Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Procedencia y mandatos del Congreso

En el año 1980, el Congreso de EE. UU. creó la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés), para poner en práctica los artículos relacionados a la salud de la ley que protege al público de las sustancias peligrosas y los éstas en el medio ambiente. La Ley de Respuesta Ambiental Exhaustiva, Compensación y Responsabilidad Pública de 1980 (CERCLA, por sus siglas en inglés), conocida comúnmente como la “Ley del Superfondo”, proveyó el Mandato del Congreso para remover y limpiar sitios abandonados e inactivos, los cuales contienen sustancias peligrosas. El mandato incluye auxilio del gobierno federal durante emergencias tóxicas.

La ATSDR, en su calidad de agencia a la cabeza de los esfuerzos del Servicio de Salud Pública para poner en práctica los artículos de CERCLA relacionados a la salud, está a cargo de evaluar la presencia y naturaleza de los peligros específicos para la salud, en sitios colocados en la Lista del Superfondo NPL, por sus siglas en inglés.) Los propósitos de las evaluaciones son (1) el prevenir o reducir exposición adicional, (2) prevenir o reducir la incidencia de las enfermedades que resultan de tal exposición y (3) expandir la base de conocimientos acerca de los efectos sobre la salud, como resultado de la exposición a sustancias peligrosas.

En el año 1984, las enmiendas a la Ley de Conservación y Recuperación de Recursos de 1976 (RCRA, por sus siglas en inglés) la cual provee para el manejo de facilidades legítimas que almacenan o destruyen sustancias peligrosas, autorizaron a la ATSDR a llevar a cabo evaluaciones de salud pública en estos sitios. Las mismas se llevan a cabo a petición de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés), los estados de la unión o individuos. La ATSDR también fue autorizada para ayudar a la EPA a determinar cuáles sustancias deben ser reguladas y los niveles a los que estas sustancias puedan suponer una amenaza a la salud humana.

Con la aprobación de la Ley de Enmiendas y Reautorización del Superfondo de 1986 (SARA, por sus siglas en inglés), la ATSDR recibió responsabilidades adicionales en el campo de la salud pública ambiental. Esta ley amplió los deberes de la ATSDR en las áreas de evaluaciones de salud pública, establecimiento y mantenimiento de bases de datos toxicológicas, diseminación de información y educación médica.

TOP