Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to site content
CDC Home


EVALUACIÓN ESPECÍFICA DE LA SALUD PÚBLICA

EVALUACIÓN DE LAS FUENTES DE AGUA POTABLE y
LAS RUTAS DE AGUAS SUBTERRÁNEAS
CAMPO DE BOMBARDEO DE LA ISLA DE VIEQUES
ISLA DE VIEQUES, PUERTO RICO


APÉNDICE F: RESPUESTAS A LOS COMENTARIOS DEL PÚBLICO

La Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades (ATSDR) recibió los siguientes comentarios durante el período de presentación de comentarios del público (20 de febrero a 4 de mayo de 2001) en relación con la Evaluación de la Salud Pública solicitada de la Isla de Vieques (Vieques) (febrero de 2001). En relación con los comentarios que cuestionaron la validez de las aseveraciones formuladas en la evaluación de la salud pública, la ATSDR verificó o corrigió las afirmaciones. La lista de comentarios no incluye comentarios de revisión como es el caso de errores ortográficos o sintaxis de oraciones.

Otras vías además del consumo de agua contaminada

  1. Comentario: Tres comentarios observan que la evaluación de la salud pública no evaluó todas las vías potenciales de exposición que les preocupaban, como la inhalación de aire y polvo contaminados, el consumo de alimentos contaminados y la ingesta de agua de lluvia contaminada. Uno de estos comentarios sostiene que el análisis de la evaluación de la salud pública en relación con el agua potable es incompleto dado que no tiene en cuenta los efectos de la contaminación del aire y el polvo en las aguas.
  2. Respuesta: El proceso de evaluación de la salud pública puede ser extenso, especialmente cuando se abordan cuestiones ambientales de complejidad. Para dar una respuesta más pertinente al solicitante y el pueblo de Vieques, la ATSDR está estudiando cada vía de exposición en un documento diferente denominado evaluación específica de la salud pública. Cada evaluación específica de la salud pública analiza la exposición ambiental mediante diferentes medios (por ejemplo, el agua, el aire, el suelo y la cadena alimenticia). Esta evaluación específica de la salud pública solo aborda las implicaciones para la salud pública de la exposición mediante el agua potable de pozos de aguas subterráneas públicos y privados y el sistema público de distribución de agua. En la evaluación de la salud pública, la ATSDR reconoce que no podemos abordar cuestiones de salud pública pertinentes al agua potable de cuencas de captación de agua de lluvia porque no existe ningún muestreo o datos sobre el uso en la actualidad.

    La ATSDR está preparando una evaluación específica de la salud pública en relación con la inhalación de aire y polvo y evaluaciones específicas de la salud pública sobre el suelo y el consumo de pescados y mariscos.

    En la sección Análisis de vías, de la evaluación de la salud pública, la ATSDR explica que desde el punto de vista hidrogeológico no existe conexión entre las aguas subterráneas en la zona de impacto de combate (ZIC) y el agua subterránea de la sección central de Vieques; por lo tanto, la única manera en que el agua subterránea en la sección residencial de la isla puede sufrir el impacto de operaciones en la ZIC es "mediante el transporte, el depósito y el traslado posterior de contaminantes por el suelo hacia los acuíferos subterráneos". Además, la ATSDR reconoce que hasta que se complete la evaluación de la vía aérea, no sabemos si "alguna cantidad mensurable de residuos químicos se han transportado por el aire a estas zonas". A pesar de que no se cuenta con los resultados de la evaluación del aire, esta determinación de la evaluación de la salud pública es aun completa porque la ATSDR basó las conclusiones sobre salud pública en datos del punto de exposición (es decir, agua potable), los cuales serán los mismos independientemente de la fuente de contaminación.

  3. Comentario: Un comentario sugiere que la ATSDR necesita investigar las vías presuntas de exposición que implican el consumo de aves acuáticas, mariscos y cangrejos de mangle. Se observa que en la actualidad no existen datos sobre los niveles de contaminantes en estos organismos.
  4. Respuesta: En julio de 2001, el Equipo de Respuesta Ambiental (ERA), un departamento de la Agencia para la Protección Ambiental (EPA), en cooperación con la ATSDR tomaron muestras de peces y mariscos de las aguas costeras en torno a Vieques y cangrejos de manglares de la ZIC. La ATSDR evaluará los datos una vez que se pongan a disposición y prevé publicar una evaluación específica de la salud pública en referencia al consumo de peces y mariscos.

  5. Comentario: Dos comentarios expresan preocupación sobre la contaminación atmosférica que resulta de las operaciones de la Marina en la ZIC. Reflejan preocupación sobre las sustancias químicas contenidas en explosivos, las sustancias químicas generadas por explosiones y el polvo de rocas y metales pulverizados que ingresan al aire después de una explosión. Los comentarios observan que los vientos prevalentes generalmente soplan en dirección este-oeste e indican su preocupación con respecto al transporte de contaminantes en la atmósfera de la ZIC hacia zonas colonizadas al oeste de esta región. Un comentario observa que muchas de las partículas generadas en la ZIC pueden ser tan pequeñas que recorrerían una gran distancia antes de depositarse en el suelo. El otro comentario manifiesta preocupación también dado que estos polvos podrían transportar metales pesados, materiales radioactivos y compuestos orgánicos durante el recorrido.
  6. Respuesta: La ATSDR tiene conocimiento sobre el patrón prevalente de los vientos que podrían transportar contaminantes en la atmósfera de la ZIC a la zona residencial de la isla. Esta preocupación específica se evaluará en la evaluación específica de la salud pública sobre contaminación atmosférica.

  7. Comentario: Un comentario sugiere que la ATSDR ha sido crédula al aceptar que las tormentas de polvo del África son una fuente importante de polvo en Vieques. El comentario explica la disposición de la ATSDR para crear esta teoría con la afirmación que la ATSDR tiene ideas preconcebidas sobre los riesgos para la salud pública de operaciones de la Marina en Vieques.
  8. Respuesta: Investigación confiable realizada por U.S. Geological Survey (USGS, por su sigla en inglés) y otros respalda la validez del fenómeno del polvo de África. La ATSDR se encuentra en el proceso de realizar una evaluación sistemática de las vías potenciales de exposición humana a contaminantes que pueden liberarse durante actividades de entrenamiento de la Marina o como resultado de las mismas en Vieques. Nuestras evaluaciones objetivas de la salud pública se basarán en los hallazgos de los mencionados estudios.

  9. Comentario: Un comentario expresa disconformidad dado que el Plan de Acción para la Salud Pública de la ATSDR no contiene ninguna referencia a contaminación acústica. El comentario asevera que esta cuestión se encuentra dentro del ámbito de la ATSDR y requiere que la Agencia realice un estudio de los efectos de la contaminación acústica en Vieques o determine las razones para no hacerlo.
  10. Respuesta: La ATSDR está investigando si los ruidos de los ejercicios de bombardeo de la Marina hacen que el recubrimiento externo del tejido cardíaco entre los pescadores de Vieques se torne más denso, según se informa en un estudio reciente (Torres y colegas). En julio de 2001, la ATSDR, la Facultad de Medicina Ponce y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades copatrocinaron un panel de expertos a fin de examinar un estudio realizado por la Facultad de Medicina Ponce. Los resultados del grupo de examen se publicarán de manera separada.

  11. Comentario: Un comentario observa que los sedimentos en el campo de tiro y otros sitios similares de la Marina son extremadamente sensibles a la erosión. El comentario explica que estos sedimentos están solo difusamente cubiertos por vegetación y que son fácilmente pulverizados por la detonación de explosivos y otras actividades humanas allí. Una vez perturbados, estos sedimentos pueden fácilmente transportarse a otros lugares. El comentario sugiere que sedimentos contaminados podrían trasladarse de manera tal de concentrar contaminantes en zonas locales.
  12. Respuesta: La ATSDR se da cuenta que los sedimentos de la ZIC pueden transportarse por medio del aire o desaguar en el océano. El transporte de sedimentos de la ZIC en el aire se abordará en la evaluación específica de la salud pública sobre la vía atmosférica. La cuestión de los sedimentos que transportan contaminantes al océano se abordará indirectamente en la evaluación específica de la salud pública sobre el consumo de pescados y mariscos en la medida en que se trata de una de las maneras en que las biotas marinas podrían sufrir las consecuencias de las actividades de bombardeo en la ZIC.

    No se prevé que ningún movimiento de sedimentos en la ZIC repercuta directamente en la calidad del agua subterránea en zonas residenciales porque la geología y la topografía de la isla evitan que el agua subterránea avance en esta dirección. De manera indirecta, el agua subterránea podría ser influenciada por el depósito aéreo de sedimentos de la ZIC; no obstante, los muestreos indican que el agua no está contaminada a niveles que constituyen preocupación sanitaria, con la excepción de niveles de nitrato más nitrito en el pozo 3-7. Por otra parte, muestreos recientes de las aguas subterráneas no detectaron explosivos o sus residuos en aguas subterráneas en la isla.

    Por favor lea la respuesta al siguiente comentario para obtener una respuesta sobre la posibilidad de transporte de sedimentos por medio del agua de mar.

Vías posibles de contaminación del agua que no se han examinado adecuadamente

  1. Comentario: Un comentario afirma que estudios anteriores de las biotas marinas demuestran que el agua de mar en torno a la ZIC se ha contaminado con metales pesados de las operaciones de la Marina. El comentario sugiere que los contaminantes pueden transportarse de la ZIC a las fuentes de agua subterránea aluvial mediante el movimiento de agua de mar contaminada.
  2. Respuesta: No existen pruebas que esta ruta de transporte contribuya sustancialmente a los niveles de contaminantes en los acuíferos aluviales. En primer lugar, todos los metales que desaguan en el océano provenientes de la ZIC se diluirán en gran medida en el océano y, en segundo lugar, tendrían que transportarse por una ruta muy específica para llegar a los acuíferos aluviales. Incluso si algunos de los metales llegaran al acuífero aluvial, sería altamente improbable que el agua salina que contiene los metales se mezcle con el agua dulce utilizada dada la diferencia en densidades entre los dos medios. La ATSDR está evaluando la posible bioacumulación de metales en biotas marinas.

  3. Comentario: Dos comentarios sugieren que la ATSDR no ha abordado de manera pertinente la posibilidad que el aprovisionamiento de agua en Vieques haya sido contaminado por polvos de la ZIC. Se hace mención a un estudio de 1978 realizado por la Marina. Se afirma que este estudio revela la presencia de residuos de explosivos en tanques de agua potable que contienen agua bombeada de la zona continental de Puerto Rico.
  4. Respuesta: La ATSDR reconoce en la sección del Análisis de Vías de la evaluación de la salud pública que el agua subterránea en la zona residencial de la isla podría sufrir las consecuencias de las operaciones en la ZIC "mediante el transporte atmosférico, el depósito y el movimiento posterior de contaminantes por el suelo hacia los acuíferos subterráneos". Al evaluar los datos de muestreo disponibles (es decir, el punto de exposición), la ATSDR pudo concluir si el consumo de agua constituía motivo de preocupación sanitaria, independientemente de la manera en que las sustancias químicas llegaron allí. Los tanques públicos de distribución de agua no contienen niveles de contaminantes motivo de preocupación sanitaria.

    La ATSDR abordó los resultados del estudio de 1978 realizado por la Marina (Hoffsommer y Glover 1978; Lai 1978) en el Apéndice E de la evaluación de la salud pública. Por favor consulte el Apéndice E para obtener detalles sobre las conclusiones de la ATSDR de este informe.

  5. Comentario: Tres comentarios instan a la ATSDR a evaluar los riesgos para la salud pública en el consumo de agua potable recogida de precipitaciones. Un comentario sostiene que la ATSDR no tiene conocimiento sobre el probable grado de contaminación de esta agua y la cantidad de sistemas colectores de agua de lluvia en uso. Por lo tanto, se concluye que las aseveraciones en la evaluación de la salud publica que confirman que el consumo de agua en Vieques es seguro están incorrectamente fundadas. Otro comentario sugiere que la relación entre el nivel de contaminantes en el agua de lluvia y el uso de municiones en la ZIC se "recree" con el objetivo de reconstruir exposiciones anteriores.
  6. Respuesta: La ATSDR reconoce en la pregunta 3 de la sección de Evaluación de la Calidad del Agua Potable de la evaluación de la salud pública que no podemos evaluar los riesgos para la salud publica en relación con el consumo de agua de cuencas de captación de agua de lluvia debido a la falta de datos sobre uso y muestreo. La ATSDR recomienda en el Plan de Acción de la Salud Pública que el Departamento de Salud de Puerto Rico o la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico identifiquen donde se utilizan los sistemas colectores y realicen muestreos para evaluar si estos sistemas suministran agua potable apta para consumo. Además, si los tanques de almacenamiento asociados con estos sistemas colectores contienen sedimentos de fondo, se recomienda que se tomen muestras de los sedimentos para lograr una indicación de la calidad potencial anterior del agua.

    Se está evaluando la probabilidad de que contaminantes de la ZIC se trasladen en la atmósfera y se depositen en sistemas de captación de agua de lluvia y se tratará en el documento específico sobre la vía aérea.

  7. Comentario: Dos comentarios criticaron la evaluación de la salud pública dado que no tiene en cuenta fuentes potenciales de contaminación del agua del Destacamento Naval de Apoyo de Artillería (NASD, por su sigla en inglés) en el extremo occidental de Vieques. Un comentario reveló especial frustación que este terreno se ha transferido a la Municipalidad de Vieques sujeto a la restricción que no se establezcan pozos (incluidos pozos de monitoreo). Se afirma que se quemaron e hicieron explotar municiones en el NASD y se cita un estudio realizado por CH2MHILL como prueba de que regiones del NASD están contaminadas más allá de lo establecido en las normas federales. El comentario reconoce que CH2MHILL descartó sus resultados por encontrarse en niveles inferiores a los de trasfondo para Vieques pero dirige la atención de la ATSDR al hecho que CH2MHILL admite ahora que tal vez sea necesario reevaluar esos niveles de transfondo. Se reconoce que la ATSDR tomó una decisión deliberada, de descargo para limitar la evaluación de la salud pública a una discusión sobre contaminación probable de la ZIC y, de esta manera, excluir de la consideración al NASD. No obstante, al mismo tiempo el comentario afirma que la ATSDR traza conclusiones demasiado generalizadas sobre la inocuidad del agua potable de Vieques a partir de este informe limitado.
  8. Respuesta: La ATSDR examinó los datos sobre contaminantes recabados en el ex NASD. No hay datos contundentes que los contaminantes localizados de aguas subterráneas de esa área hayan migrado o puedan migrar a zonas de exposición humana potencial.

  9. Comentario: Se criticó la evaluación de la salud pública dado que no tuvo en cuenta las fuentes probables de contaminación del agua del Servicio de Capacitación de Armas de la Flota del Atlántico (AFWTF, por su sigla en inglés).
  10. Respuesta: La ZIC es parte del AFWTF. Al igual que con la ZIC, no existe conexión hidrogeológica entre los acuíferos aluviales en el AFWTF y aquellos en la sección residencial de la isla. Las aguas subterráneas en el AFWTF no migran hacia el oeste en dirección a los acuíferos en la zona residencial por las mismas razones hidrogeológicas y topográficas que las aguas subterráneas no pueden trasladarse de la ZIC hacia el oeste. Las aguas subterráneas en el AFWTF, al igual que la ZIC, fluyen cuesta abajo norte y sur al océano o a acuíferos aluviales aislados cerca de Ensenada Honda.

    Varios pozos de monitoreo de las aguas subterráneas se perforaron en la ZMO cerca de la zona residencial. Los análisis de las muestras obtenidas de esos pozos no detectaron la presencia de contaminantes.

  11. Comentario: Un comentario criticó la evaluación de la salud pública dado que no tuvo en cuenta fuentes probables de contaminación del agua de la zona de maniobras oriental (ZMO), la cual se encuentra más cerca de zonas pobladas de Vieques que la ZIC. Se afirma que las municiones se almacenaron y descargaron allí y que se utilizó el Agente Naranja allí como parte de los ejercicios de entrenamiento.
  12. Respuesta: Fuentes probables de contaminación de la ZMO se consideraron en cuanto a la influencia en los acuíferos cercanos. La única fuente de agua potable (anterior) en la ZMO es el pozo 14 de la Marina. Se encuentran también dos pozos de monitoreo en los depósitos aluviales de la ZMO. Estos tres pozos se evaluaron en cuanto a la presencia de componentes del Agente Naranja (2,4,5-T y 2,4-D, consulte Herbicidas en el apéndice C). No se realizaron detecciones (consulte el cuadro 3). Estos resultados negativos y la hidrogeología de la zona que muestra que las aguas subterráneas no fluyen en la dirección de las comunidades indican que los pozos de aguas subterráneas constituyen fuentes de agua potable inocuas con respecto al uso anterior potencial de la ZMO para el Agente Naranja.

Contaminantes motivo de preocupación

  1. Comentario: Se sostiene que desde que la mayoría de las bombas utilizadas por la Marina no eran explosivas, la ATSDR debe concentrarse más en identificar residuos de combustibles de cohetes y propulsores. En especial, se sugiere que se realicen pruebas adicionales para perclorato de amoníaco. Se observa que solo uno de los cuatro conjuntos de pruebas de laboratorio mencionados en el apéndice C de la evalución de la salud pública verificó la presencia de esta sustancia química.
  2. Respuesta: Los cohetes están diseñados para quemar los propulsores que contienen, dejando cantidades muy detectables de sustancias químicas residuales. Por tanto, no se prevé que los residuos de los propulsores se acumulen en grandes cantidades. La Marina suministró información sobre la composición de dos tipos de cohetes utilizados en Vieques. Los propulsores contienen principalmente nitrocelulosa y nitroglicerina (89,6% y 87,24 combinadas). El perclorato de amoníaco se utiliza en el aire para sacar cohetes a la superficie.

    • No se tomaron muestras de la nitrocelulosa en ninguno de los pozos o tanques de agua. No obstante, no es una sustancia química que se prevé ocasionará efectos dañinos para la salud si se encuentra en el agua porque los estudios disponibles indican que la ingestión de nitrocelulosa no produce efectos adversos para la salud a menos que se ingiera en cantidades enormes (por ejemplo, ingestión de 10% de nitrocelulosa de la dieta total hizo que murieran animales debido a obstrucción intestinal; EPA 1992).


    • En agosto de 1999, se tomaron muestras de la nitroglicerina en agua de 11 pozos de monitoreo a lo largo del limite occidental de la ZMO, un pozo de agua potable anteriormente en el Campamento García (pozo 14 de la Marina), un pozo de distribución anterior en el NASD (pozo 17 de la Marina) y el tanque del NASD. Nunca se detectó.


    • El perclorato de amoníaco se ha detectado (a 0,123 ppb) en solo una de 37 muestras de suelo de superficie en el suelo de la ZIC o cerca de la misma. No se tiene información pero es improbable que perclorato de amoníaco se encuentre en las aguas subterráneas directamente por debajo de la ZIC. El comentario indicó que se evaluó en una de las rondas de pruebas de aguas subterráneas. No se detectó en ninguno de los pozos en la ZMO. Por otra parte, según se mencionó anteriormente, las aguas subterráneas no fluyen desde la ZIC o la ZMO a pozos de aguas subterráneas en las comunidades.


  3. Comentario: Un comentario culpa a la ATSDR por no suministrar una lista completa de las sustancias químicas utilizadas para las municiones de la Marina en Vieques. Con la presentación de un ejemplo de una sustancia que la ATSDR no ha tenido en cuenta, se afirma que en 1992 la Marina utilizó napalm en Vieques. Se ejerce presión para que la ATSDR suministre una lista nueva de sustancias químicas que pueda certificarse como completa o que determine claramente que no pudo generar una lista completa de las sustancias químicas utilizadas como municiones en Vieques.
  4. Respuesta: Varios factores se tomaron en cuenta en la evaluación de las cuestiones de agua potable en Vieques. La diversidad de sustancias químicas individuales de varias clases químicas (consulte apéndice C) para las cuales se evaluaron muestras de agua y los niveles bajos y los números bajos de detecciones encontrados demuestran que no es excesiva la contaminación que ha llegado a las aguas subterráneas (consulte los cuadros 4 y 5). Los compuestos explosivos evaluados cubren una gama amplia de tipos de municiones. La ATSDR considera que la lista de compuestos explosivos empleados en la mayoría de los ejercicios de entrenamiento es adecuada para evaluar las cuestiones de aguas subterráneas en Vieques.

    La ATSDR tiene conocimiento sobre el uso de napalm en la ZIC en 1992. Napalm es básicamente una mezcla de gasolina gelificada que entra en combustión y deja escasos residuos detectables específicamente. Un grupo de residuos de la combustión de napalm comprende hidrocarburos aromáticos polinucleares (HAP), que se enumeran bajo compuestos orgánicos semivolátiles en el apéndice C. La presencia de HAP puede provenir de varias fuentes, incluido un residuo de napalm quemado; no obstante, los HAP no se detectaron en ningunos de los suministros de aguas subterráneas evaluados.

Exposición a sustancias químicas múltiples y vías múltiples

  1. Comentario: Dos comentarios critican la práctica de la ATSDR de analizar de manera separada riesgos para la salud humana de diferentes vías de exposición. Se revela preocupación sobre una hipótesis en la cual la ATSDR determina que las exposiciones humanas a una sustancia química específica se encuentran dentro de niveles seguros para vías individuales pero no determina que la exposición combinada de todas las vías excede niveles seguros.
  2. Respuesta: Todo el proceso de evaluación de la salud pública es prolongado, especialmente cuando se abordan cuestiones ambientales complejas. La ATSDR está evaluando cada vía de exposición de manera separada a fin de ofrecer una respuesta más integral al solicitante y el pueblo de Vieques.

    Después de que se finalicen todas las evaluaciones específicas de la salud pública individuales, la ATSDR preparará un resumen breve de todas las cuestiones sanitarias que hemos evaluado en Vieques. Este resumen considerará si las exposiciones generales a contaminantes ambientales representan un riesgo para la salud pública, en vez de centrarse en exposiciones mediante solo un medio.

  3. Comentario: Dos comentarios expresaron preocupación que la ATSDR no tiene en cuenta los efectos combinados o incluso sinergísticos de diferentes sustancias químicas a las cuales los residentes de Vieques pueden estar expuestos. Se expresa preocupación sobre un caso hipotético en el cual la ATSDR determina que las exposiciones humanas a sustancias químicas individuales se encontraron holgadamente dentro de los niveles seguros establecidos para esas sustancias químicas pero no observa que el efecto aditivo o sinergístico de todas esas sustancias químicas es peligroso.
  4. Respuesta: La mayor parte de la bibliografía sobre las consecuencias de mezclas se centra en exposiciones relativamente ALTAS que pueden producir resultados como sinergismo e inhibición no competitiva. No obstante, concentraciones que exceden en gran medida las concentraciones ambientales típicas son necesarias generalmente para producir dichos efectos.

    Varios estudios realizados bajos los auspicios del Programa Nacional de Toxicología (PNT) en los Estados Unidos y el Instituto de Investigación sobre Nutrición y Alimentos TNO en los Países Bajos, entre otros (consulte revisiones en See y colegas 1995; Feron y colegas, 1993) respaldan en términos generales la conclusión que la exposición a una combinación de sustancias químicas improbablemente produzca efectos adversos para la salud siempre que los componentes de esa combinación estén presentes a niveles muy por debajo de sus niveles respectivos sin efectos negativos observados (es decir a concentraciones que no habrían producido efectos adversos en animales tratados separadamente con las sustancias químicas de los componentes de manera individual). Esta observación parece prevalecer independientemente de si los componentes químicos afectan a los mismos órganos blanco o diferentes órganos blanco por medio de diversos organismos (es decir, las situaciones que generalmente se relacionan con mezclas ambientales típicas). Incluso las sustancias químicas con modalidades de acción iguales o similares aparentemente no demuestran ni sinergismo ni aditividad, siempre que los niveles de exposición se encuentren muy por debajo de los niveles respectivos sin efectos negativos de las sustancias químicas de los componentes. Este caso hipotético concuerda con los niveles de sustancias químicas encontrados en el agua potable y las aguas subterráneas de Vieques.

Cuestiones de muestreo

  1. Comentario: Cinco comentarios consideraron que la ATSDR es negligente al no generar sus propios datos para complementar los datos que recabó de fuentes publicadas. Un comentario sugirió que la ATSDR debiera haber muestreado el agua de los pozos reales que se utilizan en circunstancias de emergencias. Otro comentario sugirió que la ATSDR ha restringido indebidamente el alcance del proceso de selección de datos y sostuvo que debe complementar su investigación con datos nuevos adicionales a fin de llegar a conclusiones significativas. Uno de estos comentarios reconoció que esta situación no es el resultado de ninguna decisión consciente por parte de los funcionarios de la ATSDR, sino más bien la falta de poder y autoridad legislativa.
  2. Respuesta: La ATSDR examina todos los datos ambientales existentes y la información sobre exposición que está disponible para trazar sus conclusiones y formular recomendaciones sobre la salud pública. La ATSDR considera que la calidad y el grado de la información existente sobre las aguas subterráneas, el sistema público de agua potable y los resultados hidrogeológicos son suficientes para respaldar las decisiones de salud pública tratadas en el documento.

  3. Comentario: Dos comentarios se mofaron del pedido de la ATSDR que la Marina realice muestreos del suelo para evaluación futura de las vías de exposición atmosférica. Un comentario afirmó a la ATSDR que el pueblo de Vieques no confiará en los datos generados bajo los auspicios de la Marina. Otro se pregunta por qué la ATSDR no eligió una parte neutral para llevar adelante el muestreo.
  4. Respuesta: La ATDSR solicitó a la Marina que tomara muestras del suelo en la ZIC a fin de contribuir en la evaluación de la vía de exposición atmosférica dado que se trata de terrenos y responsabilidad de la Marina; la Marina tiene los mejores equipamientos para obtener muestras de manera segura considerando las cuestiones de seguridad de municiones sin detonar, y el plazo breve entre los ejercicios de entrenamiento. La ATSDR participó plenamente en el diseño muestral. El diseño muestral se realizó utilizando el número de muestras, los lugares de muestras y los tipos de análisis químicos solicitados por la ATSDR.

  5. Comentario: Dos comentarios criticaron a la ATSDR por no citar la investigación ambiental realizada por ciertos investigadores de Puerto Rico. Un comentario sugirió que la ATSDR invite a científicos de Puerto Rico para ayudar en la formulación de las evaluaciones de la salud pública.
  6. Respuesta: La ATSDR procura por todos los medios evaluar la investigación ambiental pertinente, siempre que fuera posible. Gran parte de los datos evaluados en este documento fueron suministrados por organismos de Puerto Rico incluido el Departamento de Salud y la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico. Hemos solicitado informes, documentos y otra información pertinente de muchas fuentes. La ATSDR pasó varios días en bibliotecas de Puerto Rico a fin de obtener los informes más pertinentes que tal vez no se encontraran en circulación general.

Explosivos

  1. Comentario: Un comentario afirmó que las aguas subterráneas en torno a Vieques nunca se han sometido a una prueba adecuada para detectar la presencia de explosivos. Se expresó perplejidad dado que una de las "medidas planificadas" de la evaluación de la salud pública es muestrear los pozos de Sun Bay antes de que se utilicen en una emergencia. Se recordó a la ATSDR que una emergencia podría requerir el uso inmediato de estos pozos en cualquier momento - no habría tiempo para realizar el muestreo que la ATSDR recomienda. Si se admite que los pozos debieran muestrearse antes del uso y se reconoce que los pozos podrían necesitarse en cualquier momento, se llega a la conclusión que debieran muestrearse inmediatamente, no en el futuro indefinido.
  2. Respuesta: Después de la evaluación de los datos específicos sobre el agua potable así como datos de pozos de monitoreo cercanos, la ATSDR considera que los pozos de emergencia son seguros para el uso en caso de emergencias. Muchas cuestiones deben tenerse en cuenta cuando se utiliza un pozo cerrado para el suministro en casos de emergencia. Los pozos que no se utilizan de manera rutinaria deben bombearse para vaciarse antes de utilizar el agua. Las autoridades locales pertinentes deben participar antes de que se utilice el aprovisionamiento para emergencias. Por otra parte, dado que ha transcurrido tiempo desde la última prueba, la ATSDR considera que una medida prudente para la salud pública sería evaluar los pozos en cuanto a la calidad del agua antes del uso. Como un organismo asesor, la ATSDR trabaja con otras partes u organismos responsables y ofrece recomendaciones a fin de garantizar que se adopten medidas de protección de la salud pública, como pruebas. No obstante, dado que la ATSDR trabaja en calidad no regulatoria, carecemos de la autoridad para poner en vigencia estas medidas.

  3. Comentario: Se solicitó información sobre las normas específicas que se utilizaron para los explosivos. Se observó también que a pesar de que la EPA tiene normas para varios explosivos, carece de un método de laboratorio aprobado para la toma de muestras.
  4. Respuesta: Los valores orientadores para la salud (es decir, normas) utilizados para comparar dosis calculadas son niveles de riesgo mínimo para la ATSDR y las Dosis de Referencia de la Región III de la EPA. Los factores de la pendiente de cáncer para la Región III de la EPA se utilizaron para determinar si se detectaban explosivos carcinogénicos a nivel que constituye una preocupación para la salud.

    Los compuestos explosivos fueron analizados por un laboratorio contratado por la EPA con el uso de SW-846, método 8330 "Sustancias nitroaromáticas y nitroaminos por cromotografía de líquidos de alta resolución". Este método es aprobado en el Programa de Residuos Peligrosos de la EPA en la Oficina de Residuos Sólidos.

  5. Comentario: Se preguntó sobre los resultados del muestreo de 1999 del Departamento de Salud de Puerto Rico para explosivos y se preguntó si se habían detectado explosivos desde 1978.
  6. Respuesta: En junio de 1999, el Departamento de Salud de Puerto Rico tomó pruebas para detectar la presencia de explosivos en cuatro tanques públicos de distribución de agua y un grifo en relación con la distribución de agua pública (Departamento de Salud de Puerto Rico, 1999). Todos los resultados se encontraron por debajo de los niveles de detección. No se han detectado explosivos en ninguna de las muestras de agua tomadas desde 1978.

  7. Comentario: Se formuló una pregunta sobre los objetivos de los organismos que realizan las diferentes pruebas y si son congruentes.
  8. Respuesta: A continuación se describen los muchos objetivos de los organismos que realizaron muestreos en Vieques, si se incluyeron los objetivos en los informes de referencia:

    • En 1995, el Departamento de Salud de Puerto Rico realizó el muestreo de aguas subterráneas en los pozos de Sun Bay y los pozos B (Departamento de Salud de Puerto Rico, 1995b). No se mencionan objetivos para este muestreo.


    • USGS tomó muestras de cinco pozos en el NASD durante las actividades de rehabilitación en 1996, a fin de obtener una muestra representativa de las aguas subterráneas del acuífero Resolución (USGS, 1997).


    • El Departamento de Salud de Puerto Rico tomó muestras de residuos de explosivos en tanques de aprovisionamiento y distribución y un grifo local en 1999 porque tenían conocimiento de un estudio por parte de Rafael Cruz Perez, Contaminación producida por explosiones y residuos de explosivos en Vieques, Puerto Rico, que mencionaba la posibilidad de contaminación por explosivos y que los residuos de explosivos no estaban regulados en el agua potable (Departamento de Salud de Puerto Rico, 1999).


    • El contratista de la Marina instaló y realizó el muestreo de pozos de monitoreo a lo largo del limite occidental de la ZMO en 1999, a fin de determinar si las aguas subterráneas contienen compuestos explosivos, evaluar si existe probabilidad de que los compuestos migren fuera del sitio, evaluar la dirección del flujo de las aguas subterráneas en esta área y evaluar el riesgo para receptores potenciales si se encontraran explosivos (CH2MHILL y Baker 1999).


    • En 1999, la EPA y el contratista de la Marina realizaron muestras divididas en el tanque de distribución del NASD, un pozo de distribuci'on anteriormente en el NASD, y un pozo anterior de agua potable en el Campamento García como parte de las iniciativas para el muestreo de las aguas subterráneas (Baker 1999). No se mencionan objetivos para este muestreo.


    • La EPA realizó el muestreo de los tanques de aprovisionamiento y distribución de agua potable, los pozos de Sun Bay y pozos privados y públicos en 1999, a fin de determinar la calidad general del agua y el nivel de ciertos contaminantes dado que varias partes manifestaron su inquietud con respecto a residuales de explosivos que potencialmente estarían contaminando el aprovisionamiento de agua (EPA 1999b). Se realizaron muestreos nuevos en 2000 porque los datos sobre explosivos de las muestras de 1999 fueron considerados inutilizables por la EPA (EPA 2000).


    A pesar de que varios conjuntos de datos pueden hacer sido recabados por los organismos individuales con objetivos levemente diferentes en mente, el conjunto de datos generales ofrece información apropiada para la evaluación de la salud pública de la ATSDR.

Utilización del agua

  1. Comentario: Se observó que la Autoridad de Aguas de Puerto Rico planea construir una represa en el río del continente para suministrar agua a Vieques. Este mejoramiento redundará en beneficio del suministro de agua por cañería en Vieques y asegurará que el agua de los pozos solo se necesite durante sequías de magnitud o emergencias.
  2. Respuesta: Gracias por la información, la ATSDR comprende que la confiabilidad del suministro público de agua es de preocupación para los residentes de Vieques. Este avance debiera mejorar en gran medida la dependencia del sistema público de agua.

  3. Comentario: Un comentario expresó que nunca había visto un sistema colector de agua de lluvia en uso. También observa que entre 1965 y 1967, la mayoría del agua potable en el Campamento García provino del NASD en el extremo oriental de la isla.
  4. Respuesta: Gracias por la información.

  5. Comentario: Se advirtió que si el suministro de agua de Puerto Rico sufriera inconvenientes, el agua en la línea aductora se agotaría en aproximadamente cinco días y podría llevar meses más para restaurar el flujo de agua.
  6. Respuesta: La Compañía de Aguas, una empresa contratada por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado de Puerto Rico (PRASA) para mantener y operar el sistema público de suministro de agua, es responsable por la distribución del agua potable a los residentes de Vieques. Todas las cuestiones en torno a la operación del sistema público de suministro de agua deben ser llevadas a su atención.

Pozos de Sun Bay

  1. Comentario: Dos comentarios negaron que la ATSDR haya abordado la preocupación del peticionario original, Gordon Rumore Ferris, sobre la posibilidad de contaminación de los pozos en la zona de Sun Bay. Ambos comentarios insistieron que la única manera aceptable de abordar esta cuestión es medir directamente la calidad del agua en esos pozos. Además observaron que no se ha realizado ningún muestreo confiable para detectar la presencia de residuos de explosivos en estos pozos. Sostienen que para fines de la salud pública, es inaceptable confiar en conclusiones sobre estos pozos que se realizaron indirectamente - es decir, mediante la extrapolación de observaciones realizadas en otros ámbitos. Se instó a la ATSDR a que retractara su afirmación que los pozos no representan un riesgo para la salud y que dispusiera la evaluación inmediata de los pozos de Sun Bay para detectar la contaminación por explosivos.
  2. Respuesta: Los pozos de Sun Bay han sido muestreados extensivamente por el Departamento de Salud de Puerto Rico y la EPA. En mayo de 1995, el Departamento de Salud de Puerto Rico midió directamente la calidad del agua en cuanto a la presencia de compuestos inorgánicos, metales, compuestos orgánicos volátiles (COV), compuestos orgánicos semivolátiles (COSV), plaguicidas, herbicidas y bifenilos policlorados (PCB) [Departamento de Salud de Puerto Rico, 1995a]. Por otra parte, la EPA evaluó el agua de los pozos de Sun Bay en septiembre de 1999, a fin de detectar la presencia de sustancia inorgánicas, metales, COV, COSV y residuos de explosivos; no obstante, la EPA luego estableció que los datos sobre explosivos eran inutilizables(1) (EPA, 1999b). Cuando la EPA regresó a Vieques en enero de 2000 para realizar un nuevo muestreo de los pozos de Sun Bay en cuanto a la presencia de explosivos, no pudieron hacerlo "porque habían sido cerrados por PRASA" (EPA, 2000). Ninguna de las sustancias químicas que se notificaron estaban presentes en los pozos de Sun Bay se detectaron a niveles que constituyen motivo de preocupación para la salud.

    A pesar que no se cuenta con datos válidos sobre residuos de explosivos para los pozos de Sun Bay, la ATSDR puede adoptar decisiones justificables en materia sanitaria sobre el uso de los pozos de Sun Bay en el caso de una emergencia. La ATSDR no prevé que se detecten compuestos explosivos a niveles que constituyen preocupación para la salud en los pozos de Sun Bay por las siguientes razones:

    • Los explosivos están diseñados para ser consumidos por explosión y, por lo tanto, no se prevé que se liberarán en grandes cantidades.


    • No existe conexión hidrogeológica entre los pozos de Sun Bay y las aguas subterráneas en la ZIC.


    • Los datos de muestreo establecen que no existe indicación que residuos de explosivos se detectarán en alguno de los pozos de Vieques. Se realizó el muestreo de los residuos de explosivos en agua de quince pozos (11 pozos de monitoreo a lo largo del límite occidental de la ZMO, pozo 2-3 en Martineau y pozo 3-7 en Proyecto Barracon, pozo 17 de la Marina en el NASD y pozo 14 de la Marina en el Campamento García) en Vieques, tres de los cuales están ubicados en el mismo acuífero que los pozos de Sun Bay. No se detectaron residuos de explosivos en ninguno de estos pozos.


  3. Comentario: Dos comentarios consideraron que las circunstancias en torno al muestreo de septiembre de 1999 por parte de la EPA de los pozos de Sun Bay fueron misteriosas. Por un lado se expresó desconcierto por la falta de una explicación en la evaluación de la salud pública sobre la razón por la que la EPA descartó sus propios resultados como inutilizables. Otro comentario sugirió que era una coincidencia extremadamente sospechosa que los pozos estuvieran cerrados (evitando pruebas adicionales) poco tiempo después de estos resultados de prueba omitidos. Se afirma además que el informe de la prueba de septiembre de 1999 indica que subestimó las concentraciones de explosivos.
  4. Respuesta: Después de que la EPA recibió y examinó el paquete completo de datos del laboratorio contratado, determinó que los datos sobre residuos de explosivos eran inutilizables porque diez de las 15 muestras evaluadas en cuanto a la presencia de residuos de explosivos no satisfacían las especificaciones de recuperación de sustituto (por ejemplo, las recuperaciones de sustituto se encontraron por debajo de los criterios para el control de la calidad de 50%). Por otra parte, la muestra número once excedió el tiempo máximo de retención de siete días (EPA, 1999c).

    Dado que la superación de las especificaciones de recuperación de sustituto indica un potencial mayor para sesgo bajo, la EPA realizó el muestreo nuevamente de residuos de explosivos en enero de 2000 (con la excepción que los pozos de Sun Bay no pudieron muestrearse nuevamente, consulte el comentario 27 anterior). Se determinó que estos datos eran utilizables y no se detectaron residuos de explosivos.

    La ATSDR no conoce la justificación que utilizó PRASA para cerrar los pozos de Sun Bay.

  5. Comentario: Dos comentarios expresaron escepticismo cauto que la EPA recurrió a la debida diligencia en los intentos de enero de 2000 para realizar un nuevo muestreo de los pozos cerrados de Sun Bay. Se observó que las cubiertas de los pozos pueden retirarse fácilmente para realizar el muestreo del agua o (en caso de emergencias) consumirla. El otro comentario observó que la evaluación de la salud pública no especifica el nivel de esfuerzo al que recurrió la EPA para obtener acceso a los pozos cerrados.
  6. Respuesta: La EPA explicó que PRASA había planificado cerrar los pozos de Sun Bay antes del muestreo de la EPA en 1999. Ante el pedido de la EPA, PRASA no cerró los pozos hasta después de que la EPA realizó el muestreo. Ninguno de los organismos previó que los pozos de Sun Bay necesitarán un nuevo muestreo y cuando la EPA regresó en 2000, PRASA ya había cerrado los pozos (EPA Life Scientist; comunicación personal; 9 de octubre de 2001).

  7. Comentario: Se insistió que tanto los datos de muestreo de 1978 como los datos de septiembre de 1999 de la EPA indican que el aprovisionamiento de aguas subterráneas de Esperanza está contaminado. Se cita una declaración de enero de 2000 realizada por la EPA (en RCRA-02-2000-7301) que una vía de exposición humana puede existir por medio del uso para emergencias de pozos públicos.
  8. Respuesta: No se tomaron muestras de las aguas subterráneas en el valle Esperanza en 1978; por lo tanto, esta instancia de muestreo no puede indicar que el aprovisionamiento de aguas subterráneas de Esperanza esté contaminado. En 1999, la EPA tomó muestras del agua de los tres pozos de Sun Bay, los cuales están ubicados en el acuífero del valle Esperanza (EPA 1999b). Ninguna de las sustancias químicas se detectaron a un nivel que constituye motivo de preocupación sanitaria.

    Incluso si existe una vía de exposición humana para el agua potable de pozos públicos, la exposición no siempre resulta en efectos dañinos para la salud. El tipo y la seriedad de efectos para la salud que ocurren en una persona a partir del contacto con un contaminante dependen de la concentración de la exposición (la cantidad) y la frecuencia o la duración de la exposición (la duración). La ATSDR tiene en cuenta estos parámetros, con el uso de estimaciones del nivel de exposición de alta calidad como base cuando se realiza la evaluación sobre la posibilidad de efectos dañinos para la salud. Mediante una evaluación integral, la ATSDR concluye que los niveles de sustancias químicas detectados en los pozos de Sun Bay eran demasiado bajos para constituir un motivo de preocupación sanitaria y, por tanto, son aptos para el empleo en situaciones de emergencia.

Otros pozos

  1. Comentario: Se afirma (Región 2 de la EPA) que ni el pozo de Peterson (pozo 3-7) ni el pozo de Martineau (pozo 2-3) debieran utilizarse para agua potable, incluso durante emergencias. Una de las preocupaciones sobre estos pozos es que están protegidos indebidamente del escurrimiento de superficie. En consecuencia, existe un riesgo de contaminación con bacterias, nitritos y nitratos. La EPA recomienda que se cierren permanentemente. La EPA pregunta si el pozo 2-3 de la evaluación de la salud pública es la misma que el "pozo de Martineau" de la EPA. Si los dos rótulos son uno y el mismo, entonces la EPA está seriamente en desacuerdo con la conclusión de la ATSDR que el agua del pozo es apta para el consumo.
  2. Respuesta: LA ATSDR centró la evaluación de la salud pública en la química del agua en los pozos de Peterson y Martineau, en lugar de la construcción de los pozos. Gracias por traer a nuestra atención la condición de los pozos. La ATSDR no tenía conocimiento sobre la recomendación de la EPA de cerrar permanentemente los pozos de Peterson y Martineau. A la luz de las inquietudes de la EPA, la ATSDR acepta que la construcción de los pozos tal vez sea inadecuada para proteger el agua de contaminación futura de la superficie.

    El pozo 2-3 es la identificación del pozo de USGS para el pozo de Martineau.

  3. Comentario: Dos comentarios estuvieron en desacuerdo con la conclusión de la evaluación de la salud pública que los niveles elevados de "nitrato+nitrito" en el pozo 3-7 sean el resultado de escorrentía de contaminación agrícola. Los comentarios negaron que la evaluación de la salud pública suministrara alguna justificación real para esta conclusión y consideraron que se hizo de manera arbitraria. Se declaró que 7.000 libras de "combustible drone" (una combinación de ácido nítrico y combustible de amina mezclado N. 4) se eliminaron cerca del Edificio 422 del NASD. Se mencionó que la evaluación de la salud pública ignora la existencia de contaminación con combustible drone, con la sugerencia que un derrame de combustible puede haber ocasionado la contaminación del pozo 3-7.
  4. Respuesta: La ATSDR concluyó que los niveles elevados de nitrato más nitrito en el pozo 3-7 probablemente resulten de la contaminación agrícola debido a las siguientes razones:

    • Desde el punto de vista hidrogeológico, las aguas subterráneas de la ZIC no pueden migrar hacia el oeste al pozo 3-7; por lo tanto, el bombardeo en la ZIC no puede ser la fuente de la contaminación por medio de la vía de aguas subterráneas.


    • El hallazgo de niveles elevados de nitrato más nitrito en el pozo 3-7 solamente y no en ninguno de los otros 14 pozos en los que se tomaron muestras indica una fuente localizada de contaminación (por ejemplo, agricultura) en lugar de una fuente que contaminaría todos los pozos (por ejemplo, depósito aéreo de los bombardeos en la ZIC).


    • El pozo 3-7 está ubicado en el lecho de roca meteorizado en el extremo oriental de la zona residencial (consulte la figura 5). Las aguas subterráneas contaminadas con un derrame de combustible en el NASD no pueden migrar varias millas al este del NASD al pozo 3-7 dada la hidrogeología y la topografía de la isla.


  5. Comentario: Se afirmó lo siguiente:
  6. En septiembre de 1999, se encontró di(2-etilhexilo)ftalato en niveles por encima de las normas federales en el pozo de Peterson. Esta sustancia química se encuentra generalmente en plásticos pero también puede provenir de compuestos explosivos. La EPA considera que la sustancia química no se encontraba en realidad presente en el pozo sino que, más bien, se introdujo a la muestra durante el curso de la manipulación en el laboratorio. Es verdad que los ftalatos a menudo se introducen accidentalmente en muestras evaluadas en términos de la presencia de sustancias orgánicas semivolátiles. No obstante, si la muestra se evaluara en cuanto a la presencia de ftalatos mismos, los protocolos de laboratorio habrían especificado precauciones estrictas a fin de evitar la contaminación.

    El 9 de noviembre de 1999, un informe de la Sección de Agua Potable de la EPA recomendó la evaluación nueva para aclarar la cuestión de si los ftalatos detectados estaban presentes en el pozo o se introdujeron en el laboratorio. No obstante, no se hace mención de esta recomendación en el informe resumen de la EPA, del 20 de enero de 2000, para la prueba. Se publicó una versión nueva "revisada" del informe original de laboratorio que elimina toda discusión sobre di(2-etilhexilo)ftalato. La EPA adoptó una decisión arbitraria e injustificada de descartar los resultados de la prueba para este compuesto.

    Respuesta: La EPA no tomó muestras nuevamente para tratar de identificar di(2-etilhexilo)ftalato porque los niveles bajos que se detectaron no se encontraron a un nivel de preocupación; por lo tanto, la EPA decidió que di(2-etilhexilo)ftalato no necesitaba reevaluación (EPA Life Scientist; comunicación personal; 9 de octubre de 2001).

  7. Comentario: Se observó que la evaluación de la salud pública admite que se está utilizando agua de depósitos aluviales pequeños, sin nombre. Se mostró preocupación dado que no se han realizado pruebas para verificar que estos depósitos aluviales no contengan focos de contaminación.
  8. Respuesta: En 1995, USGS identificó 73 pozos en Vieques; solo uno de los cuales está ubicado en los depósitos aluviales pequeños sin nombre (Cherry y Ramos, 1995). Se trata de un pozo excavado manualmente en el Campamento García que ya no se utiliza; por lo tanto, nadie bebe agua de estos depósitos aluviales sin nombre. A manera de recordatorio, las evaluaciones de la salud pública de la ATSDR están determinadas por la exposición (es decir el contacto). La liberación de un contaminante en las aguas subterráneas no siempre resulta en exposición humana dañina. Si nadie entra en contacto con alguna contaminación presunta presente, entonces no hay exposición y no pueden ocurrir repercusiones para la salud.

  9. Comentario: Se expresó consternación sobre la evaluación de la salud pública dado que determina que el consumo de agua de los cuatro pozos B no representa un riesgo para la salud pública, habida cuenta que no se han tomado muestras en ninguno de estos pozos para determinar la presencia de compuestos explosivos.
  10. Respuesta: Los pozos B están ubicados en el mismo acuífero y en proximidad a los pozos de Sun Bay. En mayo de 1995, el Departamento de Salud de Puerto Rico tomó muestras del agua de los pozos B a fin de determinar la presencia de sustancias inorgánicas, metales COV, COSV, plaguicidas, herbicidas y PCB (Departamento de Salud de Puerto Rico 1995b). A pesar de la falta de datos válidos sobre residuos de explosivos de los pozos B, la ATSDR aun puede adoptar decisiones sobre salud justificables en lo que hace al uso de los pozos en casos de una emergencia. La ATSDR no prevé que se detecten compuestos explosivos a niveles que constituyen motivo de preocupación sanitaria en los pozos B por las mismas razones que no prevemos que se detecten compuestos explosivos a niveles que constituyen preocupación sanitaria en los pozos de Sun Bay (vea el comentario 27).

Aceptación de las conclusiones

  1. Comentario: Se opinó que la evaluación de la salud pública transmitió de manera precisa el hecho que las actividades de la Marina no perjudican el abastecimiento de agua potable o aguas subterráneas de Vieques.
  2. Respuesta: Gracias por su reconocimiento.

  3. Comentario: Un comentario (Departamento de Salud de Puerto Rico) indicó que, con excepción de cuando se menciona específicamente lo contrario, los datos citados en la evaluación de la salud pública están de acuerdo con los datos que la persona que opina tiene registrados.
  4. Respuesta: Gracias por su reconocimiento:

  5. Comentario: Se restó importancia a la noción que las operaciones militares de la Marina han tenido un efecto negativo en la población civil de Vieques. Se admitió que el Campamento García periódicamente tenía derrames de combustibles (por ejemplo, "AV Gas, Mogas, JP. 4") pero no se considera que estos derrames fueron de magnitud tal que se contaminaran las aguas subterráneas locales. Sin embargo, se advirtió que municiones sin detonar en el campo de bombardeo/tiro representan un riesgo serio para los manifestantes.
  6. Respuesta: La ATSDR concuerda con su preocupación sobre municiones sin detonar en el campo de bombardeo/tiro y la seguridad de todas las personas que ingresan a la ZIC. Afortunadamente, no se han notificado accidentes con municiones sin detonar.

Desacuerdo con las conclusiones

  1. Comentario: Un comentario expresó incredulidad sobre el hecho que la ATSDR ha realizado un esfuerzo serio para cumplir con su responsabilidad legal de proteger la salud pública.
  2. Respuesta: Como se menciona en la evaluación de la salud pública, la meta principal de la ATSDR en el proceso de evaluación de la salud pública es colocar la posible exposición a contaminantes ambientales en perspectiva significativa para el público. Al hacer esto, la ATSDR intenta explicar si las personas están siendo expuestas a sustancias dañinas y, en tal caso, si la exposición puede ser perjudicial. Para un tratamiento más detallado del mandato de la ATSDR consulte el "Prólogo" de la evaluación de la salud pública.

  3. Comentario: Se consideró que era imposible aceptar la noción que el polvo generado en la ZIC no hubiera contaminado los pozos. Si los pozos fueran inocuos, se expresó, no se habría prohibido a los residentes de Vieques utilizar los pozos públicos cuando tuvieron problemas durante una semana con el abastecimiento normal de agua a mediados de febrero de 2000.
  4. Respuesta: La ATSDR pudo concluir si beber el agua pública o las aguas subterráneas constituía una preocupación sanitaria sobre la base de un examen de datos de muestreo en el punto de exposición. Los datos de muestreo no indican que el bombardeo en la ZIC haya contaminado pozos de aguas subterráneas. A fin de complementar la evaluación de la vía de abastecimiento de agua potable y aguas subterráneas, la ATSDR está abordando el transporte de polvo en el viento generado a partir del bombardeo en la ZIC en una evaluación específica de la salud pública sobre inhalación de aire y polvo.

  5. Comentario: Se consideró que la conclusión de la evaluación de la salud pública es incorrecta y que los contaminantes están migrando de la ZIC al centro poblado de la isla. Se criticó también la evaluación de la salud pública dado que no sigue el método científico.
  6. Respuesta: La ATSDR basó sus conclusiones en información hidrogeológica y topográfica probada que demuestra que los contaminantes no pueden migrar de la ZIC a la sección residencial de la isla mediante la vía de las aguas subterráneas. La evaluación de la ATSDR de contaminación potencial de abastecimientos de aguas subterráneas y agua potable en Vieques se basa en información presentada en documentos de investigación ambiental por USGS y el contratista de la Marina además de otros datos de muestreo por la EPA, el Departamento de Salud de Puerto Rico, USGS y el contratista de la Marina. De manera conjunta, la información ambiental indica que el grado de la migración es limitado habida cuenta de la hidrogeología y la topografía de Vieques. Por otra parte, los datos de muestreo indican que la contaminación no ha migrado con las aguas subterráneas más allá del límite de la Marina. Juntos, estos factores ofrecen datos contundentes que la contaminación no ha alcanzado las zonas residenciales.

  7. Comentario: Una de las personas afirma que le gustaría poder decir a los ciudadanos de Vieques que el agua no está contaminada, pero lamentablemente los datos disponibles respaldan la conclusión opuesta.
  8. Respuesta: La ATSDR no concuerda que los datos disponibles respalden una conclusión diferente a las conclusiones que establecimos en la evaluación de la salud pública.

  9. Comentario: Se acusa a la ATSDR de ignorar intencionalmente las conexiones lógicas obvias entre la presencia de ciertos contaminantes en el agua del pozo y su presencia en los terrenos de la Marina. Como prueba de que existe cierto transporte de contaminantes desde la zona este de Vieques al acuífero Resolución, se recuerda a la ATSDR que la evaluación de la salud pública destacó la presencia de cantidades de traza de benceno y tolueno en el pozo 17 de la Marina (en el acuífero Resolución). Incluso si estas sustancias químicas están presentes solamente en niveles bajos, se concluye que aun prueban que la ZIC no está completamente separada desde el punto de vista químico del resto de Vieques.
  10. Respuesta: El benceno y el tolueno se detectaron en un pozo de abastecimiento anterior en el acuífero Resolución (pozo 17 de la Marina); no obstante, ninguna de las dos sustancias se detectó en los otros 14 pozos los cuales se evaluaron también para determinar la presencia de COV. Esta falta de detección en otras partes indica que una fuente localizada (quizá un derrame de combustible) contaminó este pozo en lugar de una fuente que contaminaría todos los pozos.

Evaluación incompleta

  1. Comentario: Tres personas se mostraron alarmadas con respecto a la confianza de la ATSDR en ofrecer reafirmaciones paternalistas sobre la seguridad del agua potable de Vieques al tiempo que publica descargos que en algunos aspectos los datos pueden ser incompletos. Una persona escribió: "Si no se contaba con datos científicos adecuados, se debieran haber pospuesto las conclusiones". En opinión de una de las personas, la ATSDR había comenzado con la presunción que la salud de la comunidad no estaba en riesgo hasta que se probara lo contrario. Esta posición percibida surgió como un prejuicio insultante - quizá como un signo de burla deliberada para el pueblo de Vieques.
  2. Respuesta: Al evaluar los riesgos para la salud pública, la ATSDR prefiere utilizar tanta información como fuera posible cuando se evalúan exposiciones ambientales. No obstante, en algunas ocasiones los datos son limitados, especialmente para casos de exposición anterior. Con datos limitados, la ATSDR utiliza la información disponible sobre las condiciones del sitio y nuestro mejor juicio profesional para trazar conclusiones y realizar recomendaciones apropiadas. Siguiendo este enfoque, tuvimos suficiente información para abordar la cuestión central de si los residentes de Vieques están siendo expuestos a niveles dañinos de contaminantes en los abastecimientos de agua potable y aguas subterráneas.

    La ATSDR desea confirmar al lector que basamos nuestras decisiones de salud pública en los mejores datos científicos disponibles, y con gran consideración a las inquietudes expresadas por el pueblo de Vieques. La meta principal de la ATSDR es identificar exposiciones posibles específicas a los sitios a contaminantes ambientales y determinar su consecuencia presunta para la comunidad de Vieques. Dado que nuestras evaluaciones de la salud pública están determinadas por la exposición, primero determinamos si los residentes de la isla han entrado en contacto o podrían entrar en contacto con sustancias peligrosas. Parte del reto al que nos enfrentamos al hacer esto es explicar a la comunidad que si bien es posible que haya contaminantes en el medio ambiente, las exposiciones son solo posibles si las personas en realidad entran en contacto con medios contaminados. Si tiene inquietudes específicas que dieron origen a estos comentarios, la ATSDR está a su disposición para explicar en mayor detalle la base de sus conclusiones sobre la salud pública.

  3. Comentario: Se reconoció que la evaluación de la salud pública se completó con presiones de tiempo y que es muy específica. No obstante, la opinión es que la evaluación de la salud pública no cumplió sus metas. Inspira escasa confianza en el lector cuando afirma lo obvio: que el agua bombeada desde Puerto Rico es apta para el consumo. Cuando se confronta con agua potencialmente contaminada, la ATSDR:
  4. a) dice que es inocua sin justificación adecuada;
    b) dice que está contaminada pero considera, sin justificación, que su contaminación no se relaciona con explosivos (pozo 3-7), o
    c) ignora la cuestión de si es no o no inocua porque faltan datos (sistemas de colección de agua de lluvia).

    Respuesta: El sistema público de abastecimiento de agua fue evaluado por la ATSDR porque existían preocupaciones que el bombardeo en la ZIC podría afectar potencialmente este sistema. En 1978, un consultor ambiental contratado por el Gobierno de Puerto Rico demostró que ingresaba aire en los tanques de almacenamiento público de agua (EPA 1999a). Por otra parte, la EPA tomó muestras del abastecimiento de agua potable y los tanques de distribución en 1999 porque varias partes mencionaron preocupación que residuos de explosivos estaban contaminando probablemente el aprovisionamiento de agua (EPA 1999b). Por tanto, a fin de dejar de lado estas inquietudes sin una evaluación completa porque parece obvio que el agua transportada por cañerías en Puerto Rico es apta para el consumo, no habría satisfecho la meta de la ATSDR de abordar las inquietudes sobre saneamiento ambiental de los residentes.

    La ATSDR afirma concretamente que en la evaluación de la salud pública se incluye justificación adecuada para las conclusiones que trazamos.

    Cuestiones específicas en este comentario se abordan mediante las respuestas a los comentarios.

  5. Comentario: Un expresó que la evaluación de la salud pública necesita distinguir las conclusiones a las que se puede llegar y, lo que es más importante, las conclusiones a las que se puede llegar a partir de la información presentada. Actualmente, las personas tal vez estén confundidas y concluyan, a partir de la lectura de la evaluación de la salud pública, que los aprovisionamientos de agua no están afectados por contaminación en relación con explosivos. Considerando que los pozos de Sun Bay no se han evaluado para determinar la presencia de explosivos, se trata de una conclusión injustificada.
  6. Respuesta: Al cabo de una evaluación minuciosa de los datos de muestreo disponibles, no existen pruebas que los aprovisionamientos de agua están siendo afectados por contaminación en relación con explosivos. Por otra parte, la información hidrogeológica y topográfica indica que los contaminantes no pueden migrar de la ZIC a la zona residencial de la isla por la vía de las aguas subterráneas.

    A pesar de la falta de datos válidos sobre residuos explosivos para los pozos de Sun Bay, la ATSDR puede adoptar decisiones justificables sobre salud en lo que respecta al uso de los pozos de Sun Bay en el caso de una emergencia. La ATSDR no prevé que se detecten compuestos explosivos a niveles que constituyen una preocupación para la salud en los pozos de Sun Bay por las razones esbozadas en la respuesta al comentario 27.

  7. Comentario: Se criticó la evaluación de la salud pública por extrapolar los resultados de pozos evaluados a pozos no evaluados. Se expresó que la evaluación de la salud pública se basó en solo una muestra limitada de los pozos en Vieques (solo 18 de 73 se evaluaron). Además, no existen razones para creer que esos 18 son representativos del resto. Un estudio de USGS realizado en 1991 determinó que 4 pozos en Vieques se estaban utilizando entonces para agua potable. La EPA analizó solo uno de ellos. ¿Cómo puede la ATSDR generalizar a partir de este a los otros tres?
  8. Respuesta: Es verdad que se han identificado 73 pozos en Vieques (Cherry y Ramos, 1995). No obstante, de acuerdo al informe, solo siete de estos pozos estaban en uso: uno se utilizaba en agricultura para suministrar agua al ganado (pozo 2-2), cuatro se utilizaban para agua potable y otros fines domésticos (pozo 3-4, 3-5, 3-7 y 10-2) y dos se utilizaban para el suministro público de agua al personal del Campamento García (pozos 11-14 y 11-17). Los pozos restantes se incluyeron en la lista como pozos fuera de uso. Por lo tanto, a pesar de que tal vez hayan existido 73 pozos, nadie consumía agua de la mayoría de ellos y, en consecuencia, no hubo exposición a ninguna contaminación presunta.

    La ATSDR centra nuestra evaluación de la salud pública en contaminación de pozos privados que distribuyen agua potable a los residentes de Vieques. En consecuencia, la discusión en la evaluación de la salud pública se centra en los pozos 3-4, 3-5, 3-7 y 10-2. De los cuatro pozos, se tomaron muestras del pozo 3-7 y sobre la base de los datos se trazaron conclusiones.

    Los pozos 3-4, 3-5 y 10-2 están ubicados en lecho de roca meteorizado al oeste de la ZMO. La única manera en que contaminación de la ZIC llega a esta zona de la isla es mediante el depósito aéreo, en lugar del flujo de aguas subterráneas. Se publicará una evaluación de la salud pública sobre la vía aérea específicamente ; no obstante, la ATSDR basó algunas de las conclusiones en esta evaluación de la salud pública en el principio básico que el depósito aéreo no sufrirá variaciones espaciales importantes en lugares 7 a 10 millas aproximadamente de la fuente (es decir, la cantidad de material que cae del aire se espera que será relativamente similar en la zona residencial).

    A fin de evaluar la probabilidad que los pozos 3-4, 3-5 y 10-2 estén siendo contaminados por las actividades en la ZIC, estudiamos otros pozos ubicados en el lecho de roca meteorizado. Nueve pozos de monitoreo, ubicados en el lecho de roca meteorizado a lo largo del límite occidental de la ZMO, se sometieron a pruebas para detectar la presencia de explosivos. Los pozos 2-3 y 3-7, ubicados también en el lecho de roca meteorizado, se examinaron para detectar la presencia de COV, COSV, sustancias inorgánicas, metales y explosivos. De todas estas sustancias químicas de las que se tomaron muestras en estos 11 pozos, solo se detectó nitrato más nitrito a nivel peligroso en el pozo 3-7.

    Dado que atribuimos los niveles de nitrato más nitrito en el pozo 3-7 a fuentes agrícolas locales en lugar de bombardeos en la ZIC (habida cuenta de las razones enumeradas en respuesta al comentario 27) no consideramos automáticamente que estos niveles sean los mismos en todos los pozos. Fuentes locales podrían contaminar presuntamente cualquier pozo. Por tanto, la ATSDR previamente recomendó que, cuando se utilizan pozos de agua potable de baja profundidad, el Departamento de Salud de Puerto Rico y la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico deben tomar muestras de los pozos a fin de garantizar que el agua es apta para el consumo.

Geología e hidrogeología

  1. Comentario: Se destacó que la evaluación de la salud pública declara que el acuífero Esperanza no es de alta calidad porque está contaminado con metales y total de sólidos disuelto. Si bien la evaluación de la salud pública atribuye este hecho a circunstancias de geografía natural, el comentario lo atribuye a las actividades de la Marina en Vieques.
  2. Respuesta: La ATSDR considera que los metales y el total de sólidos disueltos encontrados en las aguas subterráneas son atribuibles a la geología y la geografía natural de Vieques. La evaluación de las aguas subterráneas indica de manera concluyente que las aguas subterráneas en la ZIC no pueden transportarse hacia el oeste (cuesta ascendente y más allá de una barrera geológica) hacia zonas residenciales. Para la ATSDR y los usuarios de los pozos de agua potable es más importante que si bien se detectaron metales y total de sólidos disueltos en las aguas subterráneas, las concentraciones presentes no alcanzaron niveles de preocupación para la salud (con excepción del nitrato más nitrito en el pozo 3-7).

  3. Comentario: Se citó el hecho que la ATSDR omitió el tratamiento de un informe de CH2MHILL que presenta contaminación en la zona occidental de Vieques en la evaluación de la salud pública como dato contundente que el personal de la ATSDR no tiene la experiencia necesaria para evaluar de manera competente la salud pública en Vieques.
  4. Respuesta: La ATSDR examinó datos concluyentes de contaminación de aguas subterráneas en la zona anterior del NASD (Marina 2000). A pesar de que la información presentada para esa zona no caracteriza completamente el grado de esta contaminación, no existe en la actualidad ni existió en el pasado una vía presunta de exposición humana a esos contaminantes.

  5. Comentario: Se solicita a la ATSDR que incorpore a la evaluación de la salud pública comentarios sobre la manera en que el bombeo de pozos puede perturbar el flujo normal de aguas subterráneas. Se sugiere que el hecho que agua salina ha penetrado acuíferos de agua dulce altamente bombeados prueba que los pozos pueden modificar considerablemente el movimiento natural de aguas subterráneas. Además, se indica que es inadecuado estudiar simplemente los patrones de las aguas subterráneas que existen en la actualidad. Es necesario también estudiar los patrones de las aguas subterráneas que existieron anteriormente cuando prevalecía el bombeo de aguas subterráneas.
  6. Respuesta: El bombeo de aguas subterráneas de pozos no influye en el flujo de aguas subterráneas en la zona cercana al pozo. Un pozo de producción tiene un radio de influencia, dentro del cual los niveles de aguas subterráneas bajan debido al bombeo. El radio de influencia es una función del diseño, la operación del pozo y los parámetros de los acuíferos cercanos y puede oscilar entre unos cuantos pies y más de una milla. Lo que es más importante quizá, cuando pozos que bombean de un acuífero utilizan más agua que el agua recuperada por precipitaciones y otras fuentes, el nivel de todo el acuífero desciende.

    El hecho que se introduce agua salina en acuíferos de agua dulce altamente bombeados prueba la utilización del acuífero y es independiente de la dirección del flujo de las aguas subterráneas. Debido al bombeo excesivo, se reduce la carga hidráulica del agua dulce sobre el agua salina, permitiendo que la interfaz de agua dulce y agua salina se traslade hacia el continente (Torres-González 1989).

    La falta de datos integrales históricos sobre la elevación de aguas subterráneas torna especulativa la discusión sobre la dirección del flujo de las aguas subterráneas anterior, especialmente cuando se tiene en cuenta cuán importante es la porosidad secundaria (el agua contenida en fracturas y grietas del lecho de roca, que es difícil de modelar o caracterizar sin conjuntos de datos integrales) para el régimen de aguas subterráneas en Vieques. La manera más común de caracterizar el movimiento anterior de aguas subterráneas es mediante el modelaje numérico. USGS creó dicho modelo en 1989 (Torres-Gonzalez 1989). No obstante, solo pudieron crear un modelo de estado estable (es decir en relación con el conjunto de datos de 1989). Debido a la existencia de datos limitados se evitó la calibración de un modelo transitorio (es decir uno que extrapola los niveles de aguas subterráneas con el transcurso del tiempo) (Torres-González 1989).

    Más allá de la zona de influencia del pozo, no se alteran los patrones regionales del flujo de aguas subterráneas. De esta manera, la frecuencia y la historia del bombeo de los pozos públicos grandes ubicados en acuíferos aislados de las fuentes de contaminación no son factores que determinan vías anteriores de migración de contaminantes.

  7. Comentario: Se disputa la conclusión de la evaluación de la salud pública que una barrera geológica evita el movimiento de las aguas entre las aguas subterráneas cerca de la ZIC y las aguas subterráneas en el valle aluvial Esperanza. Se cita el estudio de CH2MHILL y Baker de 1999, el cual muestra que el agua se traslada al sudoeste (en lugar del sur) de la región considerada por la ATSDR como una barrera, con lo cual se contaminan presuntamente los pozos de Sun Bay al oeste de Puerto Ferro.
  8. Respuesta: El estudio de CH2MHILL y Baker muestra flujo de aguas subterráneas hacia el sur y el sudoeste originado en la sección sudoeste de la barrera de aguas subterráneas. El flujo de aguas subterráneas se muestra también en dirección nordeste y este de la sección nordeste de la barrera de aguas subterráneas. No obstante, la ZIC se encuentra más de seis millas al este de esta divisoria de aguas subterráneas. Como tal, las aguas subterráneas que se originan al este de la divisoria de aguas subterráneas no fluirán cuesta arriba al oeste y, por lo tanto, no pueden fluir hacia ninguno de los pozos al oeste de la divisoria (CH2MHILL y Baker 1999). Las aguas subterráneas en acuíferos no limitados no fluyen cuesta arriba.

  9. Comentario: Un comentario observa que nunca se retiran los residuos militares en la ZIC. En cambio, se sigue bombardean sobre ellos simplemente o se entierran, con lo cual se crea la posibilidad de contaminación de las aguas subterráneas.
  10. Respuesta: A pesar de toda fuente de contaminación, las aguas subterráneas en la ZIC se encuentran hidrogeológicamente aisladas de los acuíferos en la zona residencial de la isla y, por lo tanto, no pueden repercutir en la calidad de las aguas subterráneas en la zona residencial (consulte también la respuesta al comentario 51).

  11. Comentario: Se discute la adecuación del estudio hidrogeológico de CH2MHILL y Baker, por diferentes cuestiones:


    • CH2MHILL y Baker no justifican su elección del límite occidental de la zona de maniobras oriental como su foco de muestreo de las aguas subterráneas.


    Respuesta: CH2MHILL y Baker explican su elección del límite occidental de la ZMO como su foco del muestreo de aguas subterráneas en la sección 1.1 "Propósito y objetivos de las investigaciones en el terreno" y Sección 3.2.1 "Investigación de las aguas subterráneas - Justificación de la investigación" (CH2MHILL y Baker 1999). El propósito fue determinar si estaban presentes compuestos explosivos y si se trasladaban fuera del sitio desde fuentes de contaminación en el sitio. En otras palabras, se intentó determinar el flujo de la contaminación sobre el límite. Por lo tanto, necesitaron evaluar para detectar la presencia de contaminantes en el límite y determinar la dirección del flujo en el límite.

    • Se tomaron muestras del suelo solamente de las primeras seis pulgadas de suelo, muy por encima del nivel de cualquier acuífero. Solo se tomaron muestras de agua del fondo de los acuíferos, muy por debajo del nivel en el cual se manifestaría la contaminación. EN lugar de realizar tal muestreo limitado, CH2MHILL y Baker debieran haber muestredo sistemáticamente agua y suelo, a diferentes profundidades pero en un lugar geográfico único.


    Respuesta: De acuerdo con la sección 3.1.1 "Investigación de suelos - Justificación de la investigación", la meta de la investigación del suelo de superficie fue determinar si la escorrentía de agua de superficie y el transporte mediante la dispersión aérea transportaba contaminantes fuera del sitio (CH2MHILL y Baker 1999). La perforación de pozos de sondeo y la colección y la evaluación de muestras de suelo subterráneo no habrían satisfecho esta meta. Si el suelo de superficie no se ha contaminado, entonces el suelo subterráneo no puede haberse contaminado de una fuente de superficie.

    Los pozos instalados en el lecho de roca se perforaron hasta la profundidad a la cual se encontró el primer nivel de agua. Durante la construcción del pozo al menos tres de los pozos se bombearon hasta secarlos. Cuando las elevaciones de las aguas subterráneas en algunos de estos pozos se midieron más adelante, eran mucho más altas. No obstante, cuando se midieron seis de los pozos, la profundidad hasta el agua era entre 15 pies hasta el extremo superior de la pantalla del pozo. Las fuentes de agua para los pozos del lecho de roca eran fracturas y grietas en el lecho de roca. Dado que estos pozos se instalaron en una formación de tan bajo flujo, el agua en los pozos se originó en una fractura con agua. Como tal, las muestras no dejan de captar agua presuntamente contaminada a una elevación mayor. Por otra parte, dos de los pozos (NW-8 y RCRA-4) se diseñaron específicamente para permitir el muestreo del acuífero Esperanza, donde la elevación del agua subterránea en los dos pozos se midió a tres pies del borde de la pantalla (CH2MHILL y Baker 1999).

    • El muestreo del suelo se realizó en regiones donde no había escorrentía de lluvia. Se desconoce cómo los resultados de las zonas de escorrentía pueden ser diferentes de estos resultados.


    Respuesta: El muestreo del suelo se realizó cerca de drenajes de escorrentía del agua de superficie y pozos de monitoreo (CH2MHILL y Baker 1999). Estos lugares cubren dos inquietudes - la presencia de contaminantes en la escorrentía de agua de superficie y la conexión de filtración de agua de superficie a aguas subterráneas.

    • Los pozos operativos construidos por PRASA no habían estado en funcionamiento durante un período superior a las 48 horas antes de la evaluación por parte de CH2MHILL y Baker. Esta falta de operación previa significa que los resultados de la prueba no reflejan la calidad general de las aguas subterráneas que alimentan cada pozo sino la calidad de las aguas subterráneas que ha captado en proximidad inmediata al pozo.


    Respuesta: CH2MHILL y Baker no recabaron muestras de los pozos de PRASA (CH2MHILL y Baker 1999). Antes de recabar muestras de aguas subterráneas de sus pozos de monitoreo, CH2MHILL y Baker extrajeron en cada pozo al menos tres volúmenes de pozo (con excepción del pozo NW-1, el cual tenía capacidad baja, lo cual permitió que se purgara solo un volumen de pozo) para asegurarse que las muestras de agua recogidas eran representativas del agua de la formación, no agua estancada en el revestimiento del pozo.

    • CH2MHILL y Baker no ofrecen datos contundentes para garantizar a los residentes que se ha realizado una identificación integral de los diferentes acuíferos que pueden existir en Vieques.


    Respuesta: El enfoque de CH2MHILL y Baker de instalar pozos y evaluar a lo largo del límite de la ZMO aborda la cuestión de si la contaminación de las aguas subterráneas está migrando fuera del sitio de una fuente en el sitio. CH2MHILL y Baker no se propusieron identificar los diferentes acuíferos en Vieques. La meta de la investigación de CH2MHILL y Baker fue determinar si compuestos químicos en relación con los explosivos estaban migrando de la propiedad de la Marina fuera del sitio hacia los hogares y los pozos de los residentes de Vieques.

  12. Comentario: Se sostiene que debido a patrones topológicamente variables de precipitación de polvo, lluvias y permeabilidad del suelo, polvos contaminados podrían generar focos altamente localizados de contaminación química. El comentario sostiene que se trata de un problema especialmente serio porque hay muchos "microacuíferos" pequeños, discontinuos en Vieques. De esta manera, el comentario implica que la contaminación química de aguas subterráneas de Vieques puede ser tan heterogéneas que los datos existentes son inadecuados para respaldar afirmaciones generales sobre su seguridad.
  13. Respuesta: Si bien no se pueden descartar situaciones muy complejas completamente, el proceso de evaluación de la salud pública protege contra una gama amplia de amenazas potenciales con el empleo de toda la información disponible. Si información nueva comienza a estar disponible e identifica lugares de contaminación presunta de "microacuíferos", puede evaluarse el efecto de esa información en las conclusiones actuales de la evaluación de la salud pública. Por otra parte, la evaluación de la salud pública para la vía aérea abordará las vías presuntas en relación con polvos en la atmósfera.

Cese de los bombardeos

  1. Comentario: Se recomendó la suspensión de los ejercicios militares en Vieques a la espera de una evaluación completa y precisa de los efectos para la salud. Se recordó a la ATSDR que es mejor cometer errores por precaución que cometer errores por mediocridad e indiferencia.
  2. Respuesta: Durante visitas a Vieques y durante una evaluación integral de los aprovisionamientos de agua potable y la vía de aguas subterráneas, la ATSDR no encontró datos concluyentes de amenazas a la salud pública que ocasionen daño considerable a la salud pública y requieran un cese inmediato de las actividades de bombardeo. Si se hubiese identificado una situación gravemente tóxica, la ATSDR habría solicitado medidas, incluido un cese inmediato del bombardeo con el fin de proteger la salud pública. La ATSDR está evaluando en mayor profundidad otras vías presuntas de exposición (por ejemplo, el suelo y el aire) mediante evaluaciones específicas de la salud pública. Si se identifica una situación perjudicial en alguna de las vías, la ATSDR solicitará que se tomen los pasos necesarios para proteger la salud pública.

Cuestiones sobre datos anteriores

  1. Comentario: Se comentó que la ATSDR quiere abarcar demasiado cuando expresa que ha evaluado las repercusiones anteriores de las actividades de la Marina en la salud pública. De hecho, solo ha recabado datos sobre parte del período durante el cual la Marina ha estado en Vieques. Solo un estudio realizado en 1978 está disponible para representar las condiciones en Vieques con anterioridad a 1995. Se recuerda a la ATSDR que la Marina tomó control de propiedad de Vieques en 1941, se establecieron blancos en 1960 y ejercicios de entrenamiento de la Marina comenzaron en 1971. También se reitera a la ATSDR que el estudio de 1978 no encontró explosivos en un pozo de agua potable. Según sostiene el comentario, datos actuales son insuficientes para trazar conclusiones sobre el grado de las exposiciones anteriores. La evaluación actual de la salud pública no puede concluir de manera justificable que no ha habido exposiciones anteriores a compuestos explosivos en el agua potable.
  2. Respuesta: Con anterioridad a finales de 1970, el monitoreo ambiental fue escaso o inexistente, en gran parte debido a la falta de reglamentos federales, estatales o locales. Este problema no es exclusivo de Vieques, sino que se trata de una inquietud común en muchos sitios en todo el mundo. Uno de los retos a los que nos enfrentamos es evaluar los riesgos para la salud pública que pueden haber ocurrido en el pasado, habida cuenta de la ausencia de vigilancia adecuada del medio ambiente. En los casos en que no existen datos anteriores, examinamos datos ambientales disponibles y datos del devenir de contaminantes y trazamos presunciones sobre exposiciones anteriores con el empleo de nuestro mejor juicio profesional para trazar conclusiones sobre la probabilidad de exposición presunta a niveles perjudiciales de contaminantes.

    La ATSDR ha determinado en el documento que niveles muy bajos de trinitramina de ciclotrimetileno (RDX), metilo-2,4,6-trinitrofeniltramina (tetril), amoníaco, y nitrato más nitrito pueden haber estado presentes en muestras de agua potable tomadas por la Marina en 1978. La validez y la utilidad de los datos son inciertos habida cuenta de los números bajos de muestras tomadas y la descripción de la ubicación o los medios representados por las muestras. Independientemente de esta situación, las concentraciones de compuestos explosivos notificadas en el agua potable anteriormente se encontraron muy por debajo de los niveles considerados dañinos para la salud humana y toda exposición anterior potencial a estos compuestos no habría significado una amenaza para la salud pública. A pesar de que las actividades ocurrieron en la ZIC antes de 1978, el examen de la ATSDR de actividades anteriores no identificó indicadores de un mayor potencial de contaminación de las aguas subterráneas en ese momento.

Datos de 1978

  1. Comentario: Se puso de manifiesto una queja que la ATSDR solo presentó detalles sobre cuatro de las muestras tomadas en los Datos de Muestreo del Agua en el Centro de Armas de Superficie de la Marina (Hoffsommer y Glover 1978; Lai 1978), presuntamente sobre la base que solo estas cuatro muestras representan agua potable. Se determinó que la ATSDR debiera presentar todos los datos porque serán útiles para la caracterización de los efectos de las actividades en la ZIC en el medio ambiente.
  2. Respuesta: Independientemente de la presencia o el grado de contaminación detectada en las muestras ambientales del sitio, las exposiciones son solo posibles si las personas beben o, de otra manera, entran en contacto con las aguas subterráneas. Esa es la razón por la que siempre que fuera posible, la ATSDR utiliza datos recabados directamente de fuentes de agua potable, en lugar de datos de los cráteres de bombas o lagunas que no se utilizan para el aprovisionamiento de agua potable. Como se menciona en la evaluación de la salud pública, nadie utiliza aguas subterráneas extraídas bajo la ZIC o inmediatamente cerca de la misma. La ATSDR considera que los niveles de contaminantes detectados en las cuatro muestras de agua potable que se mencionan en la evaluación de la salud pública representan más precisamente el componente de agua suministrada y utilizada por los residentes de Vieques.

  3. Comentario: Dos comentarios afirmaron que el estudio de 1978 de la Marina determinó que las concentraciones de compuestos explosivos fabricados por el hombre (por ejemplo, RDX) presentes en fuentes de agua potable cerca de Isabel Segunda y Esperanza eran esencialmente iguales a las detectadas en charcos en la ZIC. Este hallazgo socava la tesis de la evaluación de la salud pública que la contaminación no puede migrar de la ZIC a la zona residencial de la isla. Se destaca que la magnitud total de estas concentraciones no es el tema de importancia. El tema de importancia es que estos datos suministran pruebas sobre mecanismos de transporte que vinculan la contaminación en la ZIC a contaminación en otros lugares de Vieques.
  4. Respuesta: El hallazgo de RDX en un tanque público de aprovisionamiento de agua potable no modifica nuestra conclusión que la contaminación no puede migrar por la vía de aguas subterráneas de la ZIC a la zona residencial. En primer término, el agua pública se suministra desde un río en la zona continental de Puerto Rico. En segundo lugar, una análisis minucioso de la hidrogeología y la topografía de Vieques muestra de manera concluyente que las aguas subterráneas en la ZIC no pueden trasladarse sobre la pendiente, más allá de la divisoria de las aguas subterráneas, y hacia los pozos residenciales en el oeste. Por tanto, el RDX detectado(2) en los tanques de Isabel Segunda y Esperanza no migró allí por la vía de las aguas subterráneas. La ATSDR aborda la cuestión de la contaminación desde la ZIC al sector residencial de Vieques por la atmósfera en otra evaluación específica de la salud pública.

    A diferencia de la opinión expresada por el individuo que la magnitud de la concentración no es el tema de importancia, la ATSDR afirma que la concentración de la sustancia química es un factor altamente importante en el proceso de evaluación de la salud pública. Estudiar la exposición por si misma no aborda la cuestion de si esa exposición resultará en efectos dañinos para la salud. El tipo y la gravedad de los efectos sanitarios que ocurren en una persona a partir del contacto con un contaminante dependen de la concentración de la exposición, la frecuencia y la duración de la exposición y la manera en que el contaminante se absorbe, distribuye, metaboliza y excreta.

  5. Comentario: Se consideró escandaloso que la ATSDR sugiriera que los niveles de nitrato mas nitrito en muestras de agua de cráteres de bombas podrían provenir de fuentes agrícolas. Se sugirió que a menos que la ATSDR suministre pruebas convincentes para una teoría contraria, se debe considerar la conclusión mas obvia que estos niveles son el resultado de explosivos.
  6. Respuesta: La ATSDR se disculpa por la falta de claridad en relación con este comentario. El párrafo se ha revisado en la evaluación de la salud pública para que determine de manera mas precisa el foco deseado en las muestras de agua potable. Si bien es posible que el nitrato mas nitrito que se detecta en el agua de un cráter en una campo de bombardeo indique una fuente de explosivos o compuestos residuales, el nitrato puede estar presente en el medio ambiente a partir de una variedad amplia de fuentes y mecanismos. Es verdad que el gas de NO2 es una emisión que resulta de la detonación de explosivos altamente concentrados. Es verdad también que el gas de NO2 es un componente importante de la atmósfera. El gas de NO2 en la atmsfera, independientemente de su fuente, puede convertirse por medio de procesos naturales en nitrato. Esta es solo una de muchas explicaciones disponibles para la presencia de nitrato en agua de lagunas. De esta manera, niveles medidos de nitrato (o nitrito) no pueden considerarse datos concluyentes de la presencia de explosivos o explosivo, especialmente en la zona residencial. El nitrato más nitrito tambien puede indicar otras fuentes de contaminación tal como fertilizantes utilizados en agricultura.

  7. Comentario: Se negó la aseveración de la evaluación de la salud pública que la únicas muestras de aguas subterráneas en el acuífero Esperanza disponibles para caracterizar la presunción de contaminación por explosivos son los pozos de la Marina que se muestrearon en 1999. Se sostuvo que los datos del acuífero Esperanza de los estudios de 1978 y 1999 de la EPA ofrecen datos de contaminacion por explosivos. En 1978, por ejemplo, se encontraron niveles bajos de RDX en el aprovisionamiento de aguas subterráneas de Esperanza y no se han realizado evaluaciones nuevas posteriores para confirmar o negar estos resultados.
  8. Respuesta: La muestra de agua tomada de Esperanza en 1978 provino de un tanque publico de aprovisionamiento de agua, en lugar del acuífero Esperanza (Hoffsommer y Glover 1978; Lai 1978); por tanto, esta muestra no puede suministrar pruebas de contaminación por explosivos en las aguas subterráneas. En 1999, la EPA tomó muestras para detectar la presencia de explosivos en pozos ubicados en el acuifero Esperanza, no obstante se determinó que los datos eran inutilizables (EPA 1999b). Esto no implica que hubo pruebas de contaminación por explosivos; no se puede llegar a conclusiones a partir de datos inutilizables. Hay tres pozos (un pozo anterior de aprovisionamiento en Campamento García y dos pozos de monitoreo) ubicados en el acuífero Esperanza que se han muestreado recientemente para determinar la presencia de residuos de explosivos y no han demostrado indicios de contaminación por explosivos (Baker 1999; CH2MHILL y Baker 1999).

Uranio empobrecido

  1. Comentario: Dos comentarios expresaron preocupación por la posibilidad de contaminación atmosférica a partir del uso de municiones de uranio empobrecido (UE) en la ZIC. Se mencionó la hipótesis que balas radiactivas en el suelo podrían pulverizarse y convertirse en polvo mediante explosiones posteriores. Se observó también que se generan vapores cuando una bala alcanza a su blanco.
  2. Respuesta: Como se explicó en la evaluación de la salud pública, dos aviones de la Marina de los Estados Unidos dispararon 263 rondas de municiones cargadas con proyectiles penetradores de uranio empobrecido en la ZIC en febrero de 1999. La Comisión Reguladora Nuclear (NRC) realizó una investigación ambiental en Vieques en junio de 2000 en respuesta a la preocupación de la comunidad que uranio empobrecido no podía transportarse de la ZIC a la zona residencial (NRC 2000a, 2000b). Los inspectores realizaron mediciones directas independientes de los niveles de radiación y recogieron y analizaron muestras ambientales dentro y fuera de la ZIC. La NRC concluyó que uranio empobrecido del disparo de penetradores con uranio empobrecido en el área de impacto vivo no se había esparcido al medio ambiente fuera de la ZIC. Por otra parte, la Marina se ha comprometido a recuperar todas las rondas de uranio empobrecido detectables de la ZIC y ha recuperado 116 unidades equivalentes hasta septiembre de 2001.

    La posibilidad de que parte del uranio empobrecido es volátil constituye una preocupación legítima. No obstante, el uranio empobrecido, al igual que el uranio, es extremadamente denso y se depositaría rápidamente en el suelo. Si el material migrara las 7,9 millas desde la ZIC a las zonas residenciales, la concentración prevista estaría muy por debajo de los niveles de uranio que se sabe producen efectos en la salud. Del mismo modo, si el uranio empobrecido que permanece en la zona de impacto fuera impactado por otras armas inertes, no se producirían vapores considerables de uranio empobrecido dado que no se genera calor excesivo. La cantidad de uranio empobrecido inyectado a la atmósfera por esos impactos también se depositaría rápidamente.

  3. Comentario: Se expresó disconformidad que el informe de la NRC sobre el uso de uranio empobrecido contenía errores y omisiones importantes:


    • Se solicitó a la NRC que justificara su decisión de limitar su muestreo a suelo a seis pulgadas o menos por debajo de la superficie. Se dijo que no existen razones para creer que no hay balas con uranio empobrecido enterradas a mayor profundidad en el suelo.


    Respuesta: Las personas pueden recibir una dosis de uranio empobrecido en el medio ambiente por medio de exposiciones internas y externas. Las exposiciones internas pueden ocurrir a partir de la inhalación de partículas, la ingestión directa de suelo, la ingestión de productos que contienen uranio emprobrecido del suelo y agua potable que contiene uranio empobrecido. La exposición externa es generalmente muy baja porque el uranio empobrecido es menos radioactivo que el uranio natural. La radiación del uranio empobrecido en el suelo por medio de muchas de las rutas internas y externas es importante solo para el uranio empobrecido cerca de la superficie; por lo tanto, cuando se abordan cuestiones sanitarias es pertinente medir el uranio empobrecido cerca de la superficie.

    Hay dos métodos en que el uranio empobrecido ingresa al cuerpo que pueden requerir conocimiento de uranio empobrecido por debajo de la superficie: 1) absorción de las plantas del uranio empobrecido por medio de las raíces y 2) uranio empobrecido en las aguas subterráneas. La absorción de uranio empobrecido por plantas es en parte explicado por la concentración en la superficie. Por otra parte, la NRC investigó la absorción de las plantas mediante la colección de muestras en plantas, con lo cual el muestreo del suelo más profundo no es necesario. El uranio empobrecido en las aguas subterráneas bajo la ZIC no es de preocupación sanitaria porque nadie bebe el agua subterránea debajo de dicha zona y las aguas subterráneas están aisladas hidrogeológicamente de la sección residencial de Vieques. Por tanto, la recolección de muestras de suelo de superficie es adecuada para abordar preocupaciones sanitarias.

    • Se lamentó sobre el método de muestreo de la NRC, el cual aparentemente incluía la agrupación de cinco muestras de 1 kilogramo de un área de muestreo única. Se sugirió que niveles actuales de radioactividad en una zona de muestreo pueden ser bastante heterogéneos y que agrupar muestras pueden dificultar la detección de áreas localizadas de radioactividad considerable.


    Respuesta: Las muestras de NRC intentaron caracterizar las distribuciones de concentración de uranio empobrecido y estimar la dosis de las concentraciones de uranio empobrecido. Las estimaciones de dosis se realizan a partir de concentraciones medias por área unitaria y la distribución de la concentración. El agrupamiento de las muestras para obtener la concentración media por área unitaria es un proceso aceptable y recomendado, según la pauta en el Manual de Estudios sobre Radiación e Investigación de Sitios de Organismos Múltiples (MARSSIM). La agrupación de muestras ofrece una estimación de la concentración media para muestras agrupadas, pero también permite estimar el límite superior para una muestra única. Si se considera que todo el uranio empobrecido provino de una muestra única entonces la concentración del límite superior para las muestras es 5 veces el promedio. La dosis se estima a partir de la contribución media del área representada por las muestras, de manera que la dosis estimada es la misma independientemente de la distribución del uranio empobrecido en el área.

    • Se sostuvo que el laboratorio contratado por la NRC para detectar uranio empobrecido utilizó los métodos analíticos equivocados. Se indicó que el laboratorio utilizó espectroscopía de alfa y gama cuando debiera haber utilizado una técnica conocida como ICP-MS.


    Respuesta: La mayoría de los laboratorios pueden detectar todos los isótopos de uranio hasta aproximadamente 0,02 pCi por muestra. Esto es generalmente suficiente para detectar U-235 en el nivel de tranfondo natural medio. No obstante, el uranio empobrecido tiene mucho menos U-235, de manera que la precisión de la detección de U-235 adicional sería deficiente. El interés se encuentra en concentraciones de uranio empobrecido mucho más altas que los niveles de trasfondo. En el uranio empobrecido, la actividad de U-234 es aproximadamente 10 veces más alta que la actividad de U-235. Por tanto, la espectrometría de alfa es un método inadecuado para medir el uranio empobrecido sobre la base de U-234 cuando U-235 no está bien detectado. ICP-MS puede utilizarse para diferenciar la variación en las masas de uranio. No obstante, dado que sabemos que se utilizó uranio empobrecido, la detección diferencial de los isótopos de uranio no es necesaria.

    • Se afirmó que el informe de la NRC no incluye una sección que describe la cadena de custodia o los procedimientos para el control de la calidad.


    Respuesta: La carta de presentación para la transmisión de datos de Dale Condra de ORISE dirigida a Jay Henson de la NRC (24 de agosto de 2000) comunica que se siguieron los procedimientos para el control de la calidad en los análisis. El control de la calidad de ORISE necesita la realización de la cadena de custodia. Habida cuenta que se completó el control de la calidad en ORISE, por inferencia se completó la documentación sobre la cadena de custodia. La persona interesada debiera solicitar la cadena de custodia y el control de calidad de la muestra a la NRC.

  4. Comentario: Un comentario negó que las observaciones hidrológicas en el informe de la NRC fueran adecuadas para respaldar las conclusiones que la ATSDR trazó a partir de ellas. Se afirmó que la NRC no presenta datos de muestreo para las aguas subterráneas o el agua potable - solo datos para sedimentos y aguas de superficie. Por otra parte, se indicó que ninguna de las muestras de sedimentos y aguas de superficie realizadas se llevaron a cabo en la ZIC misma.
  5. Respuesta: El informe de la NRC establece que uranio empobrecido no ha migrado a la zona residencial en la atmósfera (NRC 2000a, 2000b). Por otra parte, no se detectó uranio empobrecido en el medio ambiente, con excepción del suelo en torno al penetrador de uranio empobrecido. Esto no es sorprendente dado que la densidad del uranio empobrecido es tal que no se prevé su esparcimiento exagerado y por lo tanto se deposita cerca de su área de impacto. El uranio empobrecido en el suelo de la ZIC podría migrar a las aguas subterráneas de dicha zona. No obstante, las aguas subterráneas de la ZIC están aisladas de las aguas subterráneas en la zona residencial; por tanto, toda contaminación presunta con uranio empobrecido actual no podría afectar las aguas subterráneas o el agua potable en Vieques.

  6. Comentario: Se sugirió que la ATSDR ha sido crédula al aceptar que solo la contaminación con uranio empobrecido en la ZIC es la reconocida por la Marina como producida en 1999. Se manifestó desconcierto dado que la ATSDR no toma una posición más escéptica con respecto a la información suministrada por la Marina, al menos hasta obtener una verificación independiente. Se afirmó que la Marina suministró equívocamente todo un portador de aviones con municiones de uranio empobrecido y que la contaminación con uranio empobrecido puede por lo tanto ser mayor que lo admitido actualmente por la Marina. Por otra parte, el comentario sostuvo que los residentes de Vieques son capaces de distribuir esas perforaciones de balas que son realizadas por balas con uranio empobrecido y que los residentes comenzaron a encontrar estas perforaciones especiales de las balas en la ZIC con anterioridad a 1999. Se negó que las muestras se tomaron en todos los "campos de desobediencia civil" de la ZIC.
  7. Respuesta: La NRC posee autoridad regulatoria sobre el uso de uranio empobrecido en la ZIC. El incidente fue notificado a la NRC por la Marina y fue investigado por la NRC. La ATSDR examinó las evaluaciones realizadas por la NRC y considera que se utilizó la metodología y los análisis apropiados para el muestreo. Si se realizara un uso más amplio del uranio empobrecido, se hubieran descubierto pruebas mediante los trabajos de muestreo de la NRC.

Comentarios no técnicos

  1. Comentario: Dos personas opinaron que la evaluación de la salud pública está bien redactada y es informativa. Expresaron agradecimiento a la ATSDR por sus esfuerzos.
  2. Respuesta: Gracias por su reconocimiento.

  3. Comentario: Cinco comentarios menospreciaron la ATSDR y la evaluación de la salud pública por diferentes razones (no científica, sesgada, inadecuada, etc.). Se presentó una queja que la evaluación de la salud pública se realizó demasiado apresuradamente y no incluyó investigación original. Tres comentarios cuestionaron la capacidad de la ATSDR para realizar una investigación sin sesgo de la salud pública en Vieques. Dos comentarios expresaron que la ATSDR opera como una marioneta de la Marina.
  4. Respuesta: La ATSDR es un organismo de salud pública independiente en el Departamento de Salud y Servicios Sociales. Al evaluar los presuntos riesgos para la salud pública, la ATSDR examina minuciosamente datos ambientales disponibles. La ATSDR examina material pertinente de diferentes fuentes para la vía de exposición en cuestión. Para la evaluación de los aprovisionamientos de agua potable y aguas subterráneas, la ATSDR basó sus conclusiones y recomendaciones en datos disponibles sobre el medio ambiente e información sobre exposición provista por la Marina, la EPA, el Departamento de Salud de Puerto Rico y USGS. Para un tratamiento en mayor detalle de nuestro proceso, consulte el "Prólogo" de la evaluación de la salud pública. También puede consultar los documentos sobre Vieques citados en la sección "Referencias" de esta evaluación de la salud pública.

  5. Comentario: Se indicó preocupación sobre el hecho que la ATSDR podría estar llevando a cabo un estudio epidemiológico del riesgo de cáncer en Vieques. Se expresó temor que la ATSDR maneje inapropiadamente tal estudio.
  6. Respuesta: Desde el comienzo de la participación de la ATSDR en Vieques, muchas personas han expresado preocupaciones serias sobre cáncer, citando informes que las tasas de cáncer en la isla son significativamente más altas que en la zona continental de Puerto Rico. A fin de realizar un estudio epidemiológico fiable que explique la causa de una enfermedad o un grupo de enfermedades, es necesario identificar a un grupo claramente expuesto de personas y compararlo con un grupo no expuesto de características similares. La evaluación completa de las vías de exposición se encuentra actualmente en marcha. El diseño de tal estudio epidemiológico podría considerarse solo después de la identificación de las poblaciones expuestas.

    El Registro Central de Casos de Cáncer de Puerto Rico está siendo actualizado por el Departamento de Salud de Puerto Rico. Los datos para años más recientes no están completos aun. Las normas del Programa Nacional de Registro de Casos de Cáncer sugieren que los datos deben estar completos al menos 90% antes de que se publiquen estadísticas sobre casos nuevos y defunciones. Un equipo de científicos y médicos altamente calificados de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) está suministrando asistencia técnica al personal del Registro Central de Casos de Cáncer de Puerto Rico para ayudar a lograr normas nacionales.

  7. Comentario: Se mencionó que la ATSDR posee mala reputación entre los residentes de Vieques. Se dijo que la comunidad de Vieques ha rechazado las conclusiones de la ATSDR y se rehusó a participar en la reunión celebrada el 14 de marzo de 2001 por la ATSDR.
  8. Respuesta: Al comienzo, y como parte integral del proceso ininterrumpido de salud pública, la ATSDR procura propiciar un diálogo abierto con la comunidad sobre inquietudes sanitarias. La ATSDR ha visitado Vieques en muchas ocasiones y ha mantenido conversaciones útiles con pequeños grupos de residentes, líderes políticos, y prestadores de atención sanitaria. LA ATSDR tomó nota de las inquietudes sanitarias. A pesar de que la asistencia a la reunión del 14 de marzo de 2001 fue baja, la meta fue tener personal de la ATSDR disponible en persona para conversar con los residentes de Vieques sobre los resultados de la evaluación de las aguas subterráneas y el agua potable. Los residentes locales que tienen inquietudes en relación con el sitio o preguntas sobre las evaluaciones de la ATSDR aun tienen la oportunidad de hablar con el personal directamente y confidencialmente llamando al número gratuito del organismo, 1-888-42ATSDR.

  9. Comentario: Se presentaron dos quejas que muchos de los documentos sobre los cuales se basaron las conclusiones de la ATSDR no estuvieron disponibles para que los revisaran personas interesadas. Indicaron que la ATSDR se ha rehusado a suministrar estos documentos directamente y los ha enviado a la Marina en cambio. Las personas observaron que algunos de los documentos que buscan solo pueden obtenerse de la Marina por medio de un pedido en referencia con la Ley de Libertad de Información.
  10. Respuesta: Muchos de los documentos citados en la evaluación de la salud pública están disponibles al público en depósitos de documentos en Vieques. La Ley de Libertad de Información es un mecanismo apropiado para obtener documentos del organismo federal que fue el autor del documento.

  11. Comentario: Dos comentarios deploraron los efectos de las actividades de la Marina en la isla de Vieques. Por un lado, se observó que la zona de impacto del Cerro Matías parece un infierno. Otro comentario expresó que Vieques se encuentra en el centro de una crisis ambiental que requiere medidas inmediatas. Se insistió que la Marina debiera inmediatamente interrumpir el uso de la tierra en Vieques.
  12. Respuesta: Ciertamente las actividades en un campo de bombardeo repercutirán en el medio ambiente inmediato. La evaluación de las aguas subterráneas y el agua potable por parte de la ATSDR se centró en el impacto presunto en la salud humana. Parte de nuestro desafío es explicar que si bien existen contaminantes en el medio ambiente o puede modificarse el carácter del paisaje a partir de prácticas de bombardeo, las exposiciones son solo posibles si las personas entran en contacto con los contaminantes. A pesar de que la ZIC ha sido impactado ambientalemente por prácticas de blanco de bombardeos - la ATSDR no encontró pruebas en esta evaluación del agua potable que exposiciones humanas estén ocurriendo, o han ocurrido en el pasado, a niveles que constituyen motivo de preocupación para la salud.

  13. Comentario: Se expresó que no se prevé que la ATSDR encuentre pruebas que la Marina está ocasionando actualmente la contaminación en el medio ambiente. El comentario imaginó que la Marina está operando ahora en su "mejor comportamiento" en respuesta a las actividades de monitoreo actualmente en marcha.
  14. Respuesta: Condiciones mejoradas son en gran parte un resultado de la legislación ambiental que se ha sancionado a partir de finales de la década del setenta. Anteriormente, era escaso el monitoreo ambiental, cuando se realizaba, en gran parte debido a la ausencia de reglamentos federales y locales para el medio ambiente. Las leyes nuevas, encaminadas a proteger la tierra y la salud pública, ahora ofrecen pautas para identificar y eliminar las sustancias químicas y las sustancias peligrosas liberadas al medio ambiente.

  15. Comentario: Dos personas pronunciaron afirmaciones sociológicas sobre la isla de Vieques. Uno de estos comentarios opinó que el pueblo de Vieques, en general, ha sido ignorado por el gobierno de San Juan. Consideró la construcción de un suministro de agua por cañería desde el continente como una excepción a este patrón mayor de negligencia. El otro comentario no mostró sorpresa que el pueblo de Vieques sospeche sobre la evaluación de la salud pública porque ha sido un pueblo oprimido durante tanto tiempo y solo recientemente han encontrado su voz.
  16. Respuesta: Se toma nota de los comentarios.

  17. Comentario: Un comentario recibe con beneplácito los esfuerzos de la ATSDR para investigar vías de exposición adicionales, pero manifiesta dudas que algunas de estas vías se identificarán como presuntamente dañinas.
  18. Respuesta: Solo una evaluación integral de la exposición humana a la contaminación puede determinar de manera adecuada si otras vías son presuntamente dañinas. La ATSDR continuará identificando y evaluando vías de exposición al considerar la manera en que las personas pueden entrar en contacto con áreas de contaminación presunta, si la contaminación está presente y si el grado de contaminación es suficiente para afectar la salud de las personas.

  19. Comentario: Una persona opina que la evaluación de la salud pública no es interesante porque se centra en una vía de exposición - consumo de agua importada de Puerto Rico continental - y no prevé que constituya un riesgo importante para la salaud pública.
  20. Respuesta: La ATSDR tiene en cuenta que el agua del sistema pública de abastecimiento de agua se origina en Puerto Rico continental, es considerado por la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico y el Departamento de Salud de Puerto Rico según la Ley de Agua Potable Inocua de la EPA como apto para el consumo humano, y por lo tanto, no es probable que constituya un riesgo considerable para la salud humana. No obstante, esta evaluación de la salud humana no solo aborda el consumo de agua de Puerto Rico continental sino que también aborda el consumo de agua de pozos de aguas subterráneas públicos y privados en Vieques.


1 Cabe destacar que se determinó que solo los datos sobre residuos de explosivos eran inutilizables; los demás datos fueron aceptables.
2 Existe cierta incertidumbre que RDX y tetril se detectaron verdaderamente en las muestras. Los autores del estudio observan que "una identificación completamente positiva no fue posible debido a las concentraciones extremadamente bajas encontradas" (Hoffsommer y Glover 1978; Lai 1978). La ATSDR trata las limitaciones del estudio minuciosamente en el apéndice E de la evaluación de la salud pública.

Table of Contents



 
USA.gov: The U.S. Government's Official Web PortalDepartment of Health and Human Services
Centers for Disease Control and Prevention   1600 Clifton Road Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) TTY: (888) 232-6348 - Contact CDC–INFO

A-Z Index

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #