es una extensa revisión de una sustancia peligrosa.

Este resumen de salud pública resume los hallazgos de la División de Toxicología y Ciencias de la Salud acerca del hexaclorobenceno, describe los efectos de la exposición al hexaclorobenceno y lo que usted debe hacer para limitar esa exposición.

El hexaclorobenceno en sitios de desechos peligrosos

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE.UU. identifica los sitios de desechos peligrosos más serios en la nación. La EPA luego coloca estos sitios en la Lista de Prioridades Nacionales (NPL) y los designa para limpieza por parte del gobierno federal. La EPA ha encontrado hexaclorobenceno en por lo menos 113 de los 1,699 sitios actualmente en la NPL o que formaron parte de la NPL en el pasado.

El número total de sitios de la NPL en los que se ha buscado esta sustancia no se conoce. Sin embargo, existe la posibilidad de que a medida que se evalúen más sitios, el número de sitios en los que se encuentre hexaclorobenceno puede aumentar. Esta información es importante; estos sitios pueden constituir fuentes de exposición, y la exposición al hexaclorobenceno puede perjudicarlo.

Por que la liberación de hexaclorobenceno puede ser peligrosa

Cuando una sustancia contaminante se libera desde un área extensa, por ejemplo desde una planta industrial o desde un recipiente como un barril o una botella, la sustancia entra al ambiente. Sin embargo, esta liberación no siempre conduce a exposición. Usted puede exponerse a una sustancia solamente cuando entra en contacto con ésta. Ese contacto—y por lo tanto esa exposición—puede ocurrir cuando usted inhala, ingiere o bebe la sustancia, o cuando ésta toca su piel.

Aun cuando se exponga al hexaclorobenceno, puede que no sufra daño. Esto dependerá de factores tales como la dosis (la cantidad), la duración (por cuanto tiempo) y la manera como entró en contacto con esta sustancia. La posibilidad de sufrir daño también depende de si usted ha estado expuesto a otras sustancias químicas, su edad, sexo, dieta, características personales, estilo de vida y estado de salud.


Regrese al comienzo de la página


Una Mirada Más Detallada al Hexaclorobenceno

Objetivo

Esta sección describe al hexaclorobenceno en detalle y la forma en que usted puede exponerse a éste.

¿Qué es el hexaclorobenceno? El hexaclorobenceno es un sólido blanco cristalino a temperatura ambiente.
¿Cómo se usa el hexaclorobenceno? El hexaclorobenceno ya no se manufactura como producto comercial en los Estados Unidos, y hay evidencia que indica que no se ha producido desde fines de la década de los 1970. El hexaclorobenceno se usó como fungicida en los Estados Unidos hasta 1984, cuando su último uso registrado como pesticida fue cancelado voluntariamente. Aún pueden usarse cantidades pequeñas de hexaclorobenceno en laboratorios de investigación.
¿Dónde se encuentra el hexaclorobenceno?

Se puede encontrar hexaclorobenceno principalmente tanto en suelos donde se aplicó como en suelos no tratados, en sedimentos y en los océanos. También se puede encontrar en el aire y en agua de superficie y subterránea debido al uso o disposición de productos de hexaclorobenceno o de subproductos de otros procesos. Debido a que se bioacumula, el hexaclorobenceno también se encuentra en biota y en la cadena alimentaria (por ejemplo, en peces). También se ha detectado en la leche materna.

Aunque el hexaclorobenceno no es manufacturado actualmente, se forma como producto residual en la producción de varios hidrocarbonos clorados tales como tetracloroetileno y tricloroetileno, y ocurre como contaminante en algunos pesticidas tales como pentacloronitrobenceno y pentaclorofenol. Cantidades pequeñas de hexaclorobenceno se pueden producir también durante procesos de combustión tal como la incineración de basura municipal. También se puede producir hexaclorobenceno como subproducto en flujos residuales de plantas de cloro-álcali y plantas de preservación de madera.

Posibles Fuentes Resultado
El aire: Generalmente se detectan niveles bajos de hexaclorobenceno en el aire (típicamente en la escala de nanogramos por metro cúbico [ng/m3]). La incineración de materiales clorados también es una fuente de hexaclorobenceno. El hexaclorobenceno se degrada muy lentamente en el aire y puede ser transportado largas distancias en la atmósfera.
El agua: El hexaclorobenceno se ha detectado en agua subterránea, agua potable y en agua de superficie. Los niveles varían típicamente entre partes por trillón (ppt) y unas pocas partes por billón (ppb). El hexaclorobenceno se degrada muy lentamente en el agua. Tiende a adsorberse a partículas suspendidas y a sedimento en la columna de agua. Es altamente bioacumulado por organismos acuáticos tales como peces.
El suelo: El hexaclorobenceno se ha detectado en muestras de suelo y sedimento en áreas agrícolas donde se usó en el pasado y en suelos urbanos cerca de sitios donde se manufacturó y se desechó. Los niveles de hexaclorobenceno en el suelo y sedimento pueden variar enormemente. En el suelo de un área contaminada se midieron niveles de hasta 53,000 ppb. El hexaclorobenceno es poco movible en el suelo y se puede evaporar de la superficie del suelo. Es sumamente persistente y se demora años en degradarse. Es degradado lentamente por microorganismos del suelo.

Los alimentos: El hexaclorobenceno se ha detectado en pescado y productos alimentarios. Estudios de la dieta de los Estados Unidos de La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) han encontrado niveles muy bajos (menos de 1 ppb) de hexaclorobenceno en muchos productos alimentarios que se compran en almacenes. El pescado de áreas contaminadas puede contener niveles de hexaclorobenceno mayores de 100 ppb.

La principal ruta de exposición al hexaclorobenceno para la población general es la ingestión de alimentos, incluso pescado cogido en áreas contaminadas, y la ingestión de leche de pecho contaminada para bebés.


Regrese al comienzo de la página


Como el Hexaclorobenceno Puede Afectar Su Salud

Objetivo

Esta sección describe como el hexaclorobenceno entra a su cuerpo y los efectos sobre la salud que se han descrito en estudios de seres humanos y de animales.

Como el hexaclorobenceno entra a su cuerpo

El hexaclorobenceno puede entrar a su cuerpo desde el aire, el agua o alimentos o suelo contaminados.

Posibles Fuentes Posibles Vías de Exposición
El aire Si usted respira aire que contiene hexaclorobenceno, cierta cantidad entrará a su cuerpo a través de los pulmones.
El agua Cierta cantidad de hexaclorobenceno en agua potable contaminada entrará rápidamente al cuerpo a través del tubo digestivo.
Los alimentos/el suelo Cierta cantidad de hexaclorobenceno en alimentos, suelo o leche de pecho contaminados entrará rápidamente al cuerpo a través del tubo digestivo. Esta es probablemente la ruta más significativa de exposición al hexaclorobenceno.
Donde el hexaclorobenceno va dentro del cuerpo El hexaclorobenceno es distribuido por la sangre a muchos tejidos, especialmente a tejido graso, donde puede permanecer durante años. El hexaclorobenceno pasa fácilmente de la sangre de mujeres embarazadas al feto a través de la placenta y de la leche de pecho de una madre que amamanta a su bebé. Debido a que el hexaclorobenceno se acumula en la grasa, los niveles en bebés (especialmente en bebés que maman) pueden ser más altos que los de las madres.
Como el hexaclorobenceno abandona su cuerpo La mayor parte del hexaclorobenceno abandona el cuerpo como hexaclorobenceno en las heces. Cierta cantidad de hexaclorobenceno es convertida en otras sustancias químicas en el cuerpo y algunas de estas sustancias abandonan el cuerpo en la orina.
Introducción a los efectos del hexaclorobenceno sobre la salud Los efectos del hexaclorobenceno sobre la salud dependen de la cantidad a la que usted está expuesto y de la duración de la exposición. Los resultados de análisis ambientales sugieren que los niveles de hexaclorobenceno a los que el público podría exponerse a través de contacto de la piel, a través del agua, el suelo o los alimentos son generalmente mucho más bajos que los niveles usados en estudios en animales.
Efectos de exposición breve La exposición a niveles muy altos de hexaclorobenceno por períodos breves produjo efectos sobre el sistema nervioso tales como debilidad, temblores y convulsiones; úlceras en la piel; y efectos sobre la tiroides (reducción de hormonas tiroideas) y el hígado (porfiria). Porfiria consiste en una disminución de la producción de una proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno a los tejidos. Estos tipos de efectos se observaron en algunas personas en Turquía que se expusieron a niveles altos de hexaclorobenceno en pan hecho de grano que había sido tratado con hexaclorobenceno como pesticida.
Efectos de exposición prolongada La exposición prolongada a hexaclorobenceno puede producir efectos similares a los causados por exposición breve. Debido a que el hexaclorobenceno se acumula en la grasa, (incluso en tejido de los senos) donde puede permanecer durante largo tiempo, la exposición prolongada puede resultar en acumulación de hexaclorobenceno en el cuerpo. Por lo tanto, la exposición prolongada puede ser más seria que la exposición breve.
Hexaclorobenceno y cáncer Estudios en animales sugieren que la ingestión de alimentos con hexaclorobenceno durante meses o años puede producir cáncer del hígado, el riñón y la tiroides.
Algunos hallazgos de agencias de gobierno y otras agencias sobre cáncer
  • El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) considera que es razonable anticipar que el hexaclorobenceno es carcinogénico en seres humanos.
  • La EPA ha indicado que el hexaclorobenceno probablemente es carcinogénico en seres humanos.
  • La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha indicado que el hexaclorobenceno posiblemente es carcinogénico en seres humanos.

Regrese al comienzo de la página


Los Niños y el Hexaclorobenceno

Objetivo

Esta sección discute los posibles efectos de la exposición al hexaclorobenceno en seres humanos desde la concepción hasta los 18 años de edad, y la forma como usted puede protegerse contra tales efectos.

Efectos de exposición en niños en general

Los niños pequeños parecieron ser especialmente susceptible a los efectos del hexaclorobenceno en la epidemia de intoxicación con pan que ocurrió en Turquía. Los bebés alimentados con leche de pecho de mujeres que comieron pan contaminado con niveles altos de hexaclorobenceno desarrollaron una alteración de la piel conocida como “pembe yara” o ”úlceras rosadas.” Otros síntomas que se observaron fueron debilidad y convulsiones. Muchos de los niños afectados murieron a causa de esta enfermedad. En niños mayores de 2 años de edad no ocurrieron lesiones de la piel, pero más adelante se observaron numerosas anormalidades en la piel, el sistema nervioso y en los huesos.

Aunque el hexaclorobenceno ha estado prohibido en los Estados Unidos desde el año 1966 y globalmente bajo la Convención de Estocolmo desde el año 2004, se encuentra ampliamente distribuido en el ambiente. Esta larga subsistencia ambiental se debe a su producción y uso como compuesto en síntesis orgánica y a su uso como fungicida y pesticida en el pasado. Sin embargo, es improbable que se detecte hexaclorobenceno en muestras de suelo en los Estados Unidos en niveles cerca de los que causaron la epidemia en Turquía durante la década de los 1950 cuando se agregó como fungicida a semillas de trigo.

Un estudio encontró que los niveles de hexaclorobenceno en la leche de pecho de madres cuyos bebés tenían infecciones del oído eran más altos que en la leche de madres cuyos bebés no tenían infecciones del oído. No se sabe si el hexaclorobenceno aumentó la susceptibilidad de estos bebés a infecciones.

Los animales jóvenes expuestos al hexaclorobenceno antes y después de nacer son especialmente susceptibles. Ratas tratadas con hexaclorobenceno antes y después de nacer desarrollaron lesiones del hígado en la edad adulta. En animales jóvenes se observaron efectos sobre el sistema nervioso e inmunitario con dosis más bajas que en adultos. Estudios en animales también han demostrado que el hexaclorobenceno puede afectar varios órganos endocrinos tales como la glándula tiroides (hipotiroidismo), glándula paratiroides (hiperparatiroidismo), glándula adrenal y los ovarios. Estos tejidos producen hormonas que son importantes para el crecimiento y desarrollo normal del organismo.

¿Qué se sabe de defectos de nacimiento y otros efectos? El tejido graso de niños con un tipo específico de defecto de nacimiento, testículos sin descender, contenía niveles de hexaclorobenceno más altos que el tejido graso de niños sin este defecto de nacimiento; sin embargo, no se sabe si el hexaclorobenceno causó el defecto de nacimiento. Otros estudios han encontrado escasa evidencia de asociaciones entre niveles de hexaclorobenceno en la sangre materna, leche de pecho, sangre del cordón umbilical o sangre del niño y variables del desarrollo tales como nacimiento prematuro, peso de nacimiento, crecimiento post-parto o resultados de pruebas de inteligencia infantil.

Regrese al comienzo de la página


¿Cómo Pueden las Familias Reducir el Riesgo de Exposición al Hexaclorobenceno?

Si su doctor encuentra que usted ha estado expuesto a cantidades significativas de hexaclorobenceno, pregunte si sus niños también podrían haber estado expuestos. Puede que su doctor necesite pedir al departamento de salud de su estado que investigue.

Los alimentos La principal ruta de exposición al hexaclorobenceno es a través de los alimentos. Los alimentos grasos pueden tener más hexaclorobenceno que alimentos menos grasos. Más aun, cuando hay hexaclorobenceno en los alimentos, más puede absorberse cuando el alimento es graso que cuando tiene menos grasa. Por lo tanto, reduciendo el consumo de alimentos grasos puede reducir el riesgo de exposición a esta sustancia.
El agua potable Se debe limitar la exposición a agua potable contaminada. El hexaclorobenceno se ha detectado en algunos suministros de agua potable. En cuanto a agua en botella, los consumidores deberían contactar al embotellador para preguntar específicamente acerca de posibles contaminantes.
El agua subterránea o el suelo contaminado Si usted vive cerca de un sitio industrial donde se produjo o se produce como subproducto, o vive cerca de un sitio de residuos peligrosos donde se ha desechado hexaclorobenceno, puede que hallan niveles altos de hexaclorobenceno en el agua y el suelo. La substitución por fuentes de agua más limpias y limitar el contacto con el suelo (por ejemplo, cubriendo el suelo con una capa densa de tierra o de césped tupido) reducirá la exposición de la familia al hexaclorobenceno. No se deben comer productos que crecen en suelo contaminado. Prestando atención cuidadosa al control de polvo en el hogar (filtros de aire, limpieza frecuente), usted puede reducir la exposición de la familia a polvo contaminado. Algunos niños comen tierra. Usted debe prevenir que sus niños coman tierra. Usted debe enseñarles a los niños a no llevarse las manos a la boca o poner objetos en la boca. Asegúrese de que se laven las manos a menudo, especialmente antes de comer.
Busque al hexaclorobenceno en las etiquetas de productos En el pasado se encontró que algunos pesticidas o solventes de calidad técnica contenían cantidades muy pequeñas de hexaclorobenceno como impureza. Sin embargo, los niveles de hexaclorobenceno eran muchísimo más bajos que los que podrían causar problemas sobre la salud.

Regrese al comienzo de la página


Exámenes Médicos para Determinar Exposición al Hexaclorobenceno

Objetivo

Esta sección identifica exámenes médicos que pueden detectar si hay hexaclorobenceno en su cuerpo y recomienda medidas de seguridad contra sustancias tóxicas.

Se puede medir hexaclorobenceno en la sangre, leche de pecho, orina y las heces La sangre, leche de pecho, orina y las heces se pueden analizar para determinar si usted ha estado expuesto alguna vez al hexaclorobenceno. Estas pruebas generalmente no están disponibles en la oficina de un doctor porque requieren equipo especial que se encuentra en laboratorios de análisis del condado, el estado, de universidades o en laboratorios independientes. Debido a que el hexaclorobenceno puede depositarse y permanecer varios años en el tejido graso de seres humanos, las pruebas para hexaclorobenceno y sus productos de degradación (metabolitos) solo pueden indicar que usted ha estado expuesto al hexaclorobenceno, pero no cuando o a que cantidad. Más aun, la detección de hexaclorobenceno o sus metabolitos no puede predecir el tipo de efectos sobre la salud que podrían ocurrir a causa de la exposición. También se pueden determinar porfirinas en la sangre, la orina y las heces. Niveles altos de porfirinas indican una disminución de la producción de una proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno a los tejidos. Este es un efecto importante de hexaclorobenceno en el cuerpo. La producción constante de orina de color púrpura sirve de diagnóstico. La utilidad de esta prueba como signo de exposición al hexaclorobenceno es limitada ya que hay muchas otras causas posibles de niveles altos de porfirinas.

Regrese al comienzo de la página


Recomendaciones del Gobierno para Proteger la Salud

Objetivo

Una manera a través de la cual el gobierno federal promueve la salud pública es regulando las sustancias tóxicas o recomendando formas de tratar o evitar sustancias tóxicas.

El gobierno federal regula las sustancias tóxicas Los reglamentos son imponibles por ley. La EPA, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) y la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) son algunas agencias federales que han adoptado reglas para sustancias tóxicas.
El gobierno federal recomienda medidas de seguridad para sustancias tóxicas La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) y el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH) han desarrollado recomendaciones para sustancias tóxicas. A diferencia de los reglamentos imponibles, estas recomendaciones tienen solamente el carácter de advertencia.
Reglamentos para sustancias tóxicas Los reglamentos y recomendaciones pueden ser expresados como niveles que “no-deben-excederse”, en otras palabras, niveles de la sustancia tóxica en el aire, el agua, el suelo o los alimentos que no sobrepasen niveles críticos que se basan generalmente en niveles que afectan a los animales. Estos niveles luego se ajustan para la protección de seres humanos. En algunas ocasiones, estos niveles que “no-deben-excederse” difieren entre organizaciones federales. Diferentes organizaciones usan diferentes duraciones de exposición (una jornada de 8 horas diarias o de 24 horas diarias), diferentes estudios en animales, o enfatizan algunos factores sobre otros dependiendo de la misión de la organización.
Esté atento a actualizaciones de reglamentos Las recomendaciones y reglamentos también son actualizados periódicamente a medida que se dispone de información adicional. Para obtener la información más reciente, consulte a la agencia u organización federal que otorga la recomendación o el reglamento.
 

Algunos reglamentos y recomendaciones para hexaclorobenceno incluyen

Organización Federal Regulation or Recommendation
La Agencia de Protección Ambiental (EPA) La EPA ha determinado que la exposición de adultos o niños (10 años de edad o menores) a concentraciones de hasta 0.05 miligramos por litro (0.05 mg/L) de hexaclorobenceno por hasta 10 días no producirá efectos adversos, asumiendo que 100% del hexaclorobenceno proviene del agua potable. Bajo las mismas condiciones, la EPA también determinó que la exposición de por vida de adultos a 0.03 mg/L de hexaclorobenceno o menos no causará efectos adversos (excluyendo a cáncer).

Regrese al comienzo de la página


Información Adicional

Objetivo

Donde se puede encontrar más información acerca del 1,1-dicloroetano.

A quien contactar primero Si usted tiene preguntas o preocupaciones adicionales, por favor contacte al departamento de salud y calidad ambiental de su comunidad o estado o a la ATSDR a la dirección y número de teléfono que aparecen más abajo.
Información adicional de la ATSDR La ATSDR también puede indicarle la ubicación de clínicas de salud ocupacional y ambiental. Estas clínicas se especializan en la identificación, evaluación y el tratamiento de enfermedades causadas por la exposición a sustancias peligrosas.
Donde obtener copias de reseñas toxicológicas

Las reseñas toxicológicas también están disponibles (en inglés) en www.atsdr.cdc.gov y en CD ROM. Solicite una copia del CD-ROM que contiene las Reseñas Toxicológicas de la ATSDR

  • Llamando libre de cargo al número de información y asistencia técnica 1-800-CDCINFO (1-800-232-4636),
  • Mandando un correo electrónico a cdcinfo@cdc.gov, o
  • Escribiendo a

Agency for Toxic Substances and Disease Registry
Division of Toxicology and Human Health Sciences
1600 Clifton Road NE
Mailstop F-57
Atlanta, GA 30333
Fax: 1-770-488-4178

 

Las organizaciones con fin de lucro deben solicitar copias de reseñas toxicológicas finalizadas a

National Technical Information Service (NTIS)
5285 Port Royal Road
Springfield, VA 22161
Phone: 1-800-553-6847 or 1-703-605-6000
Dirección en la Red: http://www.ntis.gov/

Regrese al comienzo de la página


Referencias

Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. (ATSDR ). 2013. Reseña Toxicológica de los Hexaclorobenceno (en inglés). Atlanta, GA: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Servicio de Salud Pública.



Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Descargue esta página:
Esta página en
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Nuevo horario de operación:
    Lunes a viernes, de 8 a.m.- 8 p.m. hora del Este
    No hay servicio los días festivos
  • Comuníquese con CDC-INFO
Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades , 4770 Buford Hwy NE, Atlanta, GA 30341
Contact CDC: 800-232-4636 / TTY: 888-232-6348
Nuevo horario: Lunes-viernes, 8 a.m.- 8 p.m. EST. No hay servicio los días festivos - Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en español Departamento de Salud y Servicios Humanos

Índice A-Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #