Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to site content


EVALUACIÓN ESPECÍFICA DE LA SALUD PÚBLICA

EVALUACIÓN DE LAS FUENTES DE AGUA POTABLE y
LAS RUTAS DE AGUAS SUBTERRÁNEAS
CAMPO DE BOMBARDEO DE LA ISLA DE VIEQUES
ISLA DE VIEQUES, PUERTO RICO


RESUMEN

La Isla de Vieques (Vieques) es parte del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, ubicada aproximadamente a siete millas al sudeste de la isla principal de Puerto Rico. La Marina de los Estados Unidos (Marina) es propietaria de aproximadamente una tercera parte de la isla y lleva a cabo ejercicios de entrenamiento militar que, hasta hace poco tiempo, incluían bombardeos de combate. Los bombardeos de combate se realizaron sobre una zona de aproximadamente 900 acres conocida como zona de impacto de combate (ZIC), ubicada al este de Vieques y al oeste de la Zona de Conservación Punta Este. Los habitantes de Vieques residen en la sección central de la isla, donde el turismo, la agricultura y la pesca dominan el mercado económico. La ZIC se encuentra a aproximadamente 7 millas de la población residencial.

Un residente de Vieques solicitó (peticionó) a la Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades (ATSDR) que determinara si las sustancias peligrosas de la detonación de municiones en el campo de bombardeo de la Marina representan una amenaza a la salud pública. Una sustancia peligrosa puede afectar la salud humana solo si las personas entran en contacto con la misma en la fuente donde se origina o si se transporta al público mediante una vía o ruta (por ejemplo, aire, aguas subterráneas, suelo o biota). Esta evaluación de la salud pública se centra específicamente en la vía de agua potable con énfasis especial en la contaminación por explosivos. En el futuro, la ATSDR publicará evaluaciones específicas de la salud pública que darán respuesta a preguntas específicas sobre las vías del aire, el suelo y la biota a medida que estén los datos disponibles.

En el pasado, los residentes de Vieques usaban el agua de lluvia y las aguas subterráneas como suministro de agua potable. En el 1978, se cerró el campo de pozos del valle Esperanza, que era la fuente primaria de aguas subterráneas en Vieques, debido a problemas de mantenimiento y de intrusión de agua salada. En el 1977, se construyó una tubería submarina de agua potable desde Puerto Rico. La mayoría de los residentes reciben el suministro de agua potable desde Puerto Rico por medio de esta tubería. El agua antes mencionada se almacena en tanques de almacenamiento antes de que se distribuya. Aún existen unos pocos pozos públicos y privados de aguas subterráneas en la isla y se utilizan ocasionalmente cuando se interrumpe el suministro de agua pública. Se desconoce la cantidad y el uso actual de los sistemas de recolección de agua de lluvia.

La Agencia para la Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), el Departamento de Salud de Puerto Rico y una firma ambiental contratada por la Marina realizaron pruebas en los tanques para el suministro de agua pública y los pozos de aguas subterráneas en Vieques para determinar las características de las fuentes de agua potable. La ATSDR también estudió los datos de la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCAPR) y la de los Estudios Geológicos de los Estados Unidos (USGS) de los pozos de control o monitoreo (que no se usan para el suministro de agua potable) u otros pozos inactivos o cerrados. Después de evaluar los hallazgos de esas investigaciones de fuentes de aguas subterráneas y agua potable y comparar los niveles detectados de contaminación con las guías de salud que se sabe protegen la salud pública, la ATSDR determinó que solo los niveles de nitrato más nitrito en el Pozo 3-7, un pozo privado de agua potable, poco profundo, constituían un peligro a la salud pública.

La ATSDR concluyó lo siguiente sobre la vía de agua potable:

El sistema de suministro de agua pública es apto para el consumo. Las personas que beben el agua servida por la Compañía de Aguas no están expuestas a niveles nocivos de contaminantes.

Consumir el agua subterránea de los tres pozos en Sun Bay, los cuatro pozos B y el pozo 2-3 no representa un riego a la salud pública. Los niveles y los tipos de sustancias químicas detectados son naturales y no se prevé que ocasionen efectos nocivos a la salud en el caso de que estos pozos se utilicen para el suministro de agua potable cuando se interrumpe el suministro de agua pública.

La concentración de nitrato más nitrito, que más probablemente resulta de la contaminación agrícola, en el Pozo 3-7, un pozo privado de agua potable, se detectó a niveles más altos que los niveles considerados aptos para los niños. Como resultado de estas concentraciones altas, la ATSDR ha determinado que existe un riesgo para la salud pública de las personas, particularmente los niños y las mujeres embarazadas, que beben agua del pozo 3-7. El Departamento de Salud de Puerto Rico ha publicado una nota de orientación y ha informado personalmente a los residentes que el agua de este pozo no es apta para el consumo.

En la actualidad, la ATSDR no posee datos sobre el uso o muestreo de los sistemas de recolección de agua de lluvia que se utilizan como una fuente de agua potable. La ATSDR estudiará nuevamente esta vía potencial cuando se ponga a disposición información o datos nuevos sobre el uso ocasional o continuo de estos sistemas de recolección de agua de lluvia para el suministro de agua potable.

Se informó sobre niveles muy bajos de explosivos y productos potenciales de combustión explosiva en los datos sobre agua potable que datan de 1978. No obstante, la validez y la utilidad de los datos son inciertas. Ninguno de los datos suministró pruebas que podrían hacer concluir a los científicos del organismo que el agua muestreada representaba un riesgo para la salud pública en el pasado en la isla. Incluso asumiendo la validez de los datos y la presencia de los compuestos, las concentraciones informadas se encontraron por debajo de los niveles considerados nocivos para la salud humana.


I. INTRODUCCIÓN

Las solicitudes de personas preocupadas para evaluar un lugar se reciben mediante un proceso de la ATSDR denominado petición.En mayo de 1999, un residente de la Isla de Vieques (Vieques), Puerto Rico, solicitó (peticionó) a la Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades (ATSDR) que determinara si sustancias peligrosas de la detonación de municiones en el campo de bombardeo de la Marina de Estados Unidos (Marina) representan una amenaza a la salud pública. La ATSDR realizó una visita al lugar en Vieques en agosto de 1999 para reunirse con el peticionante, recorrer la isla y el lugar del bombardeo y reunir datos ambientales disponibles. Como resultado de esta visita al sitio, la ATSDR aceptó la petición del residente e inició una evaluación de la salud pública a fin de investigar las preocupaciones de salud pública relacionadas con la operación del campo de bombardeo de la Marina en Vieques.

Una evaluación de la salud pública de la ATSDR incluye un examen de las emisiones de sustancias químicas de un establecimiento o sitio y una determinación de si los miembros del público entran en contacto con estas sustancias químicas. Si la evaluación de los datos ambientales revela que las personas han estado o podrían entrar en contacto con sustancias peligrosas, los científicos de la ATSDR evalúan entonces si habrá algún efecto nocivo a partir de estas exposiciones. Este proceso puede prolongarse, especialmente cuando se abordan temas ambientales complejos. A fin de dar respuesta al peticionante residente y a las personas de Vieques, la ATSDR publicará evaluaciones específicas de la salud pública que darán respuesta a preguntas específicas en la medida en que hayan datos disponibles. Estas evaluaciones de la salud pública se concentran en vías específicas de posible exposición humana a contaminantes. Todas las exposiciones que se identifiquen mientras se elaboren las evaluaciones específicas de la salud pública se considerarán conjuntamente para garantizar la evaluación de la exposición total a una sustancia química, incluso si esa exposición proviene de varias vías.

Esta evaluación de la salud pública define los temas que se tratarán en Vieques en el presente trabajo y en evaluaciones específicas de la salud pública posteriores. Uno de los temas definidos en esta evaluación de la salud pública es la preocupación que han expresado los habitantes sobre la manera en que las actividades en la zona de impacto de combate (ZIC) podrían afectar la calidad y la seguridad del agua potable en Vieques. La ATSDR reconoce que existen en la isla otras fuentes potenciales de contaminación (por ejemplo, industrias locales, escapes de automóviles, vertederos municipales y actividades de agricultura y ganadería). No obstante, estas otras fuentes no se incluyen en esta evaluación de la salud pública a menos que se determine que constituyen una preocupación de salud. El tema central de este informe es responder a la preocupación del peticionante sobre la contaminación potencial de la ZIC.

En la actualidad, el agua suministrada a los residentes de Vieques se transporta por tubería desde Puerto Rico. Los recursos de agua utilizados por los residentes de Vieques en el pasado incluyen pozos de aguas subterráneas y sistemas de recolección de agua de lluvia que aún se utilizan en menor grado en la actualidad. Esta evaluación de la salud pública aborda plenamente el suministro actual de agua y el uso de pozos de aguas subterráneas. No obstante, se necesitan otros modelos y datos para evaluar el impacto, si existiera, de las operaciones de bombardeo de la Marina en los sistemas de recolección de agua de lluvia en la isla. Esta información se analizará en una evaluación de la salud pública futura que cubra el potencial de que las sustancias químicas se trasladen por el aire a las zonas pobladas de Vieques. Por otra parte, trabajo futuro también abordará el potencial de que las sustancias químicas se incorporen a la cadena alimenticia y se trasladen a las comunidades en los alimentos consumidos.

Un aspecto muy importante del proceso de evaluación de la salud pública es definir y dar respuesta a preocupaciones de salud de los miembros de la comunidad. A lo largo del proceso de la evaluación, la ATSDR ha trabajado y continuará trabajando con la comunidad para definir sus preocupaciones por temas de salud específicos. En numerosos viajes a la isla, la ATSDR se ha reunido con diferentes personas y organizaciones, incluyendo funcionarios locales, médicos, enfermeras, farmacéuticos, líderes de grupos de mujeres, educadores escolares, pescadores y empresarios. La ATSDR también se reunió con familias individuales que habitan en la isla a fin de comprender sus preocupaciones de salud. La reunión con miembros de la comunidad es esencial para determinar sus preocupaciones de salud y evaluar los problemas de salud ambiental en Vieques. Las conversaciones con la comunidad también han ayudado a definir maneras en las cuales la ATSDR puede ofrecer información a la comunidad sobre temas de preocupación de salud. A lo largo del proceso, la ATSDR trabajará con médicos, enfermeras y funcionarios de escuelas para ofrecer materiales educativos que beneficiarán a las comunidades y apoyarán la salud pública general de los residentes de Vieques.

Este documento es el resultado de la evaluación de la ATSDR de los recursos de agua potable y aguas subterráneas en Vieques. Esta información se presentó para obtener los comentarios del público en un borrador con fecha 20 de febrero de 2001. Esta evaluación específica de la salud pública sobre agua potable y aguas subterráneas aborda los comentarios recibidos durante el período de comentario público en el apéndice F.


II. ANTECEDENTES

Vieques se encuentra aproximadamente a siete millas al sudeste de la isla principal de Puerto Rico (Figura 1). Se trata de la isla de ultramar más grande integrante del Estado Libre Asociado de Puerto Rico – 20 millas de longitud, 4,5 millas en el punto más ancho y aproximadamente 33.088 acres en superficie (51 millas cuadradas). Vieques tiene colinas redondeadas bajas y valles pequeños, con una cordillera que corre de este a oeste próxima al centro. La elevación promedio se encuentra aproximadamente a 246 pies sobre el nivel medio del mar. El punto más alto es Monte Pirata (987 pies sobre el nivel medio del mar), el cual está ubicado en el extremo sudoeste. No hay cuerpos de agua permanentes (es decir, no hay fuentes superficiales de agua potable) en la isla; no obstante, después de periodos de lluvia, fluyen corrientes de agua temporeras durante algunos días (Cherry y Ramos 1995).

Uso del suelo:

En el pasado, la caña de azúcar se cultivaba en toda la isla y se molía en Centrales (Torres-Gonzalez 1989). La industria de la caña de azúcar produjo un pico en el crecimiento económico de Vieques a finales del siglo XIX, sin embargo, ya no se cultiva con fines comerciales en la isla. La Marina compró gran parte de la isla en la década de 1940, después de la contracción sufrida en el sector de la caña de azúcar. La Marina utilizó la tercera parte oriental y la tercera parte occidental de Vieques hasta junio de 2001, cuando la tercera parte occidental de la isla se devolvió a la Isla de Vieques, Puerto Rico Conservation Trust y el Departamento del Inerior de los Estados Unidos. La manufactura se tornó más importante para la economía en las décadas de 1960 y 1970, especialmente con la construcción de la Planta de General Electric en 1969 (Bermudez 1998). En la actualidad, la manufactura en la isla es mínima.

Actualmente, la tierra se usa en general para pastizales para ganado, agricultura menor y desarrollo urbano. En el pasado, la caña de azúcar era el principal cultivo de la isla. Otros cultivos han incluido cocos, granos, batatas, aguacates, bananas y papayas. La pesca comercial se opera desde Esperanza e Isabel Segunda. Más recientemente se ha incrementado la importancia económica del turismo. Se abrieron restaurantes y hoteles pequeños en las ciudades.

Demografía:

La ATSDR examina la información demográfica (es decir la información de la población) a fin de identificar la presencia de poblaciones sensibles, como mujeres en edad fecunda (entre 14 y 44 años de edad), niños pequeños (de 6 años de edad y menos) y ancianos (de 65 años de edad y más). La demografía también ofrece detalles sobre la historia residencial en una zona específica–información que ayuda a la ATSDR a evaluar periodos de tiempo de posible exposición humana a contaminantes.

La Oficina de Censo de los Estados Unidos en 2000 informó que 9.106 personas vivían en Vieques. Esta cifra incluya a residentes de terrenos residenciales y propiedad de la Marina. Se identificaron tres poblaciones presuntamente sensibles: mujeres en edad fecunda, niños y ancianos. Aproximadamente 19% (1.701 residentes) de la población comprende mujeres en edad fecunda. Los niños representan 11% (1.001 residentes) de la población y 14% (1.263 residentes) de la población son ancianos. De acuerdo con varias anécdotas, la población de Vieques no es altamente móvil; muchas personas son residentes permanentes de la isla.

La mayoría de los residentes de Vieques habitan en las dos ciudades más grandes de la isla, Isabel Segunda y Esperanza. A pesar de que estas ciudades están ubicadas relativamente cerca de la propiedad de la Marina, se encuentran a varias millas de la ZIC. En particular, el punto más cercano en los terrenos residenciales al centro geográfico de la ZIC es aproximadamente 7,9 millas (12,7 kilómetros). Por tanto, antes de que los contaminantes de la ZIC lleguen a las poblaciones residenciales de Vieques, deberían recorrer una distancia de al menos 7,9 millas.

Geología:

Vieques se formó a partir de roca ígnea y volcánica, en su mayor parte granodiorita, diorita de cuarzo y algunas lavas que crearon el lecho de roca de la isla. Este lecho de roca está expuesto y erosionado en la mayor parte de la mitad occidental de la isla y en la sección central de la mitad oriental de la isla. Como consecuencia de la erosión del lecho de roca, la grava y las arenas se desplazan cuesta abajo durante tormentas. Con el transcurso de los años, este material se ha acumulado en valles cercanos a los océanos, formando depósitos aluviales (sedimento depositado por agua fluyente) donde el valle se encuentra con el mar. Los depósitos aluviales sedimentarios generalmente comprenden una combinación de grava, arena, cieno y arcilla. Otras secciones de Vieques poseen depósitos marinos antiguos que datan de épocas cuando la isla estaba sumergida, lo cual pone al descubierto zonas con piedra caliza, piedra arenisca, formaciones de cieno y otras rocas sedimentarias en la superficie.

Hidrogeología:

Todas las aguas subterráneas en Vieques provienen del agua de lluvia que cae en la isla. El agua se desplaza cuesta abajo como escorrentería o corrientes de agua intermitentes, o penetra en el suelo y en depósitos subyacentes. El agua se mueve a través de los espacios porosos, las grietas y las fracturas en el lecho de roca erosionado finalmente fluyendo al océano o a depósitos aluviales.

Un acuífero es una capa subterránea de tierra, grava o roca porosa que tiene agua.Existen dos tipos principales de acuíferos en Vieques.

El primer tipo se encuentra dentro de la parte superior del lecho de roca y rocas sedimentarias. La erosión, la fractura y las fallas de esta roca han creado espacio poroso, juntas o fracturas donde el agua puede penetrar subterráneamente. El flujo de aguas subterráneas en estos sistemas de acuíferos, que no tienen nombre, es controlado por la influencia de la gravedad y fluye en dirección cuesta abajo por los espacios de los poros y a lo largo de fractura o superficies de uniones. A pesar de que el flujo de corrientes subterráneas puede obstruirse localmente en zonas donde superficies de rocas o fallas densas, no porosas bloquean el flujo cuesta abajo, las aguas subterráneas no pueden fluir por el lecho de roca en dirección este-oeste desde un lado de la isla a otro. Este hecho se confirmó en un estudio de aguas subterráneas que examinó pozos de control instalados en el centro de la isla de norte a sur a lo largo del límite de la Zona de Maniobra Oriental (ZMO) [CH2MHILL y Baker 1999].

El segundo tipo de acuífero se encuentra dentro de los depósitos aluviales en que el agua se filtra en las zonas de arena y grava, llenando los espacios porosos entre estos materiales. Estos acuíferos aluviales se encuentran debajo de las colinas en los valles bajos planos a lo largo de la costa (Figura 2). En la mayoría de los casos el flujo de agua en estos acuíferos es también cuesta abajo y generalmente hacia el mar. Los acuíferos aluviales son independientes; el agua no puede fluir desde un acuífero aluvial a otro en la isla.

El acuífero más importante de la isla se encuentra en el valle Esperanza, el valle aluvial más grande en Vieques. Los depósitos aluviales se extienden desde las cercanías de Ensenada Sombre en la zona residencial, hasta Bahía Tapon en el Campamento García. Los Estudios Geológicos de los Estados Unidos (United States Geological Survey [USGS]) estudiaron el valle Esperanza en 1989 e informaron que el flujo de aguas subterráneas en los depósitos aluviales del valle Esperanza era hacia el sur y el mar. Otros acuíferos estudiados por USGS incluyen: el acuífero del valle Resolución, el acuífero Playa Grande y el acuífero Campamento García (Figura 2). Existen depósitos aluviales pequeños sin nombre alrededor de la isla que tal vez contengan aguas subterráneas pero no se han utilizado o estudiado.

El valle Esperanza está ubicado en la zona centro-sur de la isla. La zona del valle comprende aproximadamente 10 millas cuadradas y los depósitos aluviales tienen aproximadamente 60 pies de espesor. Las capas freáticas oscilan entre 10 y 100 pies por encima del nivel medio del mar. Los valores de transmisibilidad (la tasa del flujo de aguas subterráneas por cierto espesor) se han informado entre 200 pies cuadrados (ft▓)/día cerca del Campamento García hasta un máximo de 2,000 ft▓/día al este de Ensenada Sombre. La conductividad hidráulica (la tasa de flujo de aguas subterráneas) del valle aumenta hacia la costa con el incremento de la cantidad de arena en los depósitos. Los valores de conductividad hidráulica para el valle se han estimado como inferiores a 1 ft/día en las colinas centro-norte en el valle hasta 35 ft/día cerca de la costa. Las lluvias son la fuente principal de recarga del acuífero. La epoca de lluvias es generalmente desde agosto hasta noviembre. La recarga está limitada por la baja permeabilidad de la piedra caliza ubicada a lo largo de la costa centro-sur y por una capa de arcilla de 5 pies de espesor cerca de la parte superior del acuífero, a una profundidad de 25 pies o menos.

En el valle Resolución se encuentra un acuífero de 8 millas cuadradas ubicado en la sección noroeste de Vieques. Los depósitos aluviales promedian aproximadamente 30 pies de espesor y cubren el lecho de roca (granodiorita y diorita de cuarzo). Este valle también tiene una capa de arcilla semiconfinada a aproximadamente 20 a 30 pies por debajo de la superficie del suelo. Dada su ubicación próxima a Monte Pirata, el punto más elevado de la isla, este acuífero generalmente recibe más recarga de agua de lluvia que los otros.

Clima:

El clima de Vieques es tropical-marino con temperaturas que alcanzan un promedio de aproximadamente 79 grados Fahrenheit. Anualmente, la temperatura oscila entre un promedio de 76 grados Fahrenheit en febrero a 82 grados Fahrenheit en agosto. Vieques se ubica en la trayectoria de los vientos alisios del este, los cuales regulan la lluvia en la isla. La cantidad promedio de precipitación es aproximadamente 45 pulgadas de lluvia por año. La parte occidental de la isla recibe una cantidad más alta de lluvia (aproximadamente 50 pulgadas por año) que la parte oriental (aproximadamente 25 pulgadas por año). La epoca de las lluvias se extiende de agosto a noviembre mientras que el resto del año es más seco. Las tormentas tropicales son comunes desde junio a noviembre (NCDC 1985-1994; Torres-Gonzalez 1989).

En el verano, Vieques recibe un aumento de partículas de polvo en suspensión por la ocurrencia natural de tormentas de polvo en Africa. Todos los años grandes cantidades de polvo del Desierto del Sahara en África se transportan a gran altitud al Mar Caribe y el sudeste de los Estados Unidos. El polvo africano puede incluir hongo del suelo (por ejemplo, Aspergillus), sustancias químicas (por ejemplo, hierro, fósforo y sulfatos) o incluso insectos (por ejemplo, langostas del desierto africano) [USGS 2000].

Historia de las operaciones de la Marina:

La Marina ha ocupado partes de Vieques desde 1941, cuando 10,362 personas vivian en la isla (Bermudez 1998). Las instalaciones de la Marina se encuentran bajo el mando de la Estación Naval de Caminos Roosevelt en Puerto Rico. En 1960, la Marina estableció blancos en Vieques y, en 1971, comenzó los ejercicios de entrenamiento en la sección oriental de la isla. La ZMO está ubicada al este del terreno residencial y es utilizada para entrenamiento por parte de unidades anfibias de la Marina, equipos de aterrizaje de batallones y unidades de ingeniería de combate. El Campamento García está ubicado en la sección sur de la ZMO. Más hacia el este, el Servicio de Capacitación de Armas de la Flota del Atlántico (AFWTF, según su sigla en inglés) se utiliza para el apoyo naval al fuego de artillería y el entrenamiento para artillería aire-tierra (CH2MHILL y Baker 1999). En el extremo este de la isla, dentro de AFWTF y al oeste de la Zona de Conservación Punta Este, se encuentra la ZIC, donde tuvieron lugar bombardeos de combate. Sin embargo, recientemente, la Marina y el Estado Libre Asociado de Puerto Rico acordaron que solo se utilizarían bombas no explosivas (incluyendo bombas inertes y de práctica), en lugar de municiones de combate. Antes de mayo de 2001, la Marina era propietaria de 8.200 acres en el tercio occidental de la isla para el Destacamento Naval de Apoyo de Artillería (NASD, por su sigla en inglés). La mayor parte de los terrenos de NASD no están plenamente desarrollados y se utilizaban para operaciones limitadas de la Marina, principalmente almacenamiento. En mayo de 2001, la Marina transfirió la mayor parte del NASD a la Isla de Vieques, Puerto Rico Conservation Trust (Fideicomiso para la Conservación de Puerto Rico), y el Departamento del Interior de los Estados Unidos. La Marina conservó aproximadamente 1% de los terrenos que eran anteriormente propiedad del NASD para un establecimiento de comunicaciones (Marina 2001a).

Hasta 1999, la ZIC se había utilizado para entrenamiento con municiones de combate desde embarcaciones en altamar, aeronaves y personal terrestre. Los ejercicios principales generalmente tienen lugar en la primavera y el otoño con actividades de menor envergadura realizadas en el transcurso del año (IT 2000). Dentro de la ZIC se emplea una zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre para tratar municiones sin explotar (UXO, por su sigla en inglés; es decir, bombas o proyectiles explosivos que no explotaron) y para detonar municiones militares restantes. Las UXO se transporta a la zona autorizada y se detona con una carga a control remoto. Si no se puede realizar el transporte seguro de las UXO a la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre, se detonan en el lugar de acuerdo con los requisitos existentes.

Cuando explota una bomba, se forma una esfera de gases muy calientes a presión alta. Los gases calientes se expanden rápidamente ocasionando la fragmentación de la cubierta exterior. El material caliente luego se enfría y deja de expandirse. Al final, se alcanza un estado constante a temperatura y presión muy inferiores. Todo esto ocurre en el transcurso de un segundo desde el instante de la explosión (Young 1978).Se utilizaron muchos tipos diferentes de municiones militares (por ejemplo, bombas de fuego, bengalas con paracaídas, cohetes, cohetes inertes, ametralladoras, bombas de práctica y explosivos de combate) en Vieques. Los componentes explosivos de las bombas incluyen 2,4,6-trinitrotolueno (TNT), tetranitramina de ciclotetrametileno (RDX), metilo-2,4,6-trinitrofenilnitramina (tetrilo), tetranitramina de ciclotetrametileno (HMX), picrato de amoníaco (explosivo D) y múltiples combinaciones de estas sustancias químicas. Con frecuencia se utilizaron dos tipos de explosivos en Vieques, cada uno con un conjunto diferente de productos derivados de la reacción de la explosión.

El primer tipo de explosivo se elabora a partir de compuestos nitrados (es decir, solo carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno). Los derivados principales que resultan de la explosión de este tipo de bomba son: dióxido de carbono (35%), nitrógeno (27%) y monóxido de carbono (16%; que rápidamente se oxida en dióxido de carbono). Otros derivados menores son: Agua (8%), etano (5%), carbono (6%) y propano (2%). También se forman cantidades ínfimas (menos de 1%) de amoníaco, hidrógeno, cianuro de hidrógeno, metano, alcohol metílico y formaldehído.

El segundo tipo de explosivo contiene aluminio. Los derivados de una bomba elaborada con este tipo de material incluyen todas las sustancias químicas enumeradas para el primer tipo así como acetileno, etileno, fosfina y óxido de aluminio. Los derivados primarios son óxido de aluminio (38%), monóxido de carbono (24%; que rápidamente se oxida en dióxido de carbono), nitrógeno (18%) y carbono (13%). Etano (3%), agua (1%) e hidrógeno (1%) se forman en un grado inferior. Se forma menos de 1% de los derivados restantes (es decir, dióxido de carbono, amoníaco, propano, cianuro de hidrógeno, metano, alcohol de metilo, formaldehído, acetileno, etileno y fosfina) (Young 1978).

En épocas pasadas, durante el entrenamiento típico de apoyo al fuego de artillería naval, 82% de las bombas utilizadas eran bombas no explosivas y 18% eran bombas de combate. Durante el entrenamiento para el fuego de artillería aire-tierra, 85% de las bombas utilizadas eran bombas no explosivas y 15% eran bombas de combate (Marina 1990). En general, las actividades de bombardeo son mayores en febrero y agosto con menos maniobras en abril, mayo, noviembre y diciembre.

Un acontecimiento reciente que causó preocupación en la comunidad fue el uso inadvertido de municiones con uranio empobrecido (UE) durante un ejercicio de entrenamiento el 19 de febrero de 1999 (NRC 2000). En esa fecha dos aviones del Cuerpo de la Infantería de la Marina de los Estados Unidos dispararon 263 cartuchos armados con proyectiles de penetración con UE en la ZIC. El uso de cartuchos con UE en la ZIC no está autorizado en el permiso emitido por la Comisión Reguladora Nuclear (NRC). Personal de la Marina informó en persona sobre el incidente a la Junta de Calidad Ambiental tan pronto como se recibió la notificación del Cuerpo de Infantería de la Marina de los Estados Unidos.

La NRC fue notificada por el Comité Naval de Seguridad Radiológica (NRSC) el 5 de marzo del 1999 y, entre el 10 y el 19 de marzo de 1999, se envió un equipo de físicos especialistas, en los efectos de la radiación a la salud, de la Marina a la ZIC. Ese equipo recuperó satisfactoriamente el equivalente a 57 penetradores con UE completos. La Marina se ha comprometido a recuperar todos los penetradores detectables con UE de la ZIC y ha trascendido que hasta septiembre de 2001 recuperó 116 unidades equivalentes. La remoción de las unidades restantes se logrará durante la renovación del campo del tiro a medida que las unidades queden al descubierto con el transcurso del tiempo. Las unidades restantes se encuentran en lugares donde las UXO constituyen una preocupación. La NRC continúa controlando las tareas de la Marina para recuperar los cartuchos restantes con UE (NRC 2000).

Del 6 al 15 de junio de 2000, la NRC realizó una inspección de Vieques que incluyó la ZIC, la ZMO, el sector residencial central de la isla y la zona de NASD. El propósito de la inspección fue tomar mediciones directas de la radiación y muestras ambientales para análisis posterior con el fin de evaluar si los cartuchos con UE disparados por los aviones en la ZIC contaminaron el medio ambiente y, a su vez, podrían transformarse en una fuente potencial de exposición a la radiación para los habitantes de Vieques. Los lugares de muestreo se seleccionaron según una cuadrícula predeterminada. Se recogió un total de 84 muestras de suelo, 17 de vegetación, siete de aguas superficiales y seis de sedimentos.

Los resultados de la investigación de la NRC se publicaron el 28 de septiembre de 2000 y revelaron que las únicas detecciones de uranio, a niveles superiores a los niveles de uranio encontrados naturalmente en el área (niveles de transfondo), se midieron en cinco muestras que se obtuvieron en los hoyos donde se encontraron los cartuchos con UE. La NRC concluyó que el UE no se esparció a zonas externas a la ZIC y que el público fuera de la ZIC no estuvo expuesto a contaminación por UE o radiación por encima de los niveles de transfondo (NRC 2000). Además, la NRC concluyó que los habitantes de Vieques solo podrían haber recibido una dosis medible de radiación de los disparos con UE si hubieran tenido acceso directo a un penetrador con UE durante un período de tiempo extendido (NRC 2000).

La ATSDR ha revisado los resultados del informe de la NRC y concluye que los niveles de radiación detectados en Vieques no representan un peligro a la salud pública. El disparo de municiones con UE no constituye una fuente potencial de contaminación de las aguas subterráneas o el agua potable. Por esta razón, esta fuente potencial de contaminación no se analizará en mayores detalles en la presente evaluación de la salud pública.

Garantía de la calidad y control de la calidad:

En la preparación de esta evaluación de la salud pública, la ATSDR revisó y evaluó información provista en los documentos citados en las referencias. Los datos ambientales que se presentan en esta evaluación de la salud pública provienen de informes producidos por la Marina, el Departamento de Salud de Puerto Rico, el USGS, la NRC y la Agencia para la Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Las limitaciones de estos datos se han identificado en informes conexos. Los procedimientos de muestreo, los métodos analíticos y los límites de detección establecidos para esas investigaciones fueron consistentes con los objetivos de las mismas. Basada en nuestra evaluación, la ATSDR determinó que la calidad de los datos ambientales disponibles en los documentos relacionados con el sitio en Vieques es adecuada para tomar decisiones de salud pública.


III. ANÁLISIS DE LAS VÍAS DE EXPOSICIÓN

Existen cinco elementos en una vía de exposición: fuente de contaminación, medios ambientales, punto de exposición, forma en que los seres humanos están expuestos y población receptora. La fuente de contaminación es el lugar en el que se liberó el contaminante. Los medios ambientales (es decir, aguas subterráneas, suelo, agua de superficie, aire, etc.) transportan el contaminante. El punto de exposición es el lugar en el que los humanos entran en contacto con los medios contaminados. La manera en que el contaminante entra al cuerpo (es decir, ingestión, inhalación, contacto a través de la piel, etc.). Las personas realmente expuestas constituyen la población receptora. La ATSDR considera estos elementos en el pasado, presente y futuro.Esta sección de la evaluación de la salud pública aborda el potencial de la exposición de los seres humanos a la contaminación. La Figura 3 describe el proceso de evaluación de la exposición utilizado por la ATSDR. La ATSDR identifica y evalúa vías de exposición al considerar la manera en que las personas podrían entrar en contacto con contaminantes o exponerse a ellos. Para que exista un peligro de salud pública las personas deben entrar en contacto con áreas potencialmente contaminadas, la contaminación debe existir y la cantidad de contaminación debe ser suficiente para afectar la salud de las personas.

A fin de evaluar el impacto a la salud pública de las emisiones de sustancias químicas al medio ambiente, es esencial el determinar si alguna persona entra en contacto con las sustancias químicas. Si nadie entra en contacto con una sustancia química, entonces no hay exposición, por lo tanto no puede ocurrir ningún efecto a la salud. A menudo el público en general no tiene acceso al área donde se origina la emisión ambiental; esta falta de acceso aumenta la importancia de determinar si las sustancias químicas se desplazan a través del medio ambiente a lugares en que las personas puedan entran en contacto con ellas. La trayectoria del movimiento de las sustancias químicas es la vía. Una ruta de exposición puede incluir aire, aguas superficiales, aguas subterráneas, suelo, polvo o incluso plantas y animales.

Vías completas:

Una vía completa existe cuando los cinco elementos de una vía conectan la fuente de contaminación con la población receptora. Si los contaminantes migran del área de origen a un punto en el que las personas puedan entrar en contacto con ellos, podría existir una vía completa de exposición. Por otra parte, las vías completas probablemente ocurren cuando las personas entran a las áreas donde se origina la contaminación. Por ejemplo, toda persona que entre a la ZIC o la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre podría potencialmente entrar en contacto con residuos de sustancias químicas de la detonación de explosivos en el suelo y el agua en el lugar. Además, existe un riesgo de tocar o alterar las UXO y detonarlas, con efectos obvios a la salud.

El personal de la Marina o sus contratistas habitualmente no dedican más de ocho a diez semanas al año a la limpieza de los blancos de la ZIC durante las tareas de renovación semianuales. Por lo tanto, la población potencialmente expuesta durante el período de tiempo más extenso fueron los manifestantes que ocuparon la ZIC desde abril del 1999 a mayo de 2000. Para llevar a cabo la evaluación de salud se necesitan muestras del suelo de estas zonas para definir exactamente las sustancias químicas que se encuentran en el suelo. A pedido de la ATSDR, la Marina recogió muestras de la superficie del suelo en la ZIC y registró los lugares de las muestras. La evaluación de estas muestras se discutirá en una evaluación de la salud pública posterior.

Vías potenciales:

Existe una vía potencial cuando la información de uno de los cinco elementos, es desconocida o incompleta. En Vieques pueden existir varias vías potenciales. Por ejemplo, si el viento transporta contaminantes potenciales por 7 millas desde la ZIC a la sección residencial de Vieques, las personas podrían estar potencialmente expuestas mediante el aire, el polvo cuando se asienta o la cadena alimentaria. Además, los suelos contaminados pueden escurrirse al mar desde la ZIC. Las personas podrían estar potencialmente expuestas si esos contaminantes migraran a zonas pobladas o entraran a la cadena alimentaria.

Todavía no existen los datos para permitir la evaluación directa de estas vías potenciales. La ATSDR continuará trabajando con otras agencias a fin de reunir datos relevantes y, cuando fuera necesario, elaborar modelos del movimiento de las sustancias químicas en el medio ambiente.

Esta evaluación de la salud pública, Evaluación de fuentes de agua potable y vías de aguas subterráneas, analiza solo las vías que potencialmente afectan las fuentes de agua potable en la isla. La ATSDR analizará otras vías de exposición en el futuro cuando haya más datos disponible y se evalúen las implicaciones de los datos a la salud pública. Las vías analizadas en esta evaluación de la salud pública se resumen en el cuadro 1. Las preguntas a continuación sobre las fuentes de agua potable en Vieques se discuten en esta evaluación de la salud pública:

  1. ¿Es el suministro de agua pública actual apto para el consumo?


  2. ¿Es el agua subterránea en Vieques apta para el consumo?


  3. ¿Es el agua de los sistemas de recolección de agua de lluvia apta para el consumo?

Las evaluaciones de la salud pública futuras abordarán las cuestiones restantes con relación a las vías completas o potenciales de la ZIC y los habitantes de Vieques. Los asuntos que la ATSDR va a evaluar en futuros informes incluyen:

  1. El potencial de los contaminantes para desplazarse desde la ZIC a zonas pobladas de la isla por medio del aire se abordará en una evaluación específica de la salud pública posterior. Dicha evaluación cubrirá exposiciones potenciales por aire, incluyendo el impacto que tenga el transporte de sustancias químicas por el aire en el polvo, el suelo y el agua. Se incluirá también un análisis adicional de los sistemas de recolección de agua de lluvia.


  2. La posibilidad de que los contaminantes se trasladen desde la ZIC y se depositen en zonas residenciales de Vieques se abordará en una evaluación específica de la salud pública sobre las exposiciones al suelo en Vieques. Este docuemento tratará exposiciones que la población de las zonas residenciales puede generalmente experimentar así como las exposiciones que las personas que vivieron en la ZIC entre abril de 1999 y mayo de 2000 pueden haber experimentado.


  3. La posibilidad de que los residentes de Vieques se expongan a contaminantes mediante el consumo de pescados y mariscos de aguas cercanas se abordará en una evaluación específica de la salud pública posterior.

A medida que avanzan las investigaciones de la ATSDR, es probable que se identifiquen temas y preocupaciones adicionales, en tal caso, las mismas serán evaluadas.

Vía de aguas subterráneas:

El peticionante y otros residentes de Vieques han expresado precupación de que aguas subterráneas contaminadas podrían trasladarse desde la parte baja de la ZIC y la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre hacia las zonas pobladas de Vieques. No obstante, la geología y la topografía de la isla evitan que las aguas subterráneas se desplacen en esa dirección.

El agua subterránea de la ZIC no fluye hacia el oeste a la zona residencial de Vieques.Toda agua subterránea que pudiera existir en los sedimentos marinos y los depósitos de arena en la ZIC y la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre se desplazará lentamente cuesta abajo, bajo la influencia de la gravedad, hacia lagunas y el oceáno que rodean la ZIC en su mayoría. Todo movimiento de aguas subterráneas hacia el oeste sería interceptado por el mar y las lagunas a los lados del istmo,cualquier migración adicional se evitaría con la elevación del lecho de roca y la topografía de la isla, al oeste del istmo. En consecuencia, las aguas subterráneas no pueden desplazarse cuesta arriba desde la ZIC hacia el oeste – no existe una conexión entre las aguas subterráneas en la ZIC y las aguas subterráneas de la parte central de la isla. Ni el acuífero Esperanza, ni las aguas subterráneas poco profundas alrededor de Isabel Segunda y otras zonas pobladas de la isla son afectadas directamente por las aguas subterráneas debajo de la ZIC o la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre.

La única forma de que el acuífero Esperanza u otras aguas subterráneas en el centro de la isla podrían sufrir el impacto de las operaciones en la ZIC y la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre es mediante el transporte de contaminantes por aire, el depósito al suelo y el desplazamiento posterior de los contaminantes del suelo a los acuíferos subterrános. La ATSDR aún no tiene conocimiento si alguna cantidad medible de residuos químicos se ha transportado por el aire a estas zonas. No obstante, muestras recientes de aguas subterráneas no detectaron explosivos o residuos de los mismos en ninguna agua subterránea de la isla. Dado que el punto de exposición, agua utilizable, ha sido muestreado y no se encontraron contaminantes relacionados con municiones, la vía subterránea es incompleta.


IV. EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL AGUA POTABLE

Fuentes de agua potable:

La mayoría de los habitantes de Vieques reciben actualmente el suministro de agua potable de Puerto Rico por una tubería subterránea.El sistema de agua pública en la isla de Vieques se abastece actualmente con agua de la isla principal de Puerto Rico. Todos los residentes o las empresas que adquieren agua de la Compañía de Aguas obtienen agua que se recogió y trató en la isla principal de Puerto Rico, y luego se condujo por tubería subterránea al sistema de distribución. El agua se origina en las montañas de la isla principal de Puerto Rico y no es afectada por actividades en el campo de bombardeo en Vieques.

Antes de que el agua se bombeara desde Puerto Rico en el 1978, el sistema de distribución de agua en Vieques era abastecido desde pozos de aguas subterráneas en la isla de Vieques. Estos pozos, ubicados en los valles Esperanza y Resolución, se encuentran en acuíferos localizados en el área y no están conectados al agua subterránea del extremo este de la isla. Las demandas crecientes de agua de las comunidades en Vieques y el aumento en la salinidad de estas fuentes de agua (como consecuencia de la intrusión de agua de mar) determinaron la necesidad de mejorar el suministro de agua para los residentes de Vieques. Por lo tanto, el uso de estos pozos se discontinuó gradualmente cuando se tomó la decisión de suministrar agua desde la isla principal de Puerto Rico por tubería.

Antes de la existencia del sistema actual de distribución de agua pública y la instalación de los campos de pozos en Esperanza y Sun Bay a principios de la década del 1960, el agua era provista por pozos de aguas subterráneas privados más pequeños y por sistemas de recolección de agua de lluvia. Algunas de estas fuentes tal vez aún se utilicen en la actualidad para aumentar los suministros de agua en algunos hogares y empresas.

Cada una de las fuentes de agua se analiza a continuación en forma de respuestas a preguntas. Las respuestas que se ofrecen se basan en la información epidemiológica, toxicológica y médica más actualizada disponible. Cuando están disponibles, los análisis químicos del agua se evalúan para determinar si existe alguna indicación de que el agua ha sido afectada por actividades del área de tiro y si el agua es apta para el consumo y el uso en el hogar. El suministro de agua pública actual y diferentes pozos de aguas subterráneas fueron muestreados y analizados por el Departamento de Salud de Puerto Rico, USGS, una firma ambiental contratada por la Marina y la EPA. Los resúmenes del muestreo se incluyen en el Apéndice B y el Apéndice C incluye una lista completa de las sustancias químicas evaluadas por cada agencia. Fuentes anteriores de utilización del agua son más difíciles de tratar, especialmente cuando son limitados los análisis químicos disponibles o hay incertidumbre sobre el lugar dónde se tomaron las muestras. En este momento, no existen datos para permitir una evaluación completa del uso de los sistemas de recolección de agua de lluvia en la isla; esa fuente de agua se analizará más completamente mediante muestreo ambiental adicional en Vieques y modelos por computadora de dispersión del aire para evaluar la posibilidad de que contaminantes suspendidos en el aire afecten estos sistemas.

Pregunta 1: ¿Es el suministro de agua pública actual apto para el consumo?

Respuesta:

El agua suministrada por tubería a la isla de Vieques es apta para el consumo y apropiada para el uso hogareño y comercial.

El análisis reciente de sustancias químicas del agua en el sistema de suministro de agua pública indica que el agua no ha sido afectada por las actividades de bombardeo en la ZIC.

No existe una vía completa entre la ZIC y la zona de combustión al aire libre/detonación al aire libre, y el sistema de suministro de agua pública para la isla de Vieques.

Análisis:

Suministro de agua potable:

La mayoría de los residentes de Vieques reciben el suministro de agua potable de Puerto Rico. En el 1977 se construyó una tubería subterránea se desde la isla principal de Puerto Rico hasta Vieques que suministra 800,000 galones de agua potable por día a los residentes de Vieques (Cherry y Ramos 1995). La fuente de agua es el Río Blanco, el cual nace en el bosque tropical el Yunque en las montañas de la isla principal de Puerto Rico. La Compañía de Aguas, una empresa contratada por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado de Puerto Rico (PRASA) para mantener y operar el sistema de suministro de agua, es responsable de la distribución de agua potable a los residentes de Vieques. El agua tratada de la Planta de Filtración del Río Blanco en Naguabo, Puerto Rico, se distribuye al tanque de almacenamiento Arcadia en la zona de NASD en Vieques por conducto de la tubería subterránea. Este tanque de almacenamiento externo posee una cubierta diseñada técnicamente y no es susceptible a la deposición atmosférica. El agua es tratada además por cloración antes de llegar al tanque de almacenamiento Arcadia. El agua potable del tanque de almacenamiento Arcadia luego se suministra a todos los otros tanques de distribución y almacenamiento en la isla, que a su vez suministran agua a los residentes y al personal de la Marina. La Figura 4 muestra gráficamente las ubicaciones de los tanques en el sistema de suministro de agua pública.

Resumen de los datos del muestreo:

Se realizaron muestreos en el agua provista desde la isla principal de Puerto Rico para detectar diferentes tipos de sustancias químicas, incluyendo explosivos, metales, otros compuestos inorgánicos, herbicidas, plaguicidas, bifenilos policlorados (PCB), compuestos orgánicos volátiles (COV), compuestos orgánicos semivolátiles (COSV) y radionucleidos. Varios tanques y grifos dentro del sistema de suministro de agua pública de Vieques fueron muestreados por la EPA y por el Departamento de Salud de Puerto Rico en diferentes ocasiones en 1999 y 2000 (consulte el resumen en el Apéndice B). Los estudios incluyeron todos los tanques públicos de almacenamiento y un grifo que es representativo del suministro de agua potable pública en la isla. El agua de la Planta de Filtración del Río Blanco, en Puerto Rico, que suministra el agua que se conduce por tubería a Vieques, fue muestreada por la EPA para detectar explosivos. Por otra parte, en septiembre de 1999, una firma de consultoría ambiental que trabajaba para la Marina tomó muestras del tanque de almacenamiento mantenido por la Marina (tanque de NASD), dividiendo las muestras con la EPA para confirmar los hallazgos. En el Apéndice B se incluye un resumen del muestreo y el Apéndice C incluye una lista completa de sustancias químicas evaluadas por cada agencia.

Calidad del agua:

En ninguna de las muestras se detectaron compuestos químicos relacionados con explosivos, con el uso de técnicas analíticas actuales aprobadas por la EPA. Según se describe en el cuadro 2, el agua del sistema de suministro público incluye el conjunto habitual de metales y constituyentes inorgánicos y unos pocos COV que son derivados naturalmente de la cloración del agua. El cuadro 1 indica las sustancias químicas identificadas y su cantidad.

Evaluación del impacto de la calidad del agua en la salud pública:

El nivel máximo de contaminantes (NMC) es la norma establecida por la EPA para el agua potable dentro de los sistemas de suministro de agua pública. La EPA tiene en cuenta la protección de la salud humana cuando determina los NMC.Los metales y otros constituyentes inorgánicos que se encuentran en el agua del sistema de suministro público reflejan los tipos geológicos de rocas, la erosión y la formación del suelo en la cuenca hidrográfica del Río Blanco en Puerto Rico. Todos estos metales estaban presentes en concentraciones muy por debajo de cualquier nivel de preocupación de salud. El bario, el fluoruro, el aluminio, el hierro, el manganeso y el zinc se encontraron por debajo de los niveles adecuados de la EPA para el agua potable (consulte el cuadro 1). Además, los otros compuestos inorgánicos –cloro, sulfato, nitrato y nitrito– se encontraron dentro de las normas aplicables para el agua. A pesar de que el amoníaco, el boro y el estroncio no tienen niveles máximos de contaminantes (NMC, consulte el recuadro de texto para la definición), los niveles encontrados en el agua potable de Vieques no constituyen una preocupación de salud. Las cantidades pequeñas que posiblemente se ingerirían con el agua están bien por debajo de las dosis máximas recomendadas para estas sustancias químicas, de acuerdo a la comparación que hizo la ATSDR de los niveles mínimos de riesgo (NMR) y las dosis de referencia (RfD) de la EPA. Consulte el Apéndice D para obtener detalles adicionales sobre la manera en que la ATSDR estimó las dosis de exposición y determinó los efectos a la salud.

Los metales restantes no poseen estándares de comparación determinados por la EPA o la ATSDR. No obstante, los niveles detectados para el resto de los metales son también muy bajos. Una persona que consume agua todos los días ingeriría una cantidad muy pequeña de cada uno de estos metales. Por ejemplo, los nutrientes esenciales, magnesio y potasio, no poseen NMC determinados por la EPA. En realidad, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) recomienda a las personas consumir una cantidad mínima de estos metales para preservar la salud –400 miligramos (mg) por día para el magnesio y 3,500 mg por día para el potasio. Usando como base el magnesio y el potasio detectados en el agua potable, los adultos de Vieques que consumen 3 litros de agua por día ingerirían 11.1 mg de magnesio y 3.9 mg de potasio, 5.5 mg y 2.0 mg respectivamente, para niños que beben 1.5 litros por día. Estas cantidades son muy inferiores a las recomendaciones de consumo de estos nutrientes esenciales y de ninguna manera son peligrosas para adultos o niños. En realidad, la presencia de estos metales en el agua potable contribuye a suministrar al cuerpo dos nutrientes esenciales, a pesar de que la contribución a la dieta es muy baja.

Todos los COV que se encontraron en el agua también estuvieron por debajo de los NMC correspondientes. La ATSDR estimó dosis de exposición para los COV con el uso de las concentraciones detectadas más altas y considerando que las personas bebían 3 litros de agua por día (1.5 litros para niños) durante 70 años (6 años para niños). Las dosis resultantes tanto para niños como para adultos fueron de órdenes de magnitud inferiores a los niveles considerados como causantes de efectos adversos a la salud.

La desinfección es un paso importante para garantizar que el agua esté apta para el consumo. El sistema de suministro de agua pública se trata con cloro (un desinfectante) para matar todos los microorganismos que presuntamente existen y que pueden ocasionar enfermedades. El cloro reacciona con el material orgánico que está presente naturalmente en el agua y forma derivados de la desinfección.Los trihalometanos (THM) que se encuentran en el agua potable –incluiyendo THM totales, clorodibromometano, cloroformo y diclorobromometano– son derivados conocidos de la desinfección del agua potable y se trata más probablemente de derivados de desinfección del proceso de cloración más que de los contaminantes ambientales. De acuerdo con los cálculos de dosis de la ATSDR, los niveles detectados en el sistema de suministro de agua pública para Vieques fueron muy inferiores a los niveles que ocasionan efectos adversos a la salud. La presencia de estos compuestos en el agua en estos niveles bajos no aumenta considerablemente el riesgo de cáncer u otros efectos adversos a la salud.

Pregunta 2: ¿Es el agua subterránea en Vieques apta para el consumo?

Respuesta:

De acuerdo con los análisis disponibles, el agua de los pozos de suministro público en el acuífero Esperanza es apta para el consumo. El total alto de sólidos disueltos (tsd) y la salinidad pueden repercutir en el sabor pero no representan un riesgo a la salud. No obstante, cuando los residentes beban agua de estos pozos necesitan estar conscientes de la ingesta adicional de sodio. A pesar de que no se realizaron muestreos de los pozos de sumnistro de agua con relación a explosivos, las muestras de otros pozos del acuífero Esperanza no están contaminadas con explosivos.

No existen riesgos a la salud por la exposición a explosivos o sus derivados con el consumo de aguas subterráneas en Vieques. A pesar de que no fue posible evaluar la presencia de explosivos en los pozos de suministro de agua potable de Esperanza, las pruebas para la detección de explosivos en otros pozos en ese acuífero que están ubicados más cerca de la ZIC no descubrieron la presencia de esos compuestos. Por otra parte, ningún otro pozo en la isla detectó la presencia de explosivos.

El agua del pozo 3-7, un pozo de agua potable privado, de escasa profundidad, no es apta para el consumo dados los niveles elevados de nitrato más nitrito. Los niños, especialmente los infantes, y las mujeres embarazadas no deben beber agua de este pozo. El Departamento de Salud de Puerto Rico ha emitido un alerta de salud sobre este pozo y notificado a los usuarios locales. Los niveles de nitrato más nitrito seguramente resultan de contaminación agrícola y no constituyen pruebas concluyentes de la contaminación por explosivos.

Análisis:

Recursos de aguas subterráneas para agua potable:

El suministro de agua dulce en Vieques está limitado por las lluvias anuales y el agua almacenada en los acuíferos aluviales. Antes de la instalación de tuberías para el agua potable desde la isla principal de Puerto Rico, el sistema de distribución de agua pública era abastecido con el bombeo de aguas subterráneas de pozos en el acuífero Esperanza. Los pozos de la Marina en la zona de Campamento García bombean agua de depósitos aluviales conectados (Torres-Gonzalez 1989), que para los propósitos de este informe se consideran el mismo sistema aluvial. El uso menor de los acuíferos restantes en Vieques incluye dos pozos de suministro de la Marina y aproximadamente 14 pozos de propiedad individual en el centro de la isla, muchos de los cuales estaban secos o fuera de uso cuando fueron inspeccionados por USGS en 1991 (Cherry y Ramos 1995). La Figura 5 muestra gráficamente la ubicación de los pozos de aguas subterráneas que se analizan en esta evaluación de la salud pública.

Uso del agua del acuífero Esperanza:

Muchos pozos que bombean agua del acuífero Esperanza, incluyendo los pozos en Sun Bay y los pozos B, se instalaron en la década del 1960. PRASA operó estos pozos en el valle para suministrar agua potable a los residentes de Vieques. Durante la operación, el campo de pozos producía un promedio de 425,000 galones de agua por día. El incremento en la producción de agua causó la intrusión de agua salina en los pozos cerca de la costa. La concentración de cloruro, como una medida de salinación, reveló un aumento de aproximadamente 100 mg por litro hasta un máximo de 300 mg por litro desde el 1973 al 1977 (Torres-Gonzalez 1989). Esta alza en salinidad, así como la limitación natural en el volumen de agua que podía bombearse desde el acuífero, fueron factores claves en la decisión de retirar de funcionamiento el campo de pozos del valle Esperanza en el 1978.

Desde que PRASA comenzó a administrar las aguas subterráneas en Vieques en el 1977, el acuífero Esperanza se ha recuperado prácticamente hasta alcanzar condiciones de pre- desarrollo (CH2MHILL y Baker 1999). Si se mantuviera y utilizara adecuadamente, el campo de pozos del valle Esperanza podría ofrecer una fuente alternativa de agua en el caso de una emergencia (Cherry y Ramos 1995). Un modelo bidimensional de las aguas subterráneas creado por USGS indica que el acuífero puede producir aproximadamente 300,000 galones de agua por día durante la estación de lluvia y 200,000 galones por día durante la estación seca.

Hasta hace poco tiempo, la Compañía de Aguas mantuvo tres pozos en Sun Bay que se utilizaron durante emergencias (por ejemplo, huracanes, sequías o apagones) cuando se interrumpía el suministro de agua de la isla principal de Puerto Rico. Estos pozos se ubicaron en el acuífero del valle Esperanza y actualmente, según se informa, están cerrados. En el caso de una emergencia, los pozos en Sun Bay podrían utilizarse de manera segura, al menos durante un período limitado de tiempo. Otros cuatro pozos, los pozos B aún están disponibles para el uso en casos de emergencias.

En el pasado, la Marina también utilizó pozos de aguas subterráneas en la zona este de este acuífero aluvial para el suministro de agua potable. Hasta 1998, el personal del Campamento García recibía el agua potable del pozo 6 de la Marina de los Estados Unidos y el pozo 14 de la Marina. Conjuntamente, estos dos pozos bombeaban 84,000 galones de agua por día, dos veces por semana. No obstante, en 1998, debido a problemas de deterioro y mantenimiento, la Marina decidió traer agua potable desde el tanque de NASD por medio de un camión cisterna hasta el Campamento García en lugar de continuar bombeando de estos dos pozos. El Pozo 14 de la Marina se utiliza ahora para suministrar agua al ganado.

Uso del agua de otros valles aluviales:

Muchos pozos que eran usados por la Marina fueron identificados por USGS dentro de NASD en el valle Resolución, a lo largo de la costa noroeste de la isla (USGS 1997). El uso pasado de los pozos no está determinado, excepto para uno de ellos –el Pozo 17 de la Marina se sabe que fue anteriormente un pozo de suministro de agua (Cherry y Ramos 1995). Ninguno de los pozos es utilizable en la actualidad.

Un valle aluvial pequeño, que no tiene nombre, al norte de Ensenada Honda también posee un pozo conocido. Un pozo pequeño cavado a mano (13 pies de profundidad) trascendió que fue utilizado por la Marina en esta parte remota de la isla. Este pozo ya no se encuentra aparentemente en uso dado que tenía concentraciones de cloruro mayores a 4,000 mg por litro (Cherry y Ramos 1995).

Uso del agua de otros recursos de aguas subterráneas en Vieques:

El resto de los pozos en el centro de la isla obtienen agua de la parte superior del lecho de roca erosionado, de bancos aislados de depósitos aluviales o de canales y fallas en rocas sedimentarias (por ejemplo, piedra caliza). El uso de las aguas subterráneas es limitado en Vieques porque solo ocurre una recarga menor del acuífero a partir de las aguas de lluvia debido a una tasa alta de evapotranspiración (las estimaciones sugieren que aproximadamente 90% del agua de lluvia se pierde como resultado de la evapotranspiración, Torres-Gonzalez 1989).

Pozos privados fuera del acuífero Esperanza actualmente en uso:					
	N°		Uso    Profundidad	Cloruro
	de pozo		(ft)          	 (mg/l)

	10–2	P	14	  156
	2–2		Ag	--	  --
	2–3		E	17	  108	
	3–4 	P	--	  176 
	3–5		P	14	  240
	3–7		E	9	  90

P = Agua potable   	   Ag = Agricultura       E = Uso de emergencia 
Cherry y Ramos 1995Se informó que seis pozos aún se usan en el 1991 (Cherry y Ramos 1995). Un pozo se usa para fines agrícolas para suministrar agua al ganado y tres pozos se usan para agua potable y otros propósitos domésticos. Los dos últimos pozos (pozo 2-3 y pozo 3-7) solo se usan como un suministro de agua de emergencia cuando la tubería no se encuentra en operación. El pozo 2-3 está ubicado en una zona remota de la isla, con acceso restringido por 80 a 100 pies de vegetación densa. El pozo 3-7 se encuentra en una zona residencial donde las personas llenan envases con agua del pozo y los transportan a sus hogares (EPA 1999).

Resumen del muestreo de agua:

En mayo de 1995, el Departamento de Salud de Puerto Rico realizó el muestreo de los tres pozos en Sun Bay y los cuatro pozos B abandonados en Vieques con relación a COV, COSV, sustancias inorgánicas, metales, herbicidas, plaguicidas y PCB. USGS realizó el muestreo de cinco pozos que la Marina había usado en NASD, en noviembre de 1996, para la detección de sustancias orgánicas. A tres de estos pozos se les realizaron muestreos adicionales con relación a COV y plaguicidas organoclorados. En agosto de 1999, una firma de consultoría ambiental contratada por la Marina realizó el muestreo del antiguo pozo de suministro de agua (pozo 17 de la Marina) en la propiedad de NASD y el antiguo pozo de agua potable (pozo de la Marina 14) en el Campamento García con relación a COV, COSV, sustancias inorgánicas, metales, herbicidas, plaguicidas, PCB y explosivos. En septiembre de 1999, la EPA realizó el muestreo de tres pozos en Sun Bay y dos pozos para el suministro de agua potable de emergencia (pozo 2-3 y pozo 3-7) para la detección de COV, COSV, sustancias inorgánicas, metales y explosivos. De acuerdo con el análisis de los datos, la EPA determinó que no se podían usar los datos de los explosivos; por lo tanto, en enero de 2000, la EPA regresó y realizó el muestreo nuevamente de dos pozos para el suministro de agua en casos de emergencia con relación a la presencia de explosivos y nitrato más nitrito. Los tres pozos en Sun Bay no se sometieron a muestreos nuevamente porque se habían cerrado. Consulte el Apéndice B para obtener un resumen del muestreo por parte de cada agencia y el Apéndice C para un lista completa de sustancias químicas evaluadas por cada agencia.

Se realizaron otros muestreos en pozos de control. Los pozos de control no se usan para suministrar agua potable al público sino que se usan para realizar el muestreo de la calidad del agua en el acuífero. Dado que estos pozos no se usan como una fuente de agua, los resultados en estos pozos se describen solo para ayudar a caracterizar la calidad de las aguas subterráneas. En agosto de 1999, la firma de consultoría ambiental contratada por la Marina instaló 11 pozos de control en el límite oeste de la ZMO y realizó el muestreo para detectar explosivos. De los 11 pozos de control instalados en el límite oeste de la ZMO, dos se ubicaron para permitir el muestreo en los depósitos aluviales del acuífero Esperanza. Los pozos restantes muestrean agua dentro del lecho de roca erosionado en el centro de la isla.

Calidad del agua:

Calidad del agua en el acuífero Esperanza:

El NMC secundario (NMCS) se basa en consideraciones secundarias como sabor, aroma y apariencia, en casos en que preocupaciones de salud no constituyen un problema.Muestras de agua en el acuífero Esperanza contuvieron metales, total alto de sólidos disueltos (tsd) y sal (sodio y cloruro) [cuadro 3]. Estos resultados son consistentes con los informes anteriores de salinidad alta en los pozos del valle Esperanza (Torres-Gonzalez 1989). En general, este acuífero no constituye una fuente de agua de alta calidad. Muchos de los metales que se encuentran en los pozos en Sun Bay y los tsd que se encuentran en todos los pozos están por encima de los niveles máximos de contaminantes secundarios (NMCS, consulte la definición en el recuadro de texto). TSD –incluyendo boro, hierro, manganeso y sodio– se encuentran generalmente en aguas subterráneas. La presencia de estos metales se relaciona directamente con niveles altos de tsd en agua y quizá refleje la geología natural de la isla. Rocas ígneas y volcánicas, que forman el lecho de roca de Vieques, son una fuente común de hierro y manganeso (USGS 1997). Se encontró una cantidad muy pequeña de cloroformo y trihalometanos totales en uno de los pozos B y en el pozo 14 de la Marina. También se detectó di-n-butilftalato en el pozo 14 de la Marina.

Ningúna agencia tomó muestras con relación a explosivos en los pozos en Sun Bay ni en los pozos B. En la actualidad, los pozos en Sun Bay están cerrados y no hay planes de reabrirlos; con lo cual es imposible validar o volver a hacer el muestreo. Por lo tanto, las únicas muestras disponibles de aguas subterráneas en el acuífero Esperanza para caracterizar la posibilidad de contaminación por explosivos son los pozos de la Marina, los cuales se muestrearon en 1999. En el pozo 14 de la Marina se tomaron muestras con relación a 16 compuestos de explosivos y no se detectó ninguno por encima de los límites de detección del método (cuadro 3) [Baker 1999b]. La Marina también ha instalado y muestreado dos pozos de control en los depósitos aluviales en el límite oeste de la ZMO (pozo NW-8 y pozo RCRA-4). Como fue el caso del antiguo pozo de suministro de agua, las muestras de agua de estos pozos no contuvieron ninguno de los compuestos explosivos evaluados. Los tres pozos de la Marina están ubicados más cerca de la ZIC que los pozos en Sun Bay y los pozos B y detectarían toda contaminación potencial de aguas subterráneas de la ZIC antes de que llegara a los pozos en Sun Bay y los pozos B.

Calidad del agua de otros valles aluviales:

El valle Resolución es el único valle aluvial restante en el que se tomaron muestras. El pozo 17 de la Marina y otros cuatro pozos anteriores de la Marina en NASD fueron muestreados por la Marina y USGS con relación a la presencia de contaminantes. Como en el caso de las muestras de agua del acuífero Esperanza, las muestras del agua de Resolución presentaron tsd y salinidad (sodio y cloruro) altos con algunos indicios de metales (por ejemplo, bario, calcio y hierro) [cuadro 4]. No se detectaron explosivos por encima de los límites de detección del método. Se observaron indicios de benceno, cloroformo, tolueno, di-n-butilftalato y siloxano en niveles muy próximos a los límites de detección del método.

Calidad del agua de otros recursos de aguas subterráneas en Vieques:

Dos de los seis pozos de aguas de poca profundidad probablemente usados por el público general fueron muestreados por la EPA: pozo 2-3 y pozo 3-7. Además de los indicios de metales previstos (bario, boro, manganeso y zinc), estos dos pozos presentaron tsd alto y salinidad (cloruro y sodio) levemente más alta que lo identificado en el acuífero Esperanza (Cuadro 5). El tsd no supera el NMCS y el cloruro se aproxima al NMCS. El nitrato más nitrito combinado para el pozo 2-3 fue similar al de los pozos en Sun Bay, pero el pozo 3-7 contuvo niveles mucho más altos, hasta 12,600 partes por mil millones (ppmm). Este nitrato más nitrito combinado supera el NMC de 10,000 ppmm. Cuando la EPA volvió a tomar muestras en el pozo 3-7, los niveles de nitrato más nitrito fueron considerablemente más bajos (1,700 ppmm). No obstante, después de revisar los datos sobre el control de calidad, la EPA determinó que el segundo muestreo probablemente subestimó las concentraciones de esas muestras.

Di(2-etilhexil)ftalato (22 ppmm en el pozo 3-7) fue el único compuesto orgánico que se encontró en estos pozos. A pesar de que no se detectó en las muestras de laboratorio para el control de la calidad, el laboratorio de la EPA observó que di(2-etilhexol)ftalato es un contaminante común de laboratorio y que la presencia de di(2-etilhexil)ftalato es "más probablemente debida a la contaminación de la muestra durante la recolección y el análisis" (EPA 1999). Di(2-etilhexil)ftalato es un plastificante en muchos materiales comunes que se encuentran en el hogar y en el laboratorio. A menos que se conozca que el pozo contiene materiales sintéticos que pueden incluir di(2-etilhexil)ftalato, este resultado debe considerarse introducido por el laboratorio.

Evaluación del impacto de la calidad del agua en la salud pública:

Explosivos:

El límite de detección es la cantidad más baja de una sustancia química que un equipo puede medir.En la actualidad, no existen riesgos a la salud de la exposición a explosivos o sus derivados por el consumo de aguas subterráneas en Vieques. No se encontraron explosivos en ninguno de los pozos de aguas subterráneas muestreados (Baker 1999; CH2MHILL y Baker 1999; EPA 2000). A pesar de que es teóricamente posible que trazas de explosivos se encontraran presentes en niveles inferiores a los límites de detección, no se prevén efectos a la salud con niveles tan bajos. Según se informa, los explosivos que se utilizaron en la ZIC incluyen TNT, RDX, tetrilo, HMX y picrato de amoníaco (Marina 1990).

Los límites de detección para TNT, RDX, tetrilo, HMX y los productos de degradación del TNT se encuentran muy por debajo de todo nivel de preocupación para efectos a la salud no cancerígenos; una indicación de que estos efectos nocivos a la salud no se esperarían aun si los contaminantes estuviesen presentes por debajo de los límites de detección. Por otra parte, los cálculos de la dosis de consumo de agua asumiendo una exposición de por vida y usando los límites de detección, indican que estos niveles de consumo de agua son inferiores a los niveles de preocupación para efectos cancerígenos a la salud. Los efectos cancerígenos potenciales de RDX, TNT y dinitrotoluenos (productos de fragmentación del TNT) pueden evaluarse más completamente que los de HMX o tetrilo porque se conoce más sobre esos compuestos. Consulte el Apéndice D para obtener detalles adicionales sobre la manera en que la ATSDR estimó las dosis de exposición y determinó los efectos a la salud.

Niveles muy bajos de RDX, tetrilo, amoníaco y nitrato más nitrito tal vez hayan estado presentes en las muestras de agua potable tomadas por la Marina en 1978. La validez y la utilidad de los datos son inciertas debido a la cantidad pequeña de muestras reunidas y la descripción del lugar o los medios representados por las muestras. Independientemente de esto, las concentraciones de los compuestos explosivos en agua potable informados en el pasado fueron ampliamente inferiores a los niveles considerados nocivos a la salud humana y toda exposición potencial pasada a estos compuestos no habría representado un riesgo a la salud pública. Consulte el Apéndice E para el análisis y la evaluación de este muestreo.

Nitrato / Nitrito:

El nitrato más nitrito (medidos conjuntamente como nitrógeno) fue elevado en el pozo 3-7 con 12,600 ppmm. En este pozo no se tomaron muestras de nitrato y nitrito por separado; el nitrógeno encontrado podría provenir del nitrato, el nitrito o ambos. El nivel detectado de nitrógeno se encuentra por encima del NCM para el nitrato, el nitrito o ambos juntos (10,000 ppmm, 1,000 ppmm ó 10,000 ppmm, respectivamente). Niveles excesivos de nitrato/nitrito en agua potable pueden ocasionar efectos a la salud serios a corto y largo plazo en los niños porque el nitrito interfiere con la ingesta de oxígeno en sangre (EPA 1995). La preocupación más grande es para los infantes y las mujeres embarazadas que tal vez estén consumiendo agua con niveles elevados de nitrato o nitrito. El nitrato puede convertirse en nitrito en los intestinos de un infante. En tal caso, el nitrito puede interferir con la capacidad de la sangre del niño de transportar oxígeno. Los niños mayores y los adultos no convierten mucho nitrato en nitrito y, por lo tanto, la exposición al nitrato es de menor preocupación para ellos. Por otra parte, el nitrito es de igual importancia para todas las edades, dado que no necesita transformarse en los intestinos para interferir activamente con la ingesta de oxígeno en sangre.

Tanto los adultos como los niños que beben agua a diario del pozo 3-7 consumirán más nitrito que la cantidad recomendada diariamente, teniendo en cuenta que todo el nitrógeno en el agua representa nitrito. No obstante, es improbable que todo el nitrógeno sea atribuíble al nitrito porque: 1) los niveles elevados de nitrato/nitrito en este pozo probablemente son un producto de los productos químicos agrícolas, que contienen nitrato, no nitrito y 2) de los ocho pozos en la isla a los que se les tomaron muestras para la detección del nitrito, este último nunca se detectó y, por lo tanto, nada indica que cantidades altas de nitrito serían previsibles en este pozo. Si todo el nitrógeno fuese una indicación de la presencia de nitrato, no habría riesgos para adultos y niños mayores. No obstante, los infantes tal vez se enfrenten a un riesgo, especialmente si beben leche de formula usando esta agua. Finalmente, las dos muestras tomadas en este pozo tuvieron niveles muy diferentes de nitrógeno –12,600 ppmm y 1,700 ppmm. Si los niveles en el pozo fluctúan de acuerdo con las estaciones o debido a otros factores, un aumento en los nitratos en el pozo representaría un riesgo para niños mayores y mujeres embarazadas. Por lo tanto, los niveles de nitrito/nitrato en este pozo pueden representar un riesgo a la salud pública. Los niños, especialmente los infantes, y las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de esta agua. El Departamento de Salud de Puerto Rico ha emitido un alerta informando personalmente a los residentes de Vieques que el agua del pozo 3-7 no es apta para el consumo.

Otras sustancias inorgánicas:

Todas las fuentes de aguas subterráneas muestreadas tienen niveles altos de tsd, salinidad alta (sodio y cloruro) y niveles elevados de metales naturales. El hierro y el manganeso que se encuentran en los pozos en Sun Bay y NASD y el tsd en todos los pozos de aguas subterráneas superan los NMCS de la EPA. Niveles detectados superiores a NMCS pueden afectar el sabor, el aroma o el color del agua o producir efectos secundarios a la salud, como la decoloración de los dientes. Las sustancias químicas en niveles superiores a NMCS no indican un peligro a la salud; muchos de estos elementos son en realidad nutrientes esenciales para el cuerpo. A pesar de que los pozos de suministro de agua en el acuífero Esperanza se utilizaron durante menos de 20 años, el análisis considerará el uso permanente o de por vida para proteger a todos los individuos que aún usen las aguas subterráneas como la fuente principal de agua potable en los hogares. Consulte el Apéndice D para obtener detalles adicionales sobre la manera en que la ATSDR estimó las dosis de exposición y determinó los efectos a la salud.

Las concentraciones detectadas de tsd se encuentran claramente dentro de los límites que la EPA consideraría apta para el uso (la EPA establece que el agua con más de 10,000,000 ppmm de tsd no es apta para el consumo). En realidad, algunas personas tal vez toleren o, de hecho, disfruten el sabor del agua con niveles altos de tsd, especialmente si eso es lo que acostumbran beber (EPA 1984). El tsd incluye hierro, manganeso, sodio y boro.

Hierro, manganeso y sodio son minerales importantes que mantienen las funciones vitales básicas.

El valor diario es un punto de referencia establecido por la FDA para ayudar a las personas a comprender cuáles deben ser las necesidades nutricionales generales.El hierro es utilizado por el cuerpo para fabricar hemoglobina, la cual transporta el oxígeno en la sangre desde los pulmones a otras áreas del cuerpo que necesitan oxígeno. El hierro también ayuda a aumentar la resistencia del cuerpo a la tensión y las enfermedades (ANR 2000). El valor diario para el hierro según la FDA es 18 mg. La ingesta diaria de hierro calculada por la ATSDR en los pozos en Sun Bay era aproximadamente una tercera parte del valor diario para adultos y menos de una quinta parte del valor diario para niños. No se detectó hierro en los otros pozos de agua potable. El hierro adicional que sería recibido por medio del agua potable de los pozos en Sun Bay no es nocivo. La razón por la cual se establece un NCMS para el hierro no es porque el hierro pueda causar efectos adversos a la salud sino más bien que el agua con niveles altos de hierro puede tener un sabor desagradable para algunas personas y puede manchar materiales que se laven en esta agua.

El manganeso es un antioxidante que ayuda a producir energía para el cuerpo. La cantidad promedio de manganeso en una dieta normal es aproximadamente 1 mg a 5 mg por día (ATSDR 1997). No obstante, niveles muy altos de manganeso en la dieta pueden ocasionar efectos adversos. Por lo tanto, la ATSDR comparó de manera conservadora niveles probables de consumo (es decir, dosis calculadas de la ATSDR) de manganeso con los valores disponibles recomendados a la salud y descubrió que las concentraciones detectadas eran inferiores a niveles que podrían producir efectos nocivos a la salud como resultado del consumo de agua.

El sodio es otro nutriente esencial utilizado por el cuerpo para controlar la presión arterial y el volumen sanguíneo. Por otra parte, el sodio ayuda a los músculos y los nervios a funcionar adecuadamente. No obstante, cantidades demasiado elevadas de sodio pueden ocasionar presión arterial alta. La ATSDR calculó ingestas diarias de sodio de acuerdo con la concentración más alta detectada en los pozos de agua potable. Los adultos que beben 3 litros de agua del pozo 3-7 reciben 687 mg adicionales de sodio cada día que beben de ese pozo. A manera de comparación, los residentes que beben 3 litros de agua del sistema de suministro de agua pública ingieren solo 30 mg extras de sodio por día. El valor diario de la FDA para el sodio es 2,400 mg (Departamento de Agricultura de Estados Unidos y Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos 2000). Los residentes que consumen agua de un pozo con niveles elevados de sodio deben tener en cuenta que sus ingestas de sodio van a aumentar por lo que deben modificar sus dietas de acuerdo a éstas. Las personas que ya tienen presión arterial elevada o una dieta con restricción al sodio deben evitar consumir el agua de pozos con niveles elevados de esta sustancia. La determinación de si la ingesta de sodio adicional afectará nocivamente la salud de una persona se trata estrictamente de una determinación individual basada en la dieta de esa persona y en su estado de salud. Los residentes preocupados por la ingesta de sodio deben consultar a un médico.

Otro elemento detectado en el agua es el boro, el cual está presente naturalmente en rocas. Se libera naturalmente al medio ambiente mediante el proceso de erosión de las rocas que contienen boro. Diferentes órganos en el cuerpo humano pueden sufrir consecuencias negativas si se consumen cantidades importantes de boro (por ejemplo, mayores de 4,000,000 ppmm) [ATSDR 1992]. La ATSDR calculó la dosis de boro a partir del consumo de 3 litros de agua (1.5 litros por día para niños) diariamente del pozo con la concentración más alta. La ATSDR comparó los niveles de consumo calculados con los valores disponibles recomendados para la salud y descubrió que las dosis calculadas eran muy inferiores a los niveles que podrían ocasionar efectos nocivos a la salud.

Sustancias orgánicas:

Dos pozos en el acuífero Esperanza (uno de los pozos B y el pozo 14 de la Marina) contenían trazas de el compuesto orgánico, cloroformo. Los niveles de cloroformo estaban bien por debajo del NMC de la EPA. Por otra parte, las ingestas calculadas, asumiendo un uso permanente o de por vida, se encuentran muy por debajo de un nivel que produciría efectos nocivos a la salud. Consulte el Apéndice D para obtener detalles adicionales sobre la manera en que la ATSDR estimó las dosis de exposición y determinó los efectos a la salud.

A pesar de que la fuente del benceno y el tolueno en el pozo 17 de la Marina es desconocida, los niveles están bien por debajo del NCM. El uso de por vida del agua de este pozo no significaría un consumo suficiente de estos compuestos para producir algún efecto nocivo a la salud.

En los dos antiguos pozos de suministro de agua de la Marina (pozo 14 de la Marina y pozo 17 de la Marina) se informó sobre la presencia de di-n-butilftalato en las muestras. Di(2-etilexil)ftalato estuvo presente en el pozo 3-7. Como componentes de muchos plásticos y contaminantes comunes de laboratorio, estas sustancias químicas probablemente no están presentes en el agua potable. No obstante, incluso si se considera su presencia, los niveles identificados no representan un problema de salud. Una exposición de por vida a la cantidad máxima encontrada en estas muestras no aumenta el riesgo de ninguno de los efectos adversos a la salud.

Construcción de pozos

La EPA manifestó preocupación que la construcción del pozo 2-3 y el pozo 3-7 es inadecuada para proteger el agua de la escorrentería de superficie. La ATSDR evaluó los datos químicos obtenidos de estos pozos y solo encontró niveles de nitrato más nitrito en el pozo 3-7 que representan una preocupación sanitaria. La ATSDR concuerda con la EPA que la construcción deficiente del pozo podría presuntamente generar contaminación en el futuro.

Pregunta 3: ¿Es el agua de los sistemas de recolección de agua de lluvia apta para el consumo?

Respuesta:

Es necesario obtener datos adicionales para responder a esta pregunta de manera adecuada. Tal vez no existan datos históricos para contestar esta pregunta de forma completa para exposiciones que ocurrieron en el pasado.

Análisis:

Suministro de agua potable:

Algunas residencias privadas tal vez tengan sistemas de recolección de agua de lluvia para complementar el suministro de agua. En 1995, se informó que los sistemas de recolección de agua de lluvia eran una segunda fuente de agua dulce, a pesar de que los autores no especificaron si los recipientes se utilizaban para suministro de agua potable (Cherry y Ramos 1995). La ATSDR entiende que la mayoría de estos recipientes se han convertido en tanques cerrados que se suministran con agua pública. No obstante, algunos residentes tal vez aún utilicen el agua de lluvia de los sistemas de recolección de agua de lluvia además del suministro de agua pública. En una encuesta sobre saneamiento del 1998 para Vieques, se identificaron 541 cisternas y tanques (Departamento de Salud, 1998). Estos tanques pueden ser usados para el almacenamiento de agua del sistema de agua pública, aunque algunos pueden ser usados conjuntamente con sistemas de recolección de agua de lluvia.

Resumen del muestreo:

No se han realizado muestreos para analizar el agua potable de los sistemas de recolección de agua de lluvia. En un estudio de 1978 (consultar el análisis de la pregunta 4), se informó que una de las muestras de agua potable estaba diluida con agua de lluvia (presuntamente por el uso del sistema de recolección de agua de lluvia). Este única muestra no ofrece datos suficientes para determinar el impacto en la calidad del agua de la dispersión aérea potencial de los contaminantes generados en la ZIC.

Calidad del agua:

Dado que no se cuenta con datos sobre los sistemas de recolección de agua de lluvia, la calidad pertinente del agua no puede determinarse en este momento. No obstante, las aguas de lluvia recogidas podrían contener sustancias de varias fuentes diferentes. Todo polvo, residuos o sustancias químicas que podrían acumularse en los techos de las casas, en un aguacero podrían desplazarse al recipiente colector a menos que se adopten medidas a fin de garantizar que la escorrentería inicial de la lluvia, la cual recoje los posibles contaminantes del techo o de la superficie del recipiente, no se recoja en el recipiente de almacenamiento. De lo contrario, la calidad del agua en el recipiente de recolección reflejaría lo que se encontraba en el polvo o los otros contaminantes que cayeron en la superficie del recipiente entre las lluvias o aguaceros.

La ATSDR se encuentra en el proceso de evaluar si sustancias químicas suspendidas en el aire pueden desplazarse por Vieques durante las operaciones de la Marina en la ZIC. Los vientos en Vieques generalmente soplan en dirección este-oeste, posiblemente transportando polvo y sustancias químicas en dirección de las zonas pobladas. No obstante, no hay datos disponibles para cuantificar las sustancias químicas que podrían recorrer la isla. Actualmente, se están analizando las muestras de suelo de la ZIC para obtener información sobre las sustancias químicas que se encuentran en la superficie de la ZIC. También se está recopilando información sobre el que armas se han usado en el pasado y se está elaborando un modelo de la dispersión aérea para ayudar a proveer estimados sobre la distancia recorrida por las sustancias químicas.

Las tormentas estacionales de polvo africanas son también una fuente importante de polvo en Vieques y la isla principal de Puerto Rico. Se evaluará también el volumen de polvo así como los metales que se transportan en el polvo. Finalmente, el uso local de pesticidas en el transcurso de los años tal vez haya resultado en el depósito de estas sustancias en zonas colectoras y su escurrimiento a los recipientes de recolección.

Evaluación del impacto de la calidad del agua en la salud pública:

La ATSDR en este momento no puede evaluar el impacto potencial en la salud pública porque no tiene información sobre la ubicación, el uso o el grado de contaminación de los sistemas de recolección de agua de lluvias. Esta pregunta se evaluará una vez que se cuente con los datos.


V. PREOCUPACIONES DE SALUD DE LA COMUNIDAD

Una parte integral del proceso de evaluación de la salud pública es abordar las preocupaciones de la comunidad con relación a la salud ambiental. A lo largo del proceso de la evaluación de la salud pública, la ATSDR ha trabajado y continuará trabajando con la comunidad a fin de definir sus preocupaciones de salud específicas. En varios viajes a la isla, la ATSDR se ha reunido con una serie de personas y organizaciones, incluyendo funcionarios locales, médicos, enfermeras, farmacéuticos, líderes de grupos de mujeres, educadores de escuela, pescadores y empresarios. La ATSDR se reunió también con familias individuales para comprender sus preocupaciones de salud. La reunión con miembros de la comunidad es esencial para determinar que asuntos o temas de salud les preocupan y evaluar los problemas de salud ambiental en Vieques.

En esta evaluación de la salud pública se analizaron asuntos generales de preocupación de salud con relación a el agua potable. La ATSDR actualmente está evaluando las preocupaciones de salud pública relacionadas con las vías de exposición potenciales que incluyen el transporte de sustancias contaminantes por medio del aire o la cadena alimentaria.

Como se mencionó en este documento, la evaluación del agua potable suministrada por los sistemas de recolección de agua de lluvia no es completa. Toda la información provista por la comunidad sobre el uso anterior o actual de dichos sistemas será útil en las evaluaciones que estamos realizando.

Los miembros de la comunidad pueden dirigir sus preocupaciones de salud a:

Program Evaluation and Records Information Services Branch
ATSDR, Division of Health Assessment and Consultation
Attn: Isla de Vieques, Puerto Rico
1600 Clifton Road, NE (E-56)
Atlanta, Georgia 30333

Los miembros de la comunidad también pueden comunicarse telefónicamente con nuestros representantes regionales en Nueva York, Nueva York, al número (212) 637-4307 o llamar a nuestro número libre de costo, 1-888-42-ATSDR.


VI. INICIATIVA DE LA ATSDR EN PRO DE LA SALUD INFANTIL

La ATSDR reconoce que los infantes y los niños pueden ser más sensibles a la exposición ambiental que los adultos en comunidades que presentan contaminación del agua, el suelo, el aire o los alimentos. Esta sensibilidad es un resultado de los siguientes factores: 1) los niños tienen mayores probabilidades de estar expuestos a ciertos medios (por ejemplo, suelo o aguas de superficie) dado que juegan al aire libre; 2) la estatura de los niños es menor a la de los adultos, lo cual significa que pueden respirar polvo, particulas de tierra y vapores cercanos al suelo, y 3) los niños son más pequeños, por lo tanto la exposición en la infancia resulta en dosis más altas de exposición a sustancias químicas por peso corporal. Los niños pueden sufrir daños permanentes si estos factores conducen a exposición tóxica durante las etapas críticas del crecimiento. La ATSDR está comprometida a evaluar los intereses especiales en lugares como Vieques, como parte de su Iniciativa en pro de la Salud Infantil.

Según una revisión completa de los datos disponibles con relación a el agua potable para los residentes de Vieques, la ATSDR concluye lo siguiente con respecto a los niños:

  • Si los niños beben agua del pozo 3-7, tal vez se expongan a niveles peligrosos de nitratos y nitritos que pueden ocasionar efectos serios a su salud porque el nitrito interfiere con la ingesta de oxígeno en la sangre (EPA 1995). Los niños, especialmente los infantes, no deben beber agua de este pozo. El Departamento de Salud de Puerto Rico ha emitido una alerta de salud sobre el pozo 3-7 e informado a los residentes de Vieques que el agua de este pozo no es apta para el consumo. Consulte la sección "Nitrato/Nitrito" que se incluye como parte del análisis "Evaluación del impacto de la calidad del agua en la salud pública" en la "Pregunta 2: ¿Es el agua subterránea en Vieques apta para el consumo?".


  • La ATSDR no identificó ninguna otra situación que produciría efectos nocivos a la salud en niños a partir de la vía de agua potable.


  • La ATSDR también está tratando las necesidades de los niños mediante iniciativas educativas sobre la salud ambiental y otras temas de salud en las escuelas. Como se mencionó en el plan de acción a la salud pública, la ATSDR ha iniciado tareas con funcionarios escolares para identificar y abordar las necesidades educativas sobre la salud ambiental de los niños y sus familias.

Next Section     Table of Contents



 
USA.gov: The U.S. Government's Official Web PortalDepartment of Health and Human Services
Agency for Toxic Substances and Disease Registry, 4770 Buford Hwy NE, Atlanta, GA 30341
Contact CDC: 800-232-4636 / TTY: 888-232-6348

A-Z Index

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #